Unicaja Baloncesto Francis Alonso y Rubén Guerrero, evaluación in situ

  • El Unicaja propone a los canteranos que se entrenen en Málaga en la postemporada para constar sus progresos

Francis Alonso y Rubén Guerrero, antes de un partido. Francis Alonso y Rubén Guerrero, antes de un partido.

Francis Alonso y Rubén Guerrero, antes de un partido.

Francis Alonso y Rubén Guerrero acaban su periplo universitario y están en la antesala de profesionalismo. Los malagueños ya han elegido agencia de representación, BDA Sports en el caso del exterior y Romaior en el caso del interior, para gestionar sus carreras. Con ambas tiene buen trato el Unicaja. Tras cinco y seis años en Estados Unidos, les toca decidir.

El Unicaja, como se ha venido relatando, ha completado todos los pasos para optar a sus derechos. Les presentó una oferta antes del principio de abril en los cánones económicos recogidos por el convenio entre ACB y ABP y ahora es cuestión de tomar decisiones. En España, el Unicaja tiene prioridad sobre sus derechos. Después de un periplo extenso fuera del baloncesto europeo será necesario un periodo de adaptación y hay que afinar. El club le ha propuesto a los jugadores, a los que Carlos Jiménez visitó en febrero en Estados Unidos y a los que se ha seguido con continuidad, que se ejerciten en Los Guindos en la postemporada para observar in situ su progresión.

Es algo que Francis Alonso y Rubén Guerrero han hecho puntualmente en veranos anteriores, pero en otro contexto. Pero hay que cuadrar agendas. Por ejemplo, Alonso se encuentra ahora mismo en Santa Bárbara (California). Allí está siguiendo un intensivo programa de entrenamiento al que concurren jugadores de la NBA para mejorar habilidades técnicas y físicas, en el continuo reciclaje que exige el baloncesto moderno y que en Estados Unidos se lleva a rajatabla. En el horizonte aparece el NBA Global Camp 2019, que se celebrará entre el 30 de mayo y el 2 de junio en Mónaco. Cambia su habitual ubicación en Treviso por la del Principado.

En Mónaco intervendrán las mejores promesas internacionales elegibles. El campamento incluirá partidos cinco contra cinco, ejercicios de tiro, y pruebas de fuerza y agilidad delante de representantes de los equipos NBA, además de sesiones de entrevistas con los equipos y evaluaciones médicas. Y es posible que allí esté Francis Alonso, está pendiente de confirmación. Y no es para nada descartable que juegue alguna liga de verano de la NBA. Aparecía como uno de los reclutamientos estrella de la promoción que sale de la universidad por parte de BDA, una de las agencias más poderosas en la NBA. Así que su paso por Málaga está en el aire.

En el caso de Rubén Guerrero, tiene previsto a lo largo de mayo regresar a casa, a Marbella. Hizo público hace días que escogía agencia de representación. El pívot, no obstante, no ha dejado de trabajar en este periodo. Su cuerpo y su juego ha cambiado bastante en estos seis años. Ha ganado anchura y musculación de manera evidente, pero se le ha especializado más como interior puro. En edad cadete o junior era frecuente verle jugar de cara y tirar de tres, algo que en Estados Unidos no ha hecho. Tanto Alonso como Guerrero han estado en órbita de selección, han sido citados en alguna ocasión en este periplo de muchas pruebas por Sergio Scariolo.

La posibilidad de completar un hueco en la próxima plantilla, firmar y salir cedidos, elegir otro destino diferente al Unicaja... Son varias opciones encima de la mesa que en los dos próximos meses se aclararán para dos jugadores malagueños que ya despertaban interés en su etapa de formación en Los Guindos, multiplicado con su papel en Estados Unidos. Hay un proceso de readaptación al baloncesto europeo pendiente y, por ello, se sopesará la mejor decisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios