Regreso a la normalidad

Volver a las playas de Málaga: retorno al paraíso

  • El que espera, a veces no desespera

  • El premio, aunque sea con 'peros', está cada día más cerca

  • Aquí un listado de las playas a las que volveremos sí o sí cuando las circunstancias nos lo permitan

Varias personas caminan por la playa, en Málaga. Varias personas caminan por la playa, en Málaga.

Varias personas caminan por la playa, en Málaga. / Javier Albiñana

Si algo caracteriza a los malagueños es que cualquier rayo de sol les conduce a la playa. Son, literalmente, polillas atraídas por la luz. Ya puede ser pleno diciembre: si brilla el astro rey es suficiente para pasear por su bendito litoral. Prueba de ello es esta desescalada descafeinada en la que han dejado castigada mirando a la pared a toda la provincia de Málaga: la costa no se libra de la llegada de miles de prisioneros de la Covid-19 deseosos de reencontrarse con el mar donde se generó la vida sin importar que la playa no esté dentro de su rango de movilidad permitido.

Después de este arranque donde tratamos de justificar (y entender) por qué hay quien no respeta la tan necesaria distancia sanitaria de seguridad, hay que recordar que cuando regresemos a las playas tendremos que hacerlo con una ciertas medidas de precaución: llega un verano, que será el de nuestro descontento, que traerá playas por turnos, parceladas o bajo reserva. El sueño hecho realidad para todos aquellos que no entendemos por qué hay gente que se te tiene que pegar en la playa, hasta casi subirse a nuestra toalla, cuando hay sitio de sobra. El que no se consuela es porque no quiere…

En fin, para ir abriendo boca, ¿qué mejor que hacer un listado de las playas a las que volveremos sí o sí cuando las circunstancias nos lo permitan? Puede que sea en la Fase 34, tal y como avanza esta improvisada desescalada, pero está bien fantasear con regresar a esa calita en la que nos robaron un beso recién cumplidos los 15 años. Regresar al paraíso aunque sea de manera ordenada por una Inteligencia Artificial que llamaremos Beachnet, o separados por cuadrículas a lo 'Hundir la flota'.

Playa de Sabinillas, Manilva

La de Sabinillas es, al mismo tiempo, la primera y la última playa de Manilva. La de Sabinillas es, al mismo tiempo, la primera y la última playa de Manilva.

La de Sabinillas es, al mismo tiempo, la primera y la última playa de Manilva.

Empezamos por la playa de Sabinillas en el litoral de Manilva más occidental de la provincia de Málaga. Y, además, por la playa más oriental del municipio, la que hace frontera con el litoral de Casares.

Ubicada en el núcleo de San Luis de Sabinillas, su gran extensión alcanza hasta el río Manilva. La desembocadura de éste marca el inicio de la cala alrededor de la cual se han levantado apartamentos que constituyen un auténtico barrio turístico.

Es por ello que su nivel de ocupación es elevado, aunque esto le provee de numerosos servicios y comodidades que hacen de esta playa una visita perfecta para todos aquellos visitantes que quieran disfrutar de una playa urbana de fácil acceso, pero alejada de los grandes núcleos poblacionales de la Costa del Sol.

Aunque este verano, sin dudas, estará menos ocupada que nunca.

Playa de la Sal, Casares

La Torre de la Sal de Casares guarda su litoral. La Torre de la Sal de Casares guarda su litoral.

La Torre de la Sal de Casares guarda su litoral.

Playa la Sal de Casares es un suspiro de arena de tan sólo 20 metros que se sitúa entre la Torre de la Sal y el límite marcado por el acantilado que también hace de límite a playa Chica.

A playa la Sal se puede acceder desde el paseo de la urbanización Perla de la Bahía y comunica con todo el litoral de Casares al completo.

En esta costa encontramos una edificación que le da nombre a la cala: Torre de la Sal.

Dicha torre se conoce desde el siglo XVI y se cree que es una obra nazarí que constituía parte del sistema de torres de vigilancia del litoral andaluz.

Más adelante en el tiempo, en sus inmediaciones se construirían unas salinas y la torre se emplearía para almacenar la sal, procediendo su nombre de este uso.

Playa de la Rada, Estepona

Playa de la Rada vista desde el este. Playa de la Rada vista desde el este.

Playa de la Rada vista desde el este.

La playa de la Rada es la más emblemática de Estepona, distinguida en varias ocasiones por sus condiciones higiénicas, sanitarias y medioambientales.

Playa de la Rada cuenta con todo tipo de servicios y posee un excepcional dispositivo de vigilancia para la seguridad de los bañistas, algo que comparte con toda la costa esteponera.

Una de sus grandes ventajas es que se encuentra a un paso de las principales calles de Estepona, resultando muy cómoda para todos aquellos visitantes que quieren combinar un día de playa con una visita turística al centro de la localidad.

Es por ello que sus más de dos kilómetros y medio de arena fina y gris tienen una ocupación elevada.

Además, como hemos dicho, cuenta con numerosos servicios (aseos, acceso para personas con movilidad reducida, duchas, aparcamientos, pasarelas, chiringuitos, posibilidad de practicar deportes náuticos...) y, a todo lo largo de su longitud, en paralelo se extiende el paseo marítimo, donde se realizan todo tipo de actividades en los meses veraniegos. Bueno, se realizaban todo tipo de actividades...

Playa de El Cable, Marbella

La del Cable no es una playa excesivamente grande, pero este año va a tener espacio de sobra. La del Cable no es una playa excesivamente grande, pero este año va a tener espacio de sobra.

La del Cable no es una playa excesivamente grande, pero este año va a tener espacio de sobra.

La playa de El Cable, al parecer una de las playas favoritas de los marbelleros, se encuentra a la entrada del municipio, en el área comprendida entre el puerto pesquero y la desembocadura del Río Real.

La playa del Cable debe su nombre al cable que la cruzaba para transportar minerales desde las canteras de Sierra Blanca hasta los cargueros que los esperaban en el mar. Éste es uno de los pocos vestigios que nos recuerdan la historia minera y siderúrgica de Marbella y su costa.

No es una playa excesivamente grande -posee menos de mil metros de longitud y unos 40 metros de anchura media-, pero durante el periodo estival organiza multitud de actividades, como torneos de voley playa, concursos de castillos de arena, etc., lo que la hace muy entretenida.

Playa del Charcón, Mijas

En la playa del Charcón desembarcó con su pie izquierdo el general Torrijos. En la playa del Charcón desembarcó con su pie izquierdo el general Torrijos.

En la playa del Charcón desembarcó con su pie izquierdo el general Torrijos.

La playa del Charcón vivió su momento de gloria cuando fue testigo de cómo el general Torrijos desembarcó con su pie izquierdo. Desde entonces, ha visto pasear a innumerables turistas con mayor o menor grado de relevancia histórica gracias a su tranquilidad y sus aguas transparentes y es una de las zonas de la costa de Mijas más privilegiadas.

De servicios modestos, la playa del Charcón está indicada para pasar un día tranquilo sin mayores sobresaltos. A no ser que algún otro libertador decida arribar en ella mientras estás tumbado en la arena.

Playa de San Francisco, Fuengirola

La playa de San Francisco o de Fuengirola es muy céntrica y, por tanto, muy concurrida. La playa de San Francisco o de Fuengirola es muy céntrica y, por tanto, muy concurrida.

La playa de San Francisco o de Fuengirola es muy céntrica y, por tanto, muy concurrida.

Encontramos la playa de San Francisco en la costa fuengiroleña manteniendo fijo nuestro rumbo hacia el este tras pasar el puerto deportivo de la localidad.

Entre el puerto y la playa de Los Boliches, la playa de San Francisco tiene unos 350 metros de longitud y unos 20 metros de anchura media y es también accesible desde el paseo marítimo. Es una playa de arena fina y dorada, con un nivel alto de ocupación, aguas tranquilas y con los servicios propios de las playas urbanas, es decir, todos.

Es, sin duda, una playa familiar, recomendada dentro del completo abanico de opciones que nos ofrece Fuengirola: entre la playa de San Francisco y la playa de Santa Amalia se suman nueve chiringuitos. En cuanto a los bares que existen a lo largo del paseo marítimo digamos que aún no ha nacido el hooligan que se los conozca todos.

Playa de la Viborilla, Benalmádena

La boca de La Viborilla. La boca de La Viborilla.

La boca de La Viborilla.

En la playa de la Viborilla encontramos pequeñas calas de las que podríamos pensar que están hechas a propósito para los amantes del buceo, dada la gran variedad de especies marinas y de vegetación presentes en sus fondos.

Esta playa, de calas tan íntimas como tranquilas y de poco tránsito turístico, son ideales para aquellos que quieren relajarse disfrutando de la naturaleza en estado casi puro dentro de la costa de Benalmádena.

La playa de la Viborilla posee una extensión de medio kilómetro de longitud y unos 40 metros de anchura media. En ciertas guías aseguran que en algunas de sus zonas se puede practicar el nudismo, pero en la web oficial de la localidad se especifica que no es una playa donde podamos exhibir nuestro traje de nacimiento.

Completan las comodidades de esta playa toda clase de servicios a disposición del bañista, que incluyen accesos para personas con movilidad reducida y una parada de autobús cercana para quien quiera ahorrarse buscar aparcamiento y apueste por los servicios públicos de transporte.

Playa de los Álamos, Torremolinos

No hay cálculo posible del número exacto de personas a las que les ha sorprendido el amanecer bailando en Los Álamos. No hay cálculo posible del número exacto de personas a las que les ha sorprendido el amanecer bailando en Los Álamos.

No hay cálculo posible del número exacto de personas a las que les ha sorprendido el amanecer bailando en Los Álamos.

Ir por la noche a la playa de los Álamos para bailar house en alguno de sus locales nocturnos es una de esas cosas que hay que hacer, aunque sea una vez en la vida y con el fin de sentirnos renacer al salir de la discoteca.

Ubicada entre Playamar (o Costa Lago) y el límite con el municipio de Málaga, siendo la playa más oriental de la localidad, Los Álamos es posiblemente una de las zonas del litoral de Torremolinos de mayor animación gracias a su enorme oferta de pubs chill out y de ocio nocturno.

De ambiente juvenil, arena fina y dorada y oleaje moderado, Los Álamos tiene una extensión de kilómetro y medio y 60 metros de anchura. Playa semiurbana de amplios espacios y modernos chiringuitos y beach clubs, es ideal para practicar deportes acuáticos como el kitesurf, el windsurf, montar motos de agua...

De fácil acceso, se puede llegar andando, en autobús o en el tren de Cercanías, con paradas en las estaciones de La Colina y Los Álamos, y cuenta con bastantes zonas de aparcamiento.

En algunas guías afirman que Los Álamos tiene una zona nudista, pero no parece que sea así: más bien la que sí admite a usuarios naturistas es su vecina malagueña, la playa de Guadalmar, con la que limita por el este y a la que podemos acceder fácilmente paseando por la arena, siempre y cuando dejemos el bañador y la vergüenza por el camino.

Playa del Palo, Málaga capital

Nos atrevemos a decir que El Palo es mucho más cosmopolita que Barcelona. Nos atrevemos a decir que El Palo es mucho más cosmopolita que Barcelona.

Nos atrevemos a decir que El Palo es mucho más cosmopolita que Barcelona. / Javier Albiñana

Comer pescaíto frito es casi obligado en Málaga. En cualquier rincón de Málaga te pueden servir un buen plato de fritura malagueña, no por nada es una de las especialidades gastronómicas de la ciudad, pero es en la playa del Palo donde este manjar encuentra su apoteosis. Pero ¿y este año? Ay, no sabemos si este año podremos hacerlo.

Y es que la vocación marinera de este núcleo sigue estando vigente hoy en día, con la presencia en sus playas de las embarcaciones con las que los pescadores siguen faenando en sus aguas.

Situado entre Pedregalejo y el arroyo Gálica, en el litoral malagueño, las playas del Palo tienen una longitud de algo más de un kilómetro y una anchura de 25 metros, y suelen estar concurridas tanto por nativos como por visitantes que llegan para disfrutar de su arena oscura y sus chiringuitos.

Existen varias teorías y leyendas sobre el origen de su nombre. Según el historiador Víctor Heredia, en el camino que conduce hacia Vélez-Málaga, existió un "ventorrillo de El Palo" que podría ser el germen del núcleo poblacional que dio lugar a esta barriada.

Debemos destacar que esta playa, que cuenta con todo tipo de servicios, acoge la festividad de la Virgen del Carmen, muy importante en la zona, cada día 16 de julio y que esperamos de corazón que este año se pueda seguir celebrando.

Playa de Torre de Benagalbón, Rincón de la Victoria

Ninguna de las playas de Rincón de la Victoria está catalogada como nudista. Ninguna de las playas de Rincón de la Victoria está catalogada como nudista.

Ninguna de las playas de Rincón de la Victoria está catalogada como nudista. / Marilú Báez

Seguimos rumbo hacia el sol naciente y llegamos a la playa de Torre de Benagalbón, una extensa cala que se encuentra entre la cala de Rincón de la Victoria y la playa de los Rubios.

Esta playa cuenta con una extensión de algo más de un kilómetro de largo y unos 30 metros de anchura media. Compuesta por arena oscura y unas aguas por regla general en calma que permiten disfrutar de un baño tranquilo, es visitada principalmente por los vecinos de la zona que acceden con facilidad a pie o en autobús urbano.

Aunque, cada vez más, también por visitantes que escogen las playas de Rincón para pasar sus vacaciones de verano en un ambiente relajado. De hecho, muchos de ellos no desaprovecharan la oportunidad para jugar al golf en el señero campo de Añoreta.

La playa recibe su nombre de una torre almenara que podemos contemplar en mitad de su litoral. En Rincón de la Victoria existen varias torres vigías de este tipo, entre las que destacan esta Torre de Benagalbón y la Torre del Cantal. Estas construcciones fueron erigidas durante el siglo XIV en el reinado de Yusuf I, fundador de numerosas fortificaciones en toda la costa andaluza.

Playa de Mezquitilla, Vélez-Málaga

La playa de la Mezquitilla es una cala tranquila y cuidada. / DAVID CÍVICO La playa de la Mezquitilla es una cala tranquila y cuidada. / DAVID CÍVICO

La playa de la Mezquitilla es una cala tranquila y cuidada. / DAVID CÍVICO

Porque la siguiente playa es la playa de Vélez-Málaga, la Mezquitilla. Separada del resto de la localidad por el municipio de Algarrobo, en una de esas extrañas bromas que nos juegan los mapas políticos, la cala de Mezquitilla tiene en la figura de nuestra compañera Cristina Fernández su mayor fan y su mejor embajadora.

Compuesta por un único tramo, el de Mezquitilla, esta coqueta cala fundamentalmente de grava y con un olaje moderado, mide algo más de un kilómetro y tiene una anchura que alcanza unos escasos cinco metros, por lo que es mejor que la subida de la marea no nos sorprenda echando una siesta en ella.

Ubicada en una zona semiurbana sin paseo marítimo, en temporada alta podemos encontrar, sin embargo, servicios de alquiler de hamacas y sombrillas.

Playa de Algarrobo, Algarrobo

Algarrobo también posee una parte de la playa de Mezquitilla. / DAVID CÍVICO Algarrobo también posee una parte de la playa de Mezquitilla. / DAVID CÍVICO

Algarrobo también posee una parte de la playa de Mezquitilla. / DAVID CÍVICO

Esta calita con solera la encontramos entre las playas de Mezquitilla y de Caleta de Vélez. Es la única playa de Algarrobo. Si bien es cierto que ésta es una modesta lengua de arena de 800 metros de largo y unos 20 metros de anchura media, poder decir que se tiene playa es un orgullo y un fuerte atractivo turístico.

En cualquier caso, si es cierto lo que dicen y el tamaño no importa, el litoral algarrobeño es una gran playa repleta de servicios con un arenal coqueto en el que se entremezclan arena oscura y grava.

Un cuidado paseo marítimo, duchas y aseos públicos, alquiler de tumbonas, hamacas y sombrillas, fáciles accesos tanto en coche como en transporte público, aparcamiento, restaurantes y chiringuitos, equipos de socorrismo y limpieza... Una playa brava cuya calidad no deja lugar a dudas: por algo el pasado año 2019 se alzó con uno de los distintivos más prestigiosos: la Bandera Azul que sólo ondea sobre las calas mejor cuidadas.

Además, a la playa de Algarrobo, que al ser una playa urbana y de calidad tiene por norma general una ocupación elevada, se le une un pedacito de la playa de Mezquitilla que comparte con su vecina veleña. De hecho, ambas calas están separas por el río Algarrobo que hace de frontera natural.

Playa de Mazagarrobo, Torrox

Mazagarrobo es el prólogo de los Acantilados de Maro. Mazagarrobo es el prólogo de los Acantilados de Maro.

Mazagarrobo es el prólogo de los Acantilados de Maro.

La playa de Mazagarrobo -conocida también como Tajo de la Virgen- no suele tener una excesiva afluencia de público y cuenta con servicios limitados. Por suerte, la cercanía con Torrox asegura que cualquier necesidad imperiosa de servicios, restauración u ocio que nos pueda surgir de manera imprevista sea fácilmente resuelta.

Dentro de la costa de Torrox, la playa de Mazagarrobo, a pesar de encontrarse escondida y tener una baja afluencia de público, posee un acceso sencillo. Pequeña cala de anchura y longitud muy variable, sometida continuamente a corrientes y oleaje, en la temporada de baño mantiene, sin embargo, una longitud media cercana a los cien metros y una anchura entre los 10 y 20 metros.

De hecho, esta playa se divide en dos zonas: por un lado el arenal propiamente dicho y, por otro, una serie de acantilados pequeños que son como una muestra en miniatura de los Acantilados de Maro, que encontramos más al este, en Nerja.

Esta zona es ideal para relajarse, pasar un día en pareja, o con los niños, o ir a bucear -dejando a tu pareja con los niños- en plena Axarquía.

Playa del Pino, Nerja

La cala del Pino es pequeña, pero merece la pena llegar a ella. La cala del Pino es pequeña, pero merece la pena llegar a ella.

La cala del Pino es pequeña, pero merece la pena llegar a ella.

La cala o playa del Pino es una playa íntima con aguas cristalinas formada por dos calas arenosas de medianas proporciones situadas entre la playa de las Alberquillas y la Torre del Pino, en la costa de Nerja. Aunque separadas por rocas desprendidas, se puede pasar tranquilamente de una a la otra.

Como la mayoría de playas de Nerja, se trata de una zona protegida por la vegetación existente en sus alrededores. Ofrece aguas completamente limpias y cristalinas en las que realizar snorkel o buceo.

Ésta es también una cala de difícil acceso al encontrarse en un accidentado paisaje de pinos y chumberas en la que suele practicarse el nudismo, especialmente en los alrededores de la formación rocosa que separa las dos secciones costeras, pero siempre con cuidado de no acercarnos desnudos a los chumbos.

Uno de los inconvenientes de este enclave es el acceso, ya que debe realizarse a pie y los caminos son bastante empinados, algo a tener en cuenta cuando se viaja con niños o excesivamente cargados.

Algo que, sin duda, no nos importará demasiado el día que por fin se nos dé permiso para retornar al Edén.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios