Deportes

El Leganés no renuncia a soñar

Gabriel Pires controla el balón con el pecho ante la presión de Illarramendi. Gabriel Pires controla el balón con el pecho ante la presión de Illarramendi.

Gabriel Pires controla el balón con el pecho ante la presión de Illarramendi. / víctor lerena / efe

El Leganés sigue empeñado en defender su papel de equipo revelación y en un duelo donde demostró tener las ideas muy claras, exhibiendo paciencia, se impuso a la Real Sociedad.

El partido comenzó con dominio del equipo local y El Zhar dispuso de una clara ocasión para haber hecho el 1-0 muy pronto, pero se lució Rulli. Aviso intimidatorio para una Real que a partir de ahí comenzó a monopolizar el esférico. Los de Eusebio manejaron los tiempos ante un Leganés que, aprendida la lección, se parapetó atrás cerrando las líneas y buscando las contras. Eso bloqueó durante varios minutos a su rival, que sólo se acercó en un cabezazo de Willian José detenido por Cuéllar. Sin embargo al filo del descanso el peligro realista creció y el guardameta local pasó a convertirse en héroe con dos paradas antológicas, ante Willian José e Illarramendi.

Volvió el Leganés al verde tras el descanso con una cara nueva. Y no cualquiera. Omar Ramos, que llevaba más de tres meses en el dique seco, salió en lugar de Gumbau para ocupar el extremo izquierdo. Gabriel, por su parte, se situó en el la medular junto a Rubén Pérez. Cambio de piezas y cambio de actitud. Así, en el minuto 75, los anfitriones hicieron el gol, por medio de Gabriel Pires, que a la postre acabó dándole a su equipo tres valiosos puntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios