Málaga

Detectan un repunte de los casos de gastroenteritis típicos de finales de primavera

  • Médicos estiman que hay un aumento mayor que otros años y aconsejan extremar la prevención

Una persona se lava las manos. Una persona se lava las manos.

Una persona se lava las manos. / M. H.

El enterovirus y otros gérmenes típicos de esta época están en su apogeo. Atacan tanto a niños como a adultos. Provocan gastroenteritis que cursa con diarrea, vómitos, fiebre y malestar general. “Es el típico repunte de finales de primavera, aunque este año parece mayor que otros años”, estimaba el responsable de Pediatría del Hospital Quirónsalud Málaga, Manuel Baca. Un médico de familia de un centro de salud opinaba que en esta época, la gastroenteritis está “arrasando”. Los facultativos consultados matizaban que en general se trata de cuadros “no severos y que presentan una intensidad moderada”.

El problema es que cuanto estos virus entran en casa, casi siempre cae la familia entera. Aunque suelen golpear a padres e hijos, los niños suelen ser los más afectados porque debido a su corta edad tienen menor inmunidad, porque dada su fisiología son más susceptibles a los gérmenes y porque además suelen lavarse menos las manos que los mayores por lo que están más expuestos al contagio.

Lavarse las manos y conservar bien los alimentos, las claves de la prevención

Baca explicó que la prevención de estos cuadros pasa precisamente por la higiene de las manos y la adecuada conservación de los alimentos. La proliferación de los virus típicos de esta época se produce por el aumento de las temperaturas.

Hay otros cuadros de gastroenteritis que son consecuencia de la llamada diarrea del viajero. La sufren aquellas personas de otros países o de otras comunidades que no han estado en contacto con algunos patógenos típicos de un área geográfica y que por lo tanto no están inmunizados frente a ellos, como los autóctonos.

Una tercera causa de estos cuadros pueden ser las toxiinfecciones alimentarias que se incrementan con la subida de las temperaturas. Por ello es clave que tanto en los establecimientos como en las casas se haga una correcta conservación de los alimentos. Los especialistas aconsejan además consumir sólo productos que tengan los preceptivos registros sanitarios.

Hay unos gérmenes que atacan más en verano, como el enterovirus. Pero hay otros que provocan cuadros similares y que prefieren el invierno, como el rotavirus. “En síntesis, que siempre tenemos algo”, resume el facultativo de Quirónsalud.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios