Medio Ambiente

Málaga pasa el gran test del verano con los embalses al 60% de su capacidad

  • La presa del Guadalteba roza el 83% gracias a un aumento de la pluviometría pero la de La Viñuela, la mayor de la provincia, está al 35%

  • Podría haber problemas si el otoño es seco

Los embalses del Guadalhorce y Guadalteba. Los embalses del Guadalhorce y Guadalteba.

Los embalses del Guadalhorce y Guadalteba.

El agua es un bien escaso en Málaga y en estas fechas veraniegas se triplica la población, por lo que se dispara el consumo. No obstante, la provincia puede, de momento, respirar porque los embalses estaban ayer por la mañana, en total, al 60,3% de su capacidad con 372,2 hectómetros cúbicos. El año pasado, en la misma fecha, había 363,4 hectómetros cúbicos de agua embalsados, el 58,9% de su capacidad total, según los datos oficiales de la Red Hidrosur dependiente de la Junta de Andalucía. De seguir esta tendencia, se podría superar el registro del año anterior al cierre del año hidrológico –el 1 de octubre– aunque eso no quiere decir que no haya que tomar precauciones. De hecho, si el otoño es seco puede haber problemas de abastecimiento.

El embalse que se encuentra en estos momentos en mejor situación es el de Guadalteba. Tiene una ocupación del 82,9% con 127 hectómetros cúbicos, algo que no es baladí si se tiene en cuenta que es el segundo más grande de la provincia, por lo que es más difícil de llenar. En el polo opuesto está precisamente la presa de mayor tamaño de Málaga, la de La Viñuela, que apenas está al 35% con 58 hectómetros cúbicos de los 165 que le caben. Las dos presas del Guadalhorce atraviesan un buen momento con una ocupación del 73% y del 69% respectivamente, mientras que la de La Concepción en Marbella está casi en el 45%, la de Casasola en un 46% y la de El Limonero al 49%.

El comportamiento de la lluvia es, lógicamente, clave y define cómo va cada embalse. La pluviometría en este año hidrológico –de octubre a octubre– se ha elevado de forma notable en los embalses de Guadalteba, Guadalhorce y Conde Guadalhorce respecto al año anterior y se ha mermado en las presas de La Concepción, Casasola, Limonero y La Viñuela. Si se analiza la pluviometría desde el año hidrológico 1996 hasta la actualidad se observa que en este ejercicio 18/19 se ha superado el promedio en los embalses de Guadalteba (media de 406,5 hectómetros cúbicos) y Guadalhorce (449), y se ha reducido en La Viñuela (440), Limonero (456), Casasola (432) y La Concepción (688).

Vista del pantano de La Viñuela en una imagen de archivo. Vista del pantano de La Viñuela en una imagen de archivo.

Vista del pantano de La Viñuela en una imagen de archivo.

“Un 60% de ocupación en los embalses es normal, pero empezaría a ser preocupante si no llueve este otoño porque se sucederían dos periodos anómalos porque el ciclo de invierno y primavera tampoco ha sido lluvioso, por lo que estamos en situación de expectativa”, explica José Damián Ruiz Sinoga, catedrático de Geografía Física de la UMA y académico de la Academia Malagueña de Ciencias.

Según este experto, la situación actual se podría considerar “normal” en un clima mediterráneo como el malagueño, en el que hay sequías, rachas secas o riesgos de gota fría. “El Mediterráneo siempre ha sido así, pero sí es verdad que dentro de esa normalidad está habiendo una anomalía provocada por el cambio climático por lo cual da la sensación de que cada año es peor”, prosigue Ruiz Sinoga, quien recalca que “hay que tomarse en serio” el problema del déficit hídrico. Los embalses de Málaga tienen una capacidad total de 616 hectómetros cúbicos que, cuando fueron creados, cumplían la demanda existente de la población, los servicios y la agricultura. Sin embargo, en los últimos años se ha multiplicado la demanda y la capacidad es la misma, es decir, hay más consumidores para los mismos recursos.

Por ahora, en el campo no hay señales de alarma. El presidente de la Asociación de Jóvenes Agricultores de Málaga (Asaja), Baldomero Bellido, destaca que se están realizando los riegos con normalidad, aunque se esperan lluvias tempranas para la aceituna de mesa. “Los pantanos pueden sufrir para el año siguiente, sobre todo La Viñuela y la de la Concepción está regular”, subraya.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios