Fichajes Unicaja Baloncesto

Rubén Guerrero, primer fichaje del Unicaja 19/20

  • El pívot marbellí firma con el club de Los Guindos por dos temporadas después de acabar su etapa universitaria en la NCAA

  • Se incorpora inmediatamente a los entrenamientos y este martes pasará el reconocimiento médico

  • El club está a la espera del transfer del jugador, que podrá inscribir en la ACB cuando los papeles estén en regla

Rubén Guerrero, primer fichaje del Unicaja 19/20. Rubén Guerrero, primer fichaje del Unicaja 19/20.

Rubén Guerrero, primer fichaje del Unicaja 19/20. / unicaja b. photopress

El Unicaja ya tiene su primer fichaje para la temporada 2019/20. Se trata de Rubén Guerrero, de 2.13 metros y 23 años, que vuelve al club de Los Guindos tras acabar su etapa universitaria en la NCAA. El pívot marbellí firma por las dos próximas temporadas y se incorporará de forma inmediata a los entrenamientos con el primer equipo. El canterano realizará este martes el pertinente reconocimiento médico. La entidad está a la espera del transfer del jugador, que podrá ser inscrito en la ACB cuando todos los papeles estén en regla. 

Guerrero terminó recientemente su paso por Estados Unidos tras seis años al otro lado del Atlántico. Más de un lustro que distribuyó entre la Prep School de Sunrise Christian Academy y las universidades de South Florida y Samford. En el equipo de Alabama, por el que fichó hace dos veranos, mostró su mejor nivel el poste malagueño. Tuvo un año de sanción sin competir por el cambio de universidad y esta temporada sobresalió. 13.5 puntos, 8.5 rebotes y 2.2 tapones fueron sus números en 29 partidos para El Gigante, como cariñosamente le apodaban. 

El Unicaja hace efectivo el derecho de inscripción preferencial que tenía por el pívot, también por Francis Alonso, que tenía en caso de que Rubén regresase a España. En teoría viene a ocupar el lugar de Viny Okouo, que termina contrato este junio, de quinto interior para desde ahí ir escalando. Es significativa su incorporación tan temprana para un jugador que tiene que incorporarse a un contexto diferente y, sobre todo, de más exigencia. Él y el escolta, que tiene ahora un workout con los Charlotte Hornets, ya estaban citados para los entrenamientos de postemporada. Hay expectativas con el marbellí. Un pívot muy grande, con buenas manos y lectura para el pick and roll, con buenas facultades reboteadoras y que intimida cerca del aro por su envergadura. Su cambio físico desde su marcha a Estados Unidos es imponente, lo que le hará más fácil la adaptación. Esas características ya le hicieron entrar en la órbita de la selección española, cuando Sergio Scariolo lo citó para una concentración en Benahavís. 

Rubén Guerrero que hace unas semanas eligió a Romaior, que tiene a José Ortiz como hombre potente, como su agencia de representación, ahora da el salto al profesionalismo. Lo hace en el Unicaja, club en el que se formó antes de emprender la aventura americana. Su último curso en Málaga fue en el equipo de LEB Plata donde compartió vestuario con Alberto Díaz, con el que ahora se reencontrará. "Jugábamos juntos cuando éramos pequeños y ahora es una referencia en el Unicaja, me alegra ver cómo lo quiere la gente. Es un ejemplo a seguir", decía el pívot sobre el base en una entrevista con este medio hace unos meses. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios