Nueva modalidad delictiva

La Policía alerta de robos en casas con las llaves dejadas en los coches

  • La organización forzaba vehículos en áreas de playa y aparcamientos de parques de ocio

  • Hay siete detenidos y se han esclarecido 38 robos con fuerza en una docena de viviendas

Dinero y efectos intervenidos a la organización que robaba en viviendas Dinero y efectos intervenidos a la organización que robaba en viviendas

Dinero y efectos intervenidos a la organización que robaba en viviendas / Policía Nacional

La Policía Nacional ha alertado este lunes de una nueva modalidad delictiva de la que son víctimas personas que dejan las llaves de los domicilios en sus vehículos, bien por olvido o para llevar pocas pertenencias, al desmantelar en Málaga una red que robaba en viviendas con las llaves que hallaba en los coches.

La organización forzaba coches en áreas de playa y aparcamientos de parques de ocio, de los que sustraía las llaves de las viviendas y, con la documentación que había en la guantera, averiguaba la dirección de los domicilios, en los que abrían la puerta con las llaves y luego las devolvía a los vehículos.

Durante la operación han sido detenidas siete personas -seis hombres y una mujer de nacionalidad búlgara entre 30 y 52 años- y se han esclarecido 38 robos con fuerza, una docena en viviendas ubicadas en Marbella, Fuengirola, Benalmádena y Málaga, y otros 26 en vehículos.

Según la Policía, llama la atención la manera "impoluta" con la que los integrantes de la red llevaban a cabo los robos, ya que no dejaban muestras evidentes del registro en los inmuebles, e incluso devolvían las llaves al vehículo forzado, con el fin de que los propietarios tardaran en percatarse de las sustracciones.

El comisario jefe provincial de Policía de Málaga, Manuel Javier Peña, ha destacado en rueda de prensa la complejidad de la operación, ya que la red no solo robaba en vehículos y domicilios, sino que traficaba con drogas y los efectos robados y tenía además una gran movilidad geográfica.

Los ladrones hacían un pequeño orificio en la cerradura, "imperceptible" para los usuarios del vehículo y se hacían con las llaves de las viviendas, que las víctimas dejaban aparcados al acudir a lugares de ocio o, incluso, hospitales, ha explicado el inspector jefe José Manuel Rando.

Los ladrones hacían un pequeño orificio en la cerradura, "imperceptible" para los usuarios del vehículo

Esta modalidad delictiva ha dificultado la investigación, iniciada el pasado marzo, ya que los agentes no lograban dar con el método de acceso a la vivienda por la tardanza en la denuncia.

Los agentes han practicado tres registros en otros tantos domicilios de alquiler de Fuengirola y Benalmádena en los que se han intervenido 37 kilos de marihuana, 16.656 euros, cuatro vehículos, numerosas joyas y dispositivos electrónicos

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios