Unicaja

De vuelta, Zan Tabak

  • El ex cajista regresa al Carpena de la mano del Hereda San Pablo Burgos, del que se puso a los mandos este verano tras un buen trabajo en Polonia con el Zielona Gora

Zan Tabak, en un partido de esta temporada.

Zan Tabak, en un partido de esta temporada. / acb photo

Está de vuelta en la ACB Zan Tabak, ahora al mando de la nave del Hereda San Pablo Burgos. Antes había dirigido en la ACB al Baskonia, al Fuenlabrada y al Betis, con varias experiencias más como ayudante. Una tarea complicada y un reto exigente en la ciudad castellana en un club donde hubo varios cambios este verano. Salieron varios jugadores importantes en el exitoso proyecto que venía de años atrás y es tiempo de conjunción.

A los burgaleses le está costando en este primer tercio de campaña. Más en la Liga Endesa, aunque comparten balance con el Unicaja. En la Basketball Champions League lideran su grupo en otro año donde defienden el título. Y ahí está el técnico croata, con el desafío de coger el reto de Joan Peñarroya. Málaga fue un lugar importante en la carrera del de Split. La ciudad donde cerró su etapa como jugador, con un título para poner el broche. La Copa del Rey de 2005 en una temporada donde jugó 13 partidos de enero a marzo. Ganó 12. Una lesión suya supuso la eclosión de Fran Vázquez. Una guinda a un curriculum de mucho calibre. Tricampeón de Europa con la mítica Jugoplastika, campeón de la NBA con los Rockets de Houston, subcampeón olímpico con Croacia...

Ahora es el momento de ver cómo evoluciona su camino como técnico. Cogió buques como el Maccabi Tel Aviv y el Baskonia y la sensación es que le llegaron pronto. Volvió a hacerse un nombre en Polonia con el Zielona Gora y Burgos es una buena prueba del algodón. Tabak, como jugador, bebió de grandes fuentes. La sucesión de entrenadores es del calado de Bozidar Maljkovic, Mike D’Antoni, Rudy Tomjanovich, Rick Pitino, Larry Bird, Sergio Scariolo y Manel Comas. Luego estuvo en el cuerpo técnico de Joan Plaza o Pablo Laso.

“Un club que tiene la misma ambición que yo para seguir creciendo. Los retos me encantan y este es importante y grande, el de continuar haciéndolo bien. Además, tengo confianza en que el club y yo podemos hacerlo y seguir adelante con la misma trayectoria que ha tenido en los últimos seis años”, decía el croata en su presentación, en palabras que representan bien lo que tiene por delante: “Desde la tele, me encantaba ver este pabellón lleno de gente. El baloncesto es un estilo de vida y me apasiona. Cuando veo una ciudad y una afición que vive así el club, para mí esto es lo máximo”.

Este sábado vuelve al Carpena otra vez, donde ya estuvo como técnico. Un lugar que conoce y donde estuvo viviendo un tiempo en el pasado. Un pabellón conocido (curiosamente él aparece en una de las fotos que hay en la sala de prensa) para un partido donde hay mucha necesidad en los dos equipos. Sobre todo, en el Unicaja, en plena carrera por la Copa del Rey y con varios pasos perdidos. En frente estará el gigante Zan Tabak, uno de los héroes del título de 2005. Un nombre grabado con letras de oro en la historia cajista.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios