Entrevista al vicepresidente de Asociación Avícola Andaluza

Federico Álvarez Martínez: “La producción europea de huevos es la más exigente del mundo”

  • Señala que los productores cumplen más de 70 normas para poner un huevo en el mercado. Destaca que las granjas están en un nuevo proceso de renovación

Federico Álvarez Martínez. Federico Álvarez Martínez.

Federico Álvarez Martínez.

El sector de las gallinas de puesta se enfrenta a cuestiones como la extensión de norma, la clasificación de las granjas o la sanidad animal. A todos estos temas responde el vicepresidente de la Asociación Avícola Andaluza, administrador de Inprovo y administrador de Alvarez Camacho, referente de las producción de huevos en Andalucía.

–La Asamblea General de Inprovo ha aprobado una extensión de normas ¿por qué ahora?

–La extensión de normas es una herramienta prevista principalmente para acciones de comunicación del huevo como alimento, en España o en el exterior, y para promover la imagen y la reputación del sector. Para aprobarla es necesario contar con una mayoría de operadores del sector organizados en las asociaciones que forman Inprovo y con un acuerdo para apoyar objetivos comunes y ahora se han dado esas circunstancias.

–¿Cuándo se van a poner en marcha las campañas de información que creen tan necesarias?

–La extensión de norma se ha solicitado formalmente al Ministerio de Agricultura en abril, y su tramitación puede prolongarse varios meses. Así que, aunque queremos ponerla en marcha cuanto antes, aunque tenemos que esperar a la publicación de la Orden Ministerial que la aprueba.

–¿Hay cierta confusión entre los consumidores sobre el bienestar animal de las gallinas de puesta? ¿Cuál es la realidad?

–La realidad es que el modelo europeo de producción de huevos es el más exigente del mundo y por ello a los productores comunitarios les cuesta un 16% más producir huevos en el sistema en jaulas acondicionadas, el más barato, que a los de países competidores como Estados Unidos, Argentina, Ucrania o India. Sobre todo por las reglas sobre bienestar de las gallinas en la UE. Los consumidores deben saber que cualquiera de los sistemas aprobados para la producción de huevos en la UE, jaula acondicionada, suelo, campero o ecológico, garantiza la sanidad y el bienestar de las gallinas. Y para que pueda elegir entre los cuatro el que mejor se adapte a sus preferencias, es obligatorio indicarlo en el envase y cada huevo lleva marcado el código de la granja de producción y el sistema. Esa es una garantía adicional para el consumidor y una responsabilidad para el productor: se obliga a hacer las cosas bien, porque se firma cada huevo que pone en el mercado. Nuestras normas son de referencia para países terceros y hay buenos profesionales en el sector en España, así que podemos decirle al consumidor que no debe preocuparse por el bienestar de las gallinas, porque de eso ya se ocupa el productor.

"El consumidor no debe preocuparse por el bienestar de las gallinas porque de eso ya se ocupa el productor”

–Dicen que la normativa europea es muy exigente ¿en qué?

–Los productores cumplen más de setenta normas para poner un huevo en el mercado: sobre ubicación y diseño de la granja, alimentación de las gallinas, prevención y control sanitario, bienestar animal, protección ambiental, higiene en la clasificación, reglas de comercialización, etiquetado y marcado, llevanza de registros y trazabilidad, gestión de residuos y subproductos... y todas son supervisadas por las autoridades. Cualquiera no puede tener una granja de gallinas, hay que saber lo que implica y ser un profesional.

–¿Qué nivel de modernización y aplicación de nuevas tecnologías tienen las granjas?

–Las granjas tienen sistemas de producción modernos, porque se renovaron recientemente al implantarse la norma de bienestar europea en 2012. Ahora están en otro proceso de renovación, por la demanda de las cadenas de supermercados de más huevos alternativos. Se están instalando sistemas punteros tanto en las jaulas acondicionadas como en los gallineros de sistemas sin jaula, para facilitar el trabajo al productor y el bienestar de las gallinas. Las dimensiones y distribución de los equipos de comida y bebida, el espacio del nido y las perchas, los sistemas de climatización y ventilación, la retirada de estiércol y su tratamiento, la alimentación ajustada a las necesidades en cada momento, los planes de vacunación para prevenir enfermedades, los controles sanitarios del pienso y el agua, las medidas de bioseguridad en toda la granja… Pero en una granja es tan importante el equipamiento como un manejo profesional adecuado a las necesidades de las aves en cada sistema.

"Es importante favorecer la transparencia del mercado y fomentar la calidad de los productos”

–¿Qué papel juega la interprofesional en este sector?

–La misión de la interprofesional es facilitar la tarea de los operadores y empresas de toda la cadena, desde los avicultores, los clasificadores y comercializadores, las industrias de ovoproductos y los exportadores para que el sector funcione bien en su conjunto. Es importante favorecer la transparencia del mercado, fomentar la calidad y la mejora de los productos, atender las demandas del consumidor y apoyar a los operadores para que se adapten a las normativas y al mercado. Inprovo fomenta la investigación y la innovación, elabora y difunde guías de buenas prácticas para los operadores, identifica necesidades y oportunidades, informa sobre el huevo, su producción y su valor como alimento, y explica la labor del sector como parte de la cadena alimentaria.

–¿Ha aumentado el consumo de huevos desde que se ha terminado con la idea de que comer más de tres huevos a la semana no era recomendable?

–El consumo de huevos en España muestra una tendencia positiva en los últimos años. En buena medida porque las investigaciones confirman hace años que consumir un huevo al día es compatible con una dieta saludable y el huevo ha recuperado el puesto que no debió perder en la alimentación de los españoles. Cada vez más personas saben que, aparte de una proteína de excelente calidad, el huevo aporta casi todos los nutrientes que necesitamos y se puede consumir en multitud de preparaciones, y que es un aliado de la salud en todas las etapas de la vida. Ahora no hay excusas para limitar sin motivo el consumo de huevos; lo importante es seguir una dieta equilibrada.

–¿Cómo son las granjas de gallinas ponedoras en Andalucía?

–En Andalucía hay registradas 157 granjas de gallinas ponedoras. Son un 12% de las granjas españolas, pero tenemos un censo del 4,7% de las aves, es decir, son más pequeñas que la media nacional.

–¿Qué volumen de la producción se exporta?

–El huevo europeo se aprecia en todo el mundo por su seguridad alimentaria y calidad. La UE es exportadora neta de huevos con entre un 2% y un 5% de la producción total, según los años, y España es uno de los principales países exportadores al vender entre el 12 y el 15% de la producción, que en 2018 equivale a unas 92.000 toneladas de huevos en cáscara.

"Inprovo fomenta la investigación y la innovación; identifica necesidades y oportunidades”

–Está al frente de Álvarez Camacho ¿cuál es el punto fuerte de su empresa?

–Si, Alvarez Camacho, S.L. es una empresa familiar fundada en la década de los 60. Alvarez Camacho es líder en la producción de huevos en Andalucía y referente de calidad en nuestra línea de huevo líquido pasteurizado.

–Se precian de un alto nivel tecnológico.

–La tecnificación del sector es una derivada de la política de mejora continua que las empresas productoras de huevo han ido adoptando y esto forma parte del ADN de Alvarez Camacho. Nuestro departamento de I+D+i sigue desarrollando y lanzando productos que den soluciones a las necesidades de nuestros clientes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios