España

La Fiscalía cree que la mujer de Villarejo le ayudó a repatriar dinero de Sudamérica

  • Gemma Isabel Alcalá trabajó en su grupo de empresas, que abandonó en 2015 por "divergencias" con los hijos de su esposo.

  • El Ministerio Público sospecha que el ex comisario tiene un importante patrimonio en  Uruguay y Panamá

Imagen de archivo (01/02/2016), del ex comisario José Manuel Villarejo. Imagen de archivo (01/02/2016), del ex comisario José Manuel Villarejo.

Imagen de archivo (01/02/2016), del ex comisario José Manuel Villarejo. / EFE

La Fiscalía cree que la mujer del ex comisario José Villarejo, Gemma Isabel Alcalá, colaboró en la repatriación del dinero que su marido tenía en Sudamérica a su grupo de empresas, en las que dijo haber tenido una mínima responsabilidad de la que cesó "de golpe" en 2015 por "divergencias" con los hijos de su esposo.

Así se desprende de la declaración que prestó ante la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, que se encontraba de guardia cuando fue detenida en la operación Tándem, en noviembre de 2017, junto a su esposo, que permanece en prisión desde entonces, mientras que ella quedó ese día en libertad. 

La Fiscalía cree que Villarejo tiene un importante patrimonio en el extranjero -fundamentalmente en Uruguay y Panamá- y ese es uno de los principales motivos por los que se opone a su puesta en libertad. 

Negocios de etarras huidos

Sobre las sociedades que se le encontraron en Sudamérica, el propio Villarejo explicó ante Lamela que no las constituyó de motu proprio sino que en Panamá "en alguna ocasión" el CNI le pidió "hacer de puente con algunas fuentes", y en Uruguay las utilizó para infiltrarse en negocios de etarras huidos

Los fiscales creen que el papel de la mujer del ex comisario en todo este entramado no ha sido "meramente testimonial", según se desprende de su comparecencia ante la juez . 

"Ha ocupado puestos muy relevantes en momentos muy relevantes que se constatan en la investigación", expuso uno de los fiscales al reclamar que se acordara para ella, como así fue, la retirada del pasaporte y la prohibición de salir de España por su imputación en un delito de blanqueo. 

El fiscal adujo su presunta colaboración en la repatriación de dinero de Sudamérica a las empresas relacionadas con el grupo y fundamentó también su petición en los cargos que tuvo de administradora y apoderada del Grupo Cenyt en los tiempos en los que dispuso de vehículos de alta gama que eran utilizados por el ex comisario de Barajas, Carlos Salamanca, también detenido en Tándem. 

El fiscal comenzó el interrogatorio preguntando a Alcalá si había sido consejera en varias sociedades de su marido, entre ellas de Cenyt, la empresa a través de la que Villarejo hizo sus trabajos de espionaje

Tras manifestar que su intervención en esas empresas fue mínima, pese a figurar como consejera o apoderada, recordó que cesó de toda responsabilidad en ellas en 2015 por decisión suya, porque quiso ponerse a estudiar y por divergencias con los hijos de su marido, con el que se casó en 2005 y con el que tiene una niña de 10 años

u papel en Cenyt, según declaró, se limitó a "tareas administrativas de pequeño grado", "hasta coger el teléfono",apuntó. 

Luego, a medida que "iban creciendo" los encargos, explicó que empezó a tener responsabilidades "más definidas", y se ocupaba de todo lo relacionado con temas de personal y de comunicación, debido a su formación como periodista. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios