Málaga

La Policía libera en lo que va de año a 24 víctimas de la trata de seres humanos

  • Detiene a 30 personas en cinco grandes operaciones contra redes criminales que "extorsionan y explotan"

  • "Es una lucha sin tregua ni tolerancia", apostilla el comisario

Imagen de una de las actuaciones de la Policía contra la explotación sexual de mujeres hace unos años. Imagen de una de las actuaciones de la Policía contra la explotación sexual de mujeres hace unos años.

Imagen de una de las actuaciones de la Policía contra la explotación sexual de mujeres hace unos años. / imagen cedida por la policía nacional

"Es una lucha sin tregua ni tolerancia". El comisario provincial de la Policía Nacional de Málaga, Francisco López Canedo, se refiere a la que los agentes impulsan contra la trata de seres humanos, que considera, "una lacra" sobre la que tienen el foco puesto. Y para reflejar la dimensión de las actuaciones que han llevado a cabo subrayó que, en lo que va de año, han sido cinco las grandes operaciones desarrolladas. En total, se ha detenido a una treintena de personas por su presunta vinculación con estos delitos, que suelen tener fines de explotación sexual. Además, los agentes han liberado a un total de 24 víctimas de "redes que extorsionan y explotan".

Uno de los dispositivos más recientes dio como resultado la desarticulación de una banda de explotación sexual que, supuestamente, usaba el vudú contra sus víctimas. Las pesquisas permitieron conocer que la organización se dedicaba, presuntamente, a la explotación sexual de mujeres procedentes de Nigeria. Tres de ellas, que fueron rescatadas por la Policía en una operación en la que también participó Europol, habían sido captadas bajo la falsa promesa de acceder a un puesto de trabajo digno. Los integrantes de la organización recurrían a rituales de vudú, yuyu o magia negra para así fortalecer, mediante el miedo, la lealtad de la joven que iba a ser traficada.

Las alarmas saltaron cuando los investigadores tuvieron conocimiento de que un grupo de mujeres ejercía la prostitución bajo intimidación para saldar una deuda que podría ascender a 20.000 euros. El perfil de las víctimas correspondía a los estratos sociales y económicos más bajos de Nigeria. Una de ellas se encargaba del traslado de las chicas desde su país de origen hasta los países de Europa, donde se les facilitaba documentación necesaria para pasar la frontera. En todo momento eran acompañadas por algún miembro de la organización durante toda la ruta. Desde Nigeria, Níger y Argelia hasta Libia.

La investigación arrojó que las mujeres se alojaban en campamentos para ser trasladadas en "precarias embarcaciones" y, posteriormente, viajaban a Italia y Málaga, donde eran explotadas sexualmente. La víctima contraía una deuda con la organización una vez se encontraba en el país de destino. Vivían sometidas en pisos.

La trata de personas, según la Policía, es la "esclavitud del siglo XXI, uno de los delitos más comunes y que mueve mayor cantidad de dinero en todo el mundo, tras el del tráfico de drogas y de armas". La comisión de este delito implica la violación de todos los derechos humanos en una misma persona, "corrompiendo no sólo su libertad y dignidad sino también su integridad física y emocional".

Religiosas Adoratrices es uno de los colectivos que en Málaga atiende a mujeres en riesgo de exclusión social a causa de la prostitución, la trata con fines de explotación sexual, adicciones, violencia de género o inmigración entre otros. La presidenta, Juana López, detalló ayer que con el proyecto Vive y camina ya han atendido a unas 40 víctimas, a las que ofrecen una "acogida integral". Una vez que son rescatadas por la Policía, "llegan sin nada". Las hermanas les proporcionan ropa, comida, cama y apoyo psicológico, además de contribuir a su inserción laboral. "Hacemos un seguimiento. Las chicas lo han pasado tan mal que piden volver a su país. Las mafias las amenazan con su familia, incluso ha habido algún caso de muerte", detalló la responsable de Adoratrices.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios