Día Internacional contra el Cáncer de Pulmón

Neumólogos piden que se prohíba fumar en las terrazas de los bares

Una fumadora en la terraza de un bar de Málaga.

Una fumadora en la terraza de un bar de Málaga. / Javier Albiñana

Que se prohíba fumar y vapear en las terrazas de bares y restaurantes. Es lo que pide a las administraciones la Sociedad Española de Neumología (Separ) con motivo del Día Internacional contra el Cáncer de Pulmón que se conmemora este 17 de noviembre. El objetivo es según estos especialistas proteger a la población de los efectos nocivos del tabaco y de las posibilidades de transmisión del Covid. Una reivindicación similar ya fue lanzada en mayo pasado por la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) que propuso que tampoco se fume en playas, parques, marquesinas de autobuses y otros espacios públicos. La AECC de Málaga llegó a proponer que se declare zona libre de humos la calle Larios y hace casi un mes hizo un llamamiento a los ayuntamientos de la provincia a seguir el ejemplo de Sevilla que aprobó una iniciativa para desterrar el tabaco del Parque María Luisa y la Plaza de España. 

Los neumólogos esgrimen el daño que ocasiona en fumadores pasivos y reclaman que la prohibición de fumar en espacios públicos abiertos, como las terrazas de los bares, se incluya en el Plan Integral contra el Tabaquismo. Para Separ, esta prohibición, que ya aplican autonomías como Baleares y Comunitat Valenciana y que también pretende incluir Cataluña a partir del próximo año, debería ser permanente y en toda España. Durante algunos meses de la pandemia, a fin de evitar la propagación del Covid, no se permitió fumar en las terrazas. Tanto la AECC como la Sociedad que agrupa a los neumólogos plantean que esa limitación se reestablezca en aras de avanzar en salud pública

La sanidad pública diagnosticó el año pasado en la provincia de Málaga 942 casos de cáncer de pulmón; un 27,71% de ellos en mujeres. Los especialistas siempre advierten que más del 90% de estos tumores podrían evitarse si no se fumara. Además, alertan del aumento de la incidencia (nuevos casos) entre la población femenina debido a la equiparación de la mujer en esta adicción en las últimas décadas. 

La Separ hace su llamamiento de que no se fume ni vapee en las terrazas de los establecimientos de restauración en base a un estudio publicado la revista científica Open Respiratory Archives, que indica que los fumadores pasivos expuestos al humo de tabaco y a las sustancias tóxicas que liberan los dispositivos electrónicos (como los e-cigarrillos) tienen mayor riesgo de sufrir infecciones cardiorrespiratorias y de contagiarse el Covid, especialmente si son personas vulnerables.

Riesgo que para los fumadores pasivos puede tener tres niveles de daño: los que están cerca del fumador cuando enciende el cigarrillo, los residuos del tabaco que quedan durante mucho tiempo en ropa y objetos junto con el humo residual que se mezcla con otros contaminantes del ambiente y el impacto de las colillas -que tardan 10 años en degradarse- en la salud y el medioambiente. Según la Separ, en las terrazas se dan estos niveles de impacto en fumadores pasivos dado que son lugares frecuentados por fumadores y vapeadores.

La Sociedad que agrupa a los neumólogos precisa que por cada persona que fuma en estos espacios, aumenta un 30 % la contaminación del aire ambiente del lugar. Durante la pandemia, se prohibió fumar en las terrazas temporalmente para evitar los contagios por el SARS-CoV-2. Pero superados los peores meses de esta crisis sanitaria, en gran parte de España esta restricción no se mantuvo. La Separ advierte de los efectos nocivos no sólo para los fumadores pasivos, sino también porque los aerosoles y el humo generado por los cigarrillos y los dispositivos electrónicos pueden ser fuentes de transmisión del Covid. El coordinador del área de tabaquismo de Separ, Carlos Rábade, explica que las partículas del coronavirus tienen la capacidad de adherirse a los aerosoles de tabaco y "pueden viajar hasta distancias de 7 u 8 metros".

Desde esta organización se recuerda además que fumar o "vapear" no solo es perjudicial para los fumadores pasivos sino para los propios fumadores, ya que un estudio español con 14.000 pacientes ingresados por Covid concluyó que ser fumador es un factor independiente de mal pronóstico de esta enfermedad.

Por último, los neumólogos resaltan que la prohibición de fumar en las terrazas protegería a los empleados de hostelería de las consecuencias de la exposición pasiva al humo del tabaco a la vez que rebajaría el riesgo de que se contagien de coronavirus. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios