Unicaja

Tim Abromaitis y su Copa de 2019 en Madrid

  • El estadounidense completó dos partidos sobresaliente con el Tenerife, uno de ellos ante el Unicaja, y rozó la final

Tim Abromaitis trata de anotar ante Chris Singleton. Tim Abromaitis trata de anotar ante Chris Singleton.

Tim Abromaitis trata de anotar ante Chris Singleton. / acb photo

El Unicaja es de los equipos presentes en Madrid que tiene a menos debutantes en la Copa del Rey. Francis Alonso, Nzosa, Pablo Sánchez y Ferrari, estando los dos últimos al fondo de la rotación. La mayoría conoce bien las particularidades del torneo y el grueso estuvo en el subcampeonato de la edición anterior. Carlos Suárez es el único que sabe lo que es levantar el trofeo. Uno de los que ni siquiera estuvo en Málaga'20 fue Tim Abromaitis, que disputó cuatro veces la competición con el ahora Lenovo Tenerife. En la de 2019 también en la capital de España, antes de embarcarse en la aventura rusa del Zenit, fue uno de los jugadores destacados. Eliminó al equipo malagueño y rozó la final. 

El estadounidense era un pilar básico para Txus Vidorreta, que fue al que más utilizó en esa Copa con 30 minutos en cada partido. Fue decisivo frente al Unicaja, donde los isleños completaron un partido excepcional. 12 puntos sin fallo en el tiro de campo (4/4 en tiros de dos y 1/1 en triples), cinco rebotes y tres asistencias para 18 de valoración. Su impacto en pista, el más alto de su equipo, fue de +10. Pero subió el listón frente al Barça en una semifinal con mucha polémica arbitral, como el partido por el título. 24 puntos (4/6 en tiros de dos y 3/3 en triples) y tres rebotes para 28 de valoración. Se marchó de Madrid sin fallar un lanzamiento de tres. Está dentro de un grupo de elegidos que en un encuentro en el torneo superaron los 20 puntos y 20 de valoración. Es el único de la plantilla que dirige Fotis Katsikaris. 

Abromaitis es uno de los que debe dar un paso adelante en la Copa. No tiene malos números entre ACB y Eurocup con 9.1 puntos y 4 rebotes por choque en 21 minutos, pero se le pide más impacto a un jugador de su talla. Venía con caché Euroliga para dar un salto cualitativo que sólo dio en algunos tramos. Bien es cierto que su regularidad es alta, siempre ofrece un rendimiento óptimo. Mejoró con la llegada del entrenador griego, incluso tuvo un duelo con 26 puntos. Se valora esa versión competitiva, aunque se le demanda más protagonismo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios