Málaga

La Junta tramita por vía urgente los contratos menores para los 49 centros de Málaga sin comedor

  • Las familias aún no tienen fecha para la restitución del servicio

  • La Agencia Pública Andaluza de Educación asegura que no tiene facturas pendientes de abono con la entidad y que la deuda de 1,5 millones que achacan "no responde a la realidad"

Una cocinera de una empresa de cátering de Málaga en una imagen de archivo. Una cocinera de una empresa de cátering de Málaga en una imagen de archivo.

Una cocinera de una empresa de cátering de Málaga en una imagen de archivo. / Javier Albiñana (Málaga)

Cientos de familias siguen aún sin servicio de comedor ni fecha concreta para que sus hijos puedan almorzar en sus centros escolares. La quiebra de la empresa Col-Servicol/Perea Rojas ha dejado a 137 centros educativos en toda Andalucía, 49 de ellos en Málaga, sin este importante servicio para la conciliación familiar y esperan una solución lo antes posible.

La Agencia Pública Andaluza de Educación (Apae) ha reiterado hoy en un comunicado "su compromiso de llevar a cabo la tramitación urgente de procedimientos de contratación pública que permitan una pronta restitución del servicio de comedor escolar con nuevos operadores". Y destaca que "entiende y lamenta las consecuencias para los centros, las familias y los alumnos de este grave abandono del servicio público por parte de una empresa contratista". 

La Apae subraya que, con respecto a la solicitud de reequilibrio económico de los contratos que pide la empresa, la Agencia habilitó hace dos semanas en su plataforma de proveedores la posibilidad de que todas las empresas afectadas por la suspensión de contratos de concesión de servicios debido a la crisis del Covid-19 subieran sus solicitudes conforme a lo que establece dicho Real Decreto. 

En el comunicado, la Apae afirma que la deuda de 1,5 millones que le achacan con esta empresa "no responde a la realidad". "La Agencia Pública Andaluza de Educación no tiene facturas pendientes de abono con esta entidad, la deuda a la que hace referencia no es líquida ni exigible", dice y señala que ésta es la recogida en una reclamación por intereses de demora por facturas ya pagadas desde 2011.

La reclamación fue presentada en septiembre de 2017 y "desestimada en octubre por varios motivos, la desestimación es firme en vía administrativa y no consta que se haya presentado recurso alguno contra la misma en sede judicial".  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios