Economía

Endesa recorta un 85% su beneficio por el cierre de las plantas de carbón

Activistas de Greenpeace pidieron la clausura de la central térmica de Carboneras el año pasado. Activistas de Greenpeace pidieron la clausura de la central térmica de Carboneras el año pasado.

Activistas de Greenpeace pidieron la clausura de la central térmica de Carboneras el año pasado. / PEDRO ARMESTRE / Efe

La meteórica pérdida de rentabilidad de las centrales de carbón para generar electricidad por las nuevas directrices europeas alineadas en la lucha contra el cambio climático ha provocado que Endesa presente unos números muy mermados de los primeros nueve meses del año.

Endesa registró un descenso del 85% con respecto a las ganancias de 1.193 millones de euros del mismo periodo del ejercicio anterior. La compañía ha presentado un beneficio neto de 176 millones de euros hasta octubre.

La eléctrica atribuye 1.052 millones de pérdida de valor contable a la decisión de adelantar la "discontinuidad de la actividad de sus centrales de carbón" al próximo año, cuya vida útil económica anterior se proyectaba hasta el año 2035.

Entre las centrales afectadas se encuentran la de Carboneras, en Almería, que cuenta con una potencia de 1.159 MW,y la de As Pontes, en Galicia, que posee una capacidad de 1.469 MW. En el caso de la central almeriense, Endesa había realizado inversiones por más de 100 millones de euros para seguir operativa más allá de 2020.

"Durante el año 2019 se ha producido una profunda modificación en las condiciones de mercado que afectana las centrales térmicas de carbón, derivadas fundamentalmente del precio internacional de las commoditiesy la efectividad de los nuevos mecanismos de regulación del mercado de derechos de emisión de dióxido de carbono, que desplaza a las centrales de mayor volumen de emisiones en beneficio de otras tecnologías. Esta situación estructural ha determinado que las centrales térmicas peninsulares de carbón deEndesa no resulten competitivas y, por tanto, su funcionamiento no sea posible en el mercado de generacióneléctrica", explican desde la compañía.

No afecta a los accionistas

Endesa señaló también que este deterioro contable no tiene impacto en su beneficio neto ordinario, que ascendió a 1.228 millones de euros hasta septiembre, un 3% más, ni en la retribución a los accionistas a través del dividendo.

La junta general de accionistas de la compañía celebrada el pasado 12 de abril aprobó la distribución de un dividendo total por un importe bruto de 1,427 euros por acción con cargo al resultado del ejercicio 2018, lo que supone una cifra total de 1.511 millones de euros.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en los 2.898 millones de euros, con un crecimiento del 4% gracias a la buena evolución del negocio liberalizado, que incrementó (+18%) su Ebitda hasta los 1.160 millones de euros, a la estabilidad del negocio regulado y al esfuerzo de contención de los costes fijos.

Los ingresos de la eléctrica en el periodo de enero a septiembre alcanzaron los 14.805 millones de euros, lo que supone un descenso del 4% respecto a los obtenidos en los nueve primeros meses de 2018.

Nuevas energías

La compañía ha disparado sus inversiones brutas (+73%) en los nueve primeros meses del año hasta los 1.502 millones de euros para el desarrollo de los 879 megavatios (MW) de nueva potencia en energías renovables que se adjudicó en las subastas organizadas por el Gobierno en 2017.

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, destacó que las inversiones en energías renovables y en digitalización que la empresa está afrontando "son elemento clave para continuar ofreciendo buenos resultados en un mercado cada vez más complejo".

Así, indicó que el 50% de todas las inversiones y el 80% de toda la inversión de desarrollo hasta septiembre fue para proyectos renovables, y subrayó la intención del grupo de seguir en la senda de "liderar la transición energética en España", con una cartera de nuevos proyectos renovables que asciende a unos 12.000 MW en estos momentos, de los que 4.600 MW ya tienen adjudicados puntos de conexión.

Los objetivos no peligran

A pesar de estas condiciones adversas, con una significativa caída en la demanda de energía eléctrica durante los nueve primeros meses de 2019 (-3% en términos ajustados) como consecuencia de las altas temperaturas del periodo y del impacto de la ralentización de la economía sobre el consumo energético de las grandes empresas, Endesa destacó que los resultados hasta septiembre permiten anticipar la consecución de sus objetivos para el ejercicio 2019.

En el conjunto del ejercicio, Endesa alcanzó unas cuotas de mercado del 18,8% en generación peninsular, del 44,4% en distribución y del 32,8% en ventas de electricidad a clientes del mercado liberalizado, lo que le confirma en conjunto como la empresa líder del sector eléctrico en España.

El número de clientes eléctricos en el mercado liberalizado ascendía de 5.825.091 a 30 de septiembre, con un aumento del 1,7% con respecto del número de clientes existentes a 31 de diciembre de 2018. Endesa ha alcanzado una cuota de mercado del 15,6% en ventas de gas a clientes del mercado liberalizado en los nueve primeros meses del año. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios