Alumbrado de Navidad en Málaga La Navidad encendida

  • El espectáculo de luz y sonido de la calle Larios y los más de dos millones de bombillas iluminadas hacer vibrar el centro de Málaga

  • Contará con tres pases diarios, a las 18:30, 20:00 y 21:30

Estaban todos. Las primeras luces de Alba tenían que ser un bonito recuerdo. No faltaba el abuelo, pendiente de los más pequeños, ni los primos, ni los tíos, que no paraban de retratar la estampa con sus móviles. En familia bajaron en autobús hasta la calle Larios para ver el encendido del alumbrado, ese momento en el que miles de bombillas anuncian que la Navidad está próxima. Esa fecha que invita a abrir los corazones, a ser más generosos, a congraciarse con los menos afines y a tener, en definitiva, buenos deseos y mejores intenciones. Y en Málaga, desde que se sumó hace tres años el espectáculo musical, la cita suele estar señalada en el calendario de muchos.

Había muchos niños con sus globos azules y sus tubos luminosos. También mayores y turistas. Irene había venido desde Almería para ver el alumbrado navideño. Y lo hizo acompañada de su novio y de los padres de éste. “Hace tres años lo vi por casualidad, tuve que venir a Málaga y me encontré a muchísima gente, me quedé pensando que algo tenía que ocurrir y lo vi, llevo estos tres años viniendo desde Almería”, dice Silvia unos minutos antes de las siete de la tarde, la hora señalada para poner en marcha la maquinaria que pretende atraer turismo y, principalmente, compras y consumo al centro de la ciudad.

Una chica retrata con su móvil la bóveda iluminada de la calle Larios Una chica retrata con su móvil la bóveda iluminada de la calle Larios

Una chica retrata con su móvil la bóveda iluminada de la calle Larios / Javier Albiñana

Con los ojos negros muy abiertos, el pequeño Sergio miraba cómo parpadeaban las bombillas al ritmo de la música. Pero las canciones no suscitaron la misma aceptación que otros años. Nada que ver con la fuerza del Carmina Burana o el Show must go on. Aún así, no faltaron los aplausos, los móviles en la mano, el palo selfie y los vídeos subidos a Facebook. “No me gustan las canciones de este año, no tienen fuerza, yo creo que no llegan al público como otros años”, decía Marina, que se había traído la cámara buena para hacer las instantáneas que luego poblarían su Instagram. Con su grupo de amigas se saltó las clases en la Universidad para ver el encendido. Aunque solo pudieron verlo desde un lateral. Para sumergirse de lleno bajo las cúpulas de luz habría que esperar al segundo pase. Con la marabunta, las calles perpendiculares a Larios parecían afluentes que descargaban en el torrente principal.

Los extremos de la vía estaban impracticables. Ni en La Marina y en La Constitución cabían más almas. Salvo en fechas como la Semana Santa está el metro cuadrado tan cotizado. Sin embargo, en las zonas centrales el espacio era un bien mejor repartido y los espectadores disfrutaban más a gusto del momento. Cuando acabaron las tres canciones programadas, algo menos de diez minutos de duración, el mogollón comenzó a fluir. De norte a sur y viceversa, la gente buscaba nuevos puntos destacados para ver, quizás el nuevo árbol de la plaza de la La Marina o dar un paseo por el entorno de la Catedral. Y sentarse en una terraza, que la noche invitaba.

Pero los que querían convertir la tarde en una fiesta lo que hacían era dirigirse a la Constitución. Sobre el escenario, el dj Pulpo hacía reír y bailar al respetable. Y nadie podía parar de mover los pies. Follow the leader, un clásico de la música disco, llevó al público de izquierda a derecha, de abajo a arriba, de delante a atrás, una y otra vez. Y en cuclillas puso a todos los que tuvieron la voluntad y la fuerza de hacerlo. Una gran ola pidió y los congregados la ofrecieron, con ganas, con gritos, con el ánimo puesto al servicio de pasar un buen rato.

No faltó el 'selfie' dentro del nuevo árbol transitable. No faltó el 'selfie' dentro del nuevo árbol transitable.

No faltó el 'selfie' dentro del nuevo árbol transitable. / Javier Albiñana

“Que no se mueva nadie, que la vamos a liar”, decia el dj poco antes de presentar a la banda que tocaría a continuación, The Gafapasta. Escuchando la versión de Superman o Las chicas son guerreras, la cola para pasar debajo del árbol transitable se hacía más amena. Nuria empezó con sus compañeras una especie de peregrinación para visitar los puntos estratégicos del alumbrado. La plaza del Obispo sería su siguiente parada. Allí ya había menos público, pero aún el ambiente era agradable y festivo.

Así se vivirá la Navidad en el centro histórico durante los próximos 38 días. Habrá tres pases en los espectáculos de calle Larios que serán a las 18:30, 20:00 y 21:30 horas y en todos ellos se escucharán los temas musicales: Rondo veneziano-Zodiaco, Rondo veneziano-Música fantasía, Villancico altozano de Café Quijano y Cosas de la Navidad, canciones infantiles de Raúl Charlo. Hasta el 7 de enero se iluminarán los más de dos millones de puntos de luz leds de energía eficiente situados en los puntos principales del centro.

El árbol de la plaza de La Marina. El árbol de la plaza de La Marina.

El árbol de la plaza de La Marina. / Javier Albiñana

Al igual que el pasado año, en la calle Larios se ha instalado una bóveda con 2.630 cordones de microled, dos cúpulas y 24 pórticos con ventanas, vidrieras y rosetones tipo catedral que se han realizado buscando la mayor similitud posible con la de Málaga, recogiendo escenas vinculadas con la Natividad. La potencia será de 28.000 vatios y contará con 725.544 lámparas a las que se le añaden 4.500 más con destellos.

En la plaza de la Marina, el árbol cambia de color y proyecta motivos navideños gracias a la tecnología led. Además de esto, este año también se presentan como novedad 140 motivos de pájaros que adornan la plaza de la Merced. También habrá cuatro nuevas bolas en la plaza de Torrijos; dos de 5 metros y dos de 3 metros. Además hay nuevos modelos de iluminación en las calles Granada, Molina Larios, Cárcer y Casapalma, Centro Histórico, Soho, Marqués de Larios y lateral Alameda Principal.

La Navidad ya está encendida. Ahora solo resta vivirla con la alegría que estas fiestas se merecen.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios