Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Málaga

Málaga le declara el divorcio a las despedidas de soltero

  • Ayuntamiento, empresarios y vecinos mantienen un encuentro para regular las conductas incívicas en el centro de la ciudad

El buen tiempo de la Costa del Sol, su gastronomía y fiestas a trae a multitud de turistas cada año, pero últimamente se ha incrementado un modelo que no es bienvenido entre los vecinos, hosteleros y hoteleros de la capital: las despedidas de soltero. Es raro el fin de semana que Málaga no acoge un grupo de amigos que está festejado los últimos días de soltería de algún miembro. Es fácil distinguirlos. Disfraz algo soez, algún cántico y bebida en mano. Los vecinos y trabajadores de la capital no quieren seguir soportando los comportamientos incívicos de este tipo de celebraciones y, por ello, ayer mantuvieron una reunión con todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Málaga. La idea es llegar a un acuerdo entre todos los agentes afectados para poder combatir la imagen que se está dando de Málaga, porque todos están de acuerdo en que está siendo dañada.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, afirmó tras concluir el cónclave que Málaga "debe ser de calidad", y por ello se va a luchar desde el Consistorio por "evitar cualquier tipo de conductas incívicas que puedan afectar a ese modelo de turismo de calidad", que debe ser -a su juicio- "conservado y consolidado". De la Torre mantuvo que el cuerpo de la Policía Local será un respaldo para "los empresarios, hoteleros y hosteleros que quieran evitar cualquier cliente que genere una situación de comportamiento incívico", siempre y cuando la legalidad lo permita, puntualizó.

En este sentido, el Ayuntamiento va a crear una unidad específica de la Policía Local para paliar las conductas molestas por parte de estos grupos. El regidor quiso recordar que en algunas calles del centro existe una red de cámaras de seguridad, y que éstas están perfectamente señalizadas, por lo que puede ser algo más "disuasorio" a la hora de que estas personas se comporten de una forma menos civilizada y opten por llevar a cabo actos vandálicos. Respecto a la ordenanza municipal de convivencia ciudadana, De la Torre defendió que es "amplia y precisa para contemplar cualquiera de las formas de conductas incívicas", pero aseguró que el equipo de gobierno está "abierto" a nuevas propuestas.

Esta problemática es "una cuestión de educación" y la falta de ésta y de "respeto puede existir entre solteros y casados. Hay que procurar que a la hora de tener una celebración de lo que sea se haga civilizadamente", afirmó el alcalde, que quiso animar a los vecinos a denunciar cuando sufran las consecuencias de estas acciones incívicas.

El presidente de la Asociación de Viviendas Turísticas de Andalucía, Carlos Pérez-Lanzac, aseguró que "el cliente que no es un perfil deseable nunca se puede asignar a un alojamiento y otro", y reseñó que "nadie quiere esto".

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de la capital, Daniel Pérez, destacó que la reunión "ha sido un paso", pero fue tajante cuando aseguró que "hay que ir más allá", porque confesó que no se llegó a un acuerdo porque el equipo de gobierno "se encuentra en una situación inamovible", y mantuvo que desde el PSOE defienden que se cambie la ordenanza municipal, porque si no se hace "la situación va a ir a más".

"Estamos en un punto para cambiar una situación que tanto daño está haciendo a la ciudad. Vamos a insistir que hace falta de manera urgente iniciar este trámite para cambiar la ordenanza" señaló el socialista, que recordó que la Feria de Málaga está "a la vuelta de la esquina" y se ha "perdido la oportunidad" de hacer medidas preventivas a corto plazo, para evitar mantener la imagen de los festejos que se ha dado otros años.

Otras ciudades como Granada ya ha tomado cartas en el asunto, así lo manifestó el portavoz de Málaga para la Gente, Eduardo Zorilla, que afirmó que si en otros lugares "se les pone más difícil, pueden venir a Málaga si no se toman ningún tipo de medidas". Zorilla confirmó que se llegó a un "consenso básico" que es que la ciudad quiere un turismo de calidad y que la vía para ello es conseguir un "gran pacto de la ciudad" para combatir este tipo de celebraciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios