Kárate | Campeonato del Mundo

Camino a la gloria

  • Damián Quintero afronta desde mañana el Mundial de España

Damián Quintero, en un entrenamiento. Damián Quintero, en un entrenamiento.

Damián Quintero, en un entrenamiento. / Efe

No parece afectarle la presión de ser uno de los favoritos en el Mundial de Kárate a Damián Quintero. El karateca malagueño, con más de noventa medallas en su palmarés, afronta a partir de este martes el Campeonato del Mundo que se celebrará en Madrid.

Una motivación más para Quintero, que de ganar sumaría los puntos que le catapulten hacia el debut olímpico del kárate, en Tokio 2020. El malagueño, aunque nacido en Buenos Aires hace 34 años, asegura que agradece la presión sobrevenida tras la conversión del kárate en deporte olímpico, pero que hay que tener “la cabeza fría”.

Quintero llega a la cita tras cosechar un quinto puesto en la Liga Mundial de Tokio; la prueba previa al Mundial de Kárate. “El resultado no acompañó, aunque fue un quinto puesto que me da puntos para el ranking olímpico. Parece malo, porque llevaba todo el año dentro de las medallas, pero el rendimiento fue bueno y me quedo con eso. Es lo que tengo que tener en mente para salir al Mundial con pensamiento positivo”, analiza Quintero sobre sus últimos resultados.

Sin embargo, nada va a cambiar para el malagueño de cara al inminente Mundial: “No hay que limar mucho. Son pequeños detalles y al final creo que es un tema de cabeza. Físicamente estoy bien, técnicamente muy bien y lo que falta es centrar la cabeza completamente en el rendimiento”.

Tan importante como trabajar el aspecto físico es hacerlo el psicológico. Damián Quintero es consciente de todas las presiones a las que se ve sometido por su sensacional trayectoria deportiva. Sin ir más lejos, este año ya suma un total de diez medallas. “Creo que sí, pero se trabaja. Hay mucha presión externa, mucho bombo mediático, que se agradece porque me da visibilidad tanto personalmente como al kárate, que es lo importante. Pero hay que tener la cabeza fría para entra al tatami y centrarse solo en lo que hay que hacer”, dice.

De cara ala competición, Quintero se libra en la liguilla de su principal rival, Ryo Kiyuna, aunque es consciente de la dificultad de sus oponentes. “Ya sé que me libro en la liguilla de Ryo Kiyuna, pero tendría un hueso duro, el venezolano Antonio Díaz, en la hipotética semifinal. No hay que confiarse. Son casi 90 rivales en mi categoría y hay que salir al cien por cien desde la primera ronda”, analizó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios