Selectividad

Guía básica de consejos para la Selectividad

  • Para superar con éxito la prueba es fundamental una buena organización y haber sido constante con el estudio durante este curso

Alumnos durante las pruebas de Selectividad del pasado año. Alumnos durante las pruebas de Selectividad del pasado año.

Alumnos durante las pruebas de Selectividad del pasado año.

Debido a la crisis sanitaria del Coronavirus las clases presenciales en todos los niveles de educación se suspendieron el pasado mes de marzo, pero el curso ha continuado su ritmo normal y la tan temida prueba de acceso a la universidad, se celebrará al igual que en años anteriores, eso sí, un poco más tarde.

La situación sanitaria generada por la pandemia mundial ha retrasado la PEvAU, la antes conocida como Selectividad, hasta el 7 de julio, pero en poco menos de mes miles de estudiantes andaluces se tendrán que enfrentar a la prueba que determinará su futuro. Para superar con éxito la prueba, es fundamental una buena organización y haber sido constante con el estudio durante este curso. Expertos de varias universidades nos ofrecen una serie de pautas para triunfar.

En este último mes dedica tiempo a repasar, afianzar los conceptos principales, haz esquemas y, si es posible, practica con exámenes de años anteriores. Esto te ayudará a medir tus tiempos y comprobar que conoces la materia y puedes enfrentarte con seguridad al examen.

Los días anteriores al examen visita el lugar en el que vas a hacer las pruebas, si tienes que utilizar transporte público calcula lo que tardarás para ir con margen de tiempo y no ponerte nervioso.

El día de antes trata de descansar y dedicarte a preparar el material que vas a necesitar durante el examen. Prepara bolígrafos, lápices, goma de borrar, calculadora… (más de uno, por si acaso falla en el día D). Además, recuerda que deberás llevar contigo el DNI para identificarte correctamente y, este año, también será necesario que lleves contigo mascarillas y gel desinfectante. También es aconsejable que lleves el resguardo de tu matrícula en la PEVAU. Como indicábamos al principio, es muy importante descansar para estar despejado al día siguiente, así que acuéstate temprano.

El día del examen levántate con antelación para poder llegar puntual al centro en el que realizarás la prueba y llévate algún tentempié para poder tomar algo entre examen y examen. El día es muy largo y estarás sometido a mucha presión, así que es mejor descansar entre las pruebas en lugar de intentar estudiar a última hora.

Un vez que llegues a la sala en la que se celebra el examen, atiende bien a las explicaciones del tribunal y lee detenidamente el examen de arriba abajo y así te harás una idea general de lo que te preguntan, podrás organizar el tiempo que le dedicas a cada pregunta y, ¿por qué no?, comienza respondiendo lo que mejor te sabes y deja para el final las preguntas que llevas más flojas por si no te da tiempo a completar todo el examen. Una buena presentación ayuda a tener calificaciones más altas, así que escribe limpio y ordenado, y sin faltas de ortografía.

Por último, dedica unos minutos a repasar el examen antes de entregarlo y, cuando acabes, no contrastes la información con otros compañeros. Eso solo te ayudará a ponerte más nervioso para la siguiente prueba.