Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Deportes

Coronavirus: Cómo afecta a los olímpicos malagueños el aplazamiento de los Juegos de Tokio

  • Damián Quintero, Azahara Muñoz, Sole y Marta López, Paula Ruiz, María de Valdés, Ouassim Oumaiz, Borja Vivas, Brahim, Ontiveros... en un nuevo escenario

Olímpicos malagueños con opciones en Tokio. Olímpicos malagueños con opciones en Tokio.

Olímpicos malagueños con opciones en Tokio.

El aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio hasta 2021 propicia que, como todos, los deportistas malagueños vean aplazado su sueño durante un ejercicio. Era una decisión que se veía venir de manera inevitable por los devastadores efectos del coronavirus, que afectaba también a la preparación de los atletas para la gran cita del deporte universal. No hay fecha fija aún para una anomalía extraordinaria, aunque se trabaja con la idea de repetir lo que estaba previsto en 2020, a caballo entre julio y agosto. Desde la II Guerra Mundial no se tocaba la fecha de unos Juegos. Entonces hubo un paréntesis desde Berlín'36 a Londres'48.

Afecta de manera distinta a cada caso, no es sencillo hacer prospecciones a un año vista con estados de forma, lesiones, planes de los seleccionadores... Había dos malagueños que tenían garantizada 100% su plaza en Tokio. Uno es Damián Quintero. El karateca malagueño, especialista en kata, tendrá 37 años para la edición de 2021. Veía la cita japonesa como una oportunidad para colgarse una medalla, opción bastante nítida a tenor de su trayectoria en los últimos años, en los que casi nunca se bajó del podio en los torneos de la Premier League, Europeos y Mundiales. "Para los que estamos clasificados, entiendo que deberán guardar nuestra clasificación. Ahora las federaciones internacionales tienen un año para reestructurar sus calendarios y poner los torneos que se han cancelado, sobre todo los preolímpicos, y clasificatorios en el nuevo calendario, para que los demás deportistas se puedan clasificar", decía el de Torremolinos, que vio cómo se tuvo que mudar a casa de su pareja en Madrid ya que se había cerrado la Residencia Blume, donde vivía y entrenaba. Sólo el japonés Ryo Kiyuna le quitó oros en este periodo. Espera Quintero que se le respeten los rankings. La joven malagueña María Torres también albergaba alguna opción aún si era seleccionada por la Federación para acudir en mayo al Preolímpico de París en la modalidad de kumite. Habrá que ver qué decisión se toma.

La otra malagueña con plaza garantizada era Azahara Muñoz. La golfista de San Pedro de Alcántara, ahora afincada en Estados Unidos, donde juega el LPGA, el mejor circuito del mundo, ha visto cortada su temporada 2020 tras un buen año de recuperación de 2019, en el que volvió a encontrar su mejor juego después de varios problemas de salud. Azahara ya representó a España en Río de Janeiro. Hay dos plazas para España, la primera era para Carlota Ciganda, número 15 del mundo. Actualmente Azahara ocupa el puesto 44 del ranking mundial, debería superarla la siguiente española, Nuria Iturrioz, 223 del mundo. Los resultados en el golf se arrastran dos años, así que debería coincidir un desplome de la malagueña y una explosión de española. Y los rankings se van a congelar mientras no haya competición.

Dos malagueñas que debían haber asegurado su plaza el fin de semana pasado eran las balonmanistas Sole y Marta López, que debían haber jugado el Preolímpico en tierras valencianas. Tras la brillante plata conseguida en el Mundial de Japón en diciembre, España debía conseguir uno de los dos primeros puestos en un cuadrangular con Suecia, Argentina y Senegal. Las dos malagueñas están en momentos óptimos de su carrera, habrá que ver cómo acaba esta temporada, si se puede, y cómo transcurre la siguiente para ver si siguen en los planes del seleccionador, Carlos Viver. Y si el COE y la IHF, como sería lógico, respetan estas plazas ganadas para el Preolímpico. Hay que recordar que en diciembre se celebra un Europeo y que en diciembre de 2021 se celebra un Mundial que se jugará en suelo español.

En natación había una tercera malagueña prácticamente asegurada, Paula Ruiz o María de Valdés. Las dos fondistas debían pelear el próximo 30 de mayo en Fukouoka (Japón) por la única plaza española en aguas abiertas después de que en febrero consiguieran en Dubai ese billete por delante de la también malagueña María Claro y María Vilas. Ambas tienen la opción de las pruebas largas de piscina también (800 y 1.500 metros). De la Federación Española depederá que se siga en ese estado de selección o se reinicie conforme comience el curso. Hay una tradición desde María Peláez en los Juegos de Barcelona'92. Desde entonces siempre hubo alguna nadadora en los Juegos.

En el deporte rey de los Juegos, el atletismo, estaba la opción de Ouassim Oumaiz, que preparaba su primera temporada como absoluto en pista al aire libre después de la lesión que le impidió competir el pasado verano. El nerjeño quería apurar la mínima en 5.000 metros , exigente, pero sus marcas en los 3.000 metros en invierno en pista cubierta y sus actuaciones en el cross indicaban que iba en buen camino. Tendrá un año más de experiencia para Igualmente, quemaba su último cartucho Borja Vivas, olímpico en Londres y Río. A sus 36 años, tras lesiones diversas, se había concedido una bola extra con la motivación de unos Juegos antes de retirarse. Tendrá que evaluar si la mantiene para tirar una temporada más.

Otra opción abierta que cambiará con este aplazamiento será el fútbol. Malagueños como Brahim Díaz o Javier Ontiveros habían estado en órbita de selecciones inferiores y por edad podrían acudir en el cupo sub 23 (nacidos a partir de 1997). Se espera que el COI lo amplíe y les permita jugar a los de esa edad. Junior Firpo fue campeón de Europa cuando se obtuvo la plaza, pero parecía fuera de la carrera con los mayores. Jugadores como Luis Muñoz o Antoñín, en caso de progresión espectacular la próxima temporada, también podrían engancharse a esta pelea.

Había otras opciones que pueden reflotarse. La remera malagueña Natalia de Miguel preparaba en doble scull junto a la sevillana Rocío Lao su participación en el clasificatorio de Lucerna (Suiza) del 17 al 19 de mayo, una repesca con dos plazas para Tokio. Podrá ganar un año de experiencia. También la nerjeña Ángela Lobato, jugadora de voley playa, puede engancharse si se amplían los rankings. Igualmente puede suceder con Alberto Díaz y Rubén Guerrero en la selección de baloncesto en función de cómo es su progresión y las bajas que pueden producirse en la selección de Sergio Scariolo, que tenía compromiso firmado hasta este verano de 2020 y tendrá que negociar con la Federación la prórroga del vínculo. Además, Alejandro Davidovich también puede tener una oportunidad su continuara con la progresión meteórica del final de la temporada pasada. Es el nuevo mapa olímpico malagueño tras los Juegos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios