Balonmano

Marta y Sole López hacen historia y están en la final del Mundial

  • Grandioso partido de España, con cinco goles de las malagueñas, para tumbar a Noruega (28-22) y jugarse el oro este domingo (12:30 horas) con Holanda

Las jugadoras españolas celebran el pase a la final.

Las jugadoras españolas celebran el pase a la final. / RFEBM

La gesta del balonmano femenino español, con las gotas de talento malagueño desde el extremo de Marta y Sole López, retumba desde Kumamoto, desde la isla Kyushu. Las Guerreras tumbaron a Noruega (28-22) en una semifinal para el recuerdo ante la poderosa Noruega, donde sus jugadoras son estrellas que rebasan el deporte y portadas de revista. España venció con autoridad y se clasificó por primera vez para la final de un Campeonato del Mundo, donde su mejor puesto databa del tercero de 2011, el bronce en Brasil. Espera la emergente Holanda este domingo (12:30 horas). Las neerlandesas vencieron en un final épico (32-31) a Rusia.

Un brutal partido de las pupilas de Carlos Viver, que ejecutaron el plan a la perfección, manteniéndose siempre en unos rivales de concentración brutales, con una defensa y una portería con niveles marcianos y un ataque inteligente en el que las malagueñas aportaron cinco goles. Cuatro goles de Marta López, sin fallo desde el extremo, y uno más de Sole López, que se llevó en la maleta una medalla del recordado Diego Carrasco. Volverá a Málaga con otra, de plata o de oro. Lloraba al final del partido junto a la algecireña Jennifer Gutiérrez, otra ex pupila del técnico que saltó desde Málaga a la selección. Seguramente para él iba el pensamiento en ese momento.

España ya amagó con una escapada en el primer tiempo, adquiriendo cuatro goles de ventaja (6-10), pero la calidad noruega volvía a engancharle al partido (13-13). Quedaba la tormenta de la segunda mitad, las nórdicas se vieron absolutamente desarboladas por el juego español. Quedaban dudas de si se podía mantener el tremendo nivel físico y mental exhibido en la primera mitad. Y resulta que se superó. Noruega entró en barrena, bloqueada e incapaz de hacer frente al tornado español. Marta López percutía desde el extremo con finura.

Qué bueno que regresó la malagueña a la selección. Su gran juego en Rumanía le ha devuelto, a sus 30 años a un Mundial. El primero lo jugó sólo con 19. Advertía antes del Mundial de que había jugado tres Mundiales, pero que este era diferente. Y vaya si lo está siendo. Hablaba en julio sobre ese sueño de volver a la selección y no lo veía cercano. "Me fui un poco con pena porque comencé muy joven en la Selección [19 años]. No fue fácil hacer el cambio de chip. No es lo mismo estar con la Selección y con tu equipo, que solo con tu equipo. No quiero pensar en si volveré", decía. Vaya si ha regresado.

En el minuto 45 ya ganaba por seis el equipo español. Las noruegas transmitían desesperación y Silvia Navarro se agigantaba en la portería. Y ya no bajó de ahí la renta de España, que ganaba por ocho goles incluso. Una sorpresa tremenda que movía los cimientos del Mundial. Para hacerse una idea de lo que había enfrente, de los últimos seis Mundiales, Noruega ganó dos y tuvo dos platas y un bronce, jugando las dos últimas finales. 

El triunfo deja muy bien perfilado también el pase a los Juegos Olímpicos de Tokio. Si España gana, estará automáticamente en Tokio. Si pierde, tendrá el Preolímpico sobre el papel más favorable, con la posibilidad de organizarlo. Suecia, Senegal y Argentina serían las rivales. Una fiesta este domingo para un torneo que será ya inolvidable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios