Deportes

El Trops suma más talento malagueño

  • Los de Daniel Ibáñez incorporan a los laterales Pablo Fernández y Henrik Kahr Pérez, de 19 años ambos

Henrik Kahr y Pablo Fernández, nuevos fichajes del Trops Málaga. Henrik Kahr y Pablo Fernández, nuevos fichajes del Trops Málaga.

Henrik Kahr y Pablo Fernández, nuevos fichajes del Trops Málaga. / trops málaga

El Trops Málaga ultima la confección de la plantilla que saldrá a competir en División de Honor Plata, en su segunda temporada, a partir del último fin de semana del mes de septiembre. Así, con prácticamente todas las posiciones cubiertas, el club costasoleño acaba de anunciar el fichaje de dos jóvenes talentos locales, como son los casos los laterales Pablo Fernández y Kahr, el primero, con pasado en el Balonmano Málaga de Primera Nacional, mientras que el segundo procede del Maravillas de Benalmádena, igualmente de Primera Nacional, si bien llegó a debutar con el Trops Málaga la pasada campaña, dado que el club benalmadense fue, entonces, su filial.

Henrik Kahr Pérez nació en Benalmádena el 11 de abril de 2001, aunque cuenta con vínculos familiares paternos de origen danés. Precisamente, por motivos familiares, toda su formación deportiva la realizó en la cantera del Atlético Valladolid, club con el que disputó hasta cinco campeonatos de Castilla y León, dos intesectores y un campeonato de España juvenil, celebrado en Granollers en 2018. Asimismo, Kahr, durante su tiempo formativo, jugó tres campeonatos de España de selecciones autonómicas (CESA), como cadete y juvenil, defendiendo los colores de Castilla y León, y fue convocado en varias ocasiones para las jornadas de tecnificación con la selección española juvenil. Además, el joven lateral izquierdo de 19 años de edad, 1.95 metros de altura y 95 kilos de peso, llegó debutar con el Atlético Valladolid en la Liga Asobal, durante el curso 2018-2019. Sin embargo, el regreso de su familia a Málaga permitió su fichaje por el Trops la temporada siguiente, que lo cedió a su filial de Primera, el Maravillas de Benalmádena, "con la idea de que el jugador, recién salido de categoría juvenil, fuese tomando el pulso a una competición exigente sénior, como es la Primera Estatal", comentó el director deportivo del club malagueño, Alfonso Carrión.

Kahr, tras conocer su ascenso al equipo de División de Honor para la próxima campaña, indicó que se encuentra "muy ilusionado por incorporarme a la primera plantilla. Tengo muchas ganas de volver a entrenar y competir. Puede ser una temporada muy bonita, tanto para la afición como para los jugadores, porque vamos a darlo todo para que los amantes del balonmano vuelvan a ilusionarse, después del parón por la COVID-19", anunció el lateral, especialista en la parcela defensiva, al tiempo que destacó "la apuesta del club por los jóvenes", circunstancia que calificó de "esperanzadora", ya que los que llegan desde abajo "necesitamos minutos", dijo. "Espero aportar al equipo todo lo que pueda y haré todo lo posible por aprender de mis compañeros para mejorar", recalcó Kahr.

El otro jugador que se incorpora a las filas del Trops Málaga es Pablo Fernández Molero, nacido en Málaga hace también 19 años (19 de febrero de 2001). El lateral derecho, que mide 1.93 metros, pesa 97 kilos, ha participado en su etapa formativa en tres campeonatos de España con la selección andaluza, logrando dos veces el subcampeonato en categorías infantil y juvenil. También con su club de origen, el Balonmano Málaga, logró un campeonato de Andalucía juvenil, fue convocado en varias ocasiones para las jornadas de tecnificación con la selección española juvenil y participó en el Festival Olímpico de la Juventud Europea, celebrado en Hungría en 2017.

De igual modo, cabe destacar sus logros como jugador de balonmano playa, enrolado a las filas del Ciudad de Málaga, tanto en categorías cadete como juvenil y sénior (tres medallas de bronces en el Campeonato de España y una de oro, precisamente, conseguida el pasado verano) y un tercer puesto con la selección española en el Europeo sub 18 disputado en Montenegro. “Agradezco al club la confianza que han depositado en mí para jugar la temporada que viene en el primer equipo. Me ilusiona empezar una nueva etapa en un nuevo proyecto, plagado de jugadores jóvenes. Algunos de ellos ya los conozco”, confesó Pablo Fernández, quien indicó que le gustaría "cumplir las expectativas que tiene el club sobre mí. Quiero superarme a mí mismo para poder ayudar al equipo a llevarlo al lugar que se merece en el panorama nacional", subrayó el joven jugador malagueño.

Para el técnico del Trops Málaga, Daniel Ibáñez, las incorporaciones de Kahr y Pablo Fernández "vendrán muy bien para el equipo", advirtió. "A Henrik lo conozco perfectamente. Lo he llevado en Valladolid tres años y quién nos iba a decir que nos reencontraríamos en Málaga. Es un jugador con miras altas. Su paso por Primera Nacional la pasada temporada le ha venido muy bien, porque necesitaba minutos. También debutó con nosotros en Plata y dejó buen sabor de boca, sobre todo, en defensa. Espero que, poco a poco, explote lo que tiene dentro, que es mucho", deseó.

En cuanto a Pablo Fernández, el míster del Trops admitió conocerlo "desde su etapa infantil, en los campeonatos de España", recordó."Es un jugador con unas condiciones y unas posibilidades brutales. Al igual que Henrik, ha tenido minutos de calidad de Primera Nacional, por lo que llega a Plata con un bagaje previo importante. Cierto es que la División de Honor Plata es muy fuerte e igualada, pero estoy convencido de que se irá adaptando a la categoría pronto y nos ayudará en muchos aspectos. Es un jugador diferente, que nos aportará envergadura y polivalencia en defensa y en ataque", concluyó el entrenador Daniel Ibáñez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios