Málaga

De la Torre sigue aplazando la decisión final para intervenir sobre el Astoria

  • Seis meses después de fallarse el concurso de ideas, Urbanismo admite que no hay calendario fijado para sacar a concesión el espacio

Imagen del proyecto MAV, que contempla un centro vinculado al deporte y la salud. Imagen del proyecto MAV, que contempla un centro vinculado al deporte y la salud.

Imagen del proyecto MAV, que contempla un centro vinculado al deporte y la salud.

Seis meses después de que el Ayuntamiento de Málaga anunciase el ganador del concurso de ideas para la transformación de la manzana de los antiguos cines Astoria y Victoria, el paso definitivo que debe abrir las puertas a la concesión del espacio para la recuperación de este espacio sigue sin darse. Y por lo que parece no existe una hoja de ruta clara para que este hito tenga lugar. Oficialmente, el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, admite que por el momento no hay un calendario perfilado para ir adelante con la segunda de las convocatorias del proyecto de intervención sobre los antiguos cines, adquiridos hace poco menos de siete años por el Consistorio tras desembolsar cerca de 21 millones de euros.

La ausencia de movimiento en este sentido empieza a generar no poca incertidumbre entre los equipos que concurrieron al concurso y que, tras la renuncia de Antonio Banderas y José Seguí a optar si quiera a desarrolla la idea ganadora, garantizan la existencia de un promotor empresarial dispuesto a ir adelante con la actuación. Una muestra de ello es que, según fuentes próximas a la intervención, la pasada semana uno de estos equipos solicitó un encuentro con el edil del PP para conocer el estado actual del proceso.

"Provocamos a reunión para preguntar, porque estamos invirtiendo mucho dinero todas las partes, para ver si de verdad va a salir la segunda parte del concurso, como decía el pliego. No sabíamos muy bien como estábamos", explicaba a este periódico Alberto García, Arquitecto de la propuesta ZOCO Cultural Astoria Victoria, que contempla la creación de un mercado gastronómico, así como de espacios culturales. La iniciativa cuenta con el aval empresarial de la empresa Mercado Victoria, que ya en su día puso sobre la mesa de alcalde la opción de reconvertir la manzana en un gran mercado gourmet.

La propuesta, a expensas de los cambios que se puedan introducir para mejorar el equipamiento cultural, se valora en unos 21 millones de euros, dando cabida en el futuro inmueble a un teatro subterráneo para 1.200 personas. La planta baja quedaría reservada para un mercado gastronómico que contaría con los hosteleros de la ciudad. La primera planta se destinaría a la Casa Natal Pablo Ruiz Picasso; la segunda, a una sala de congresos, espacios para showcooking. Y la planta cubierta está pensada como mirador, con huertos para presentaciones.

García admite que el encuentro, los responsables municipales no fijaron calendario cierto para las siguientes etapas. "Todo tiene cierta ambigüedad pero entendimos que pretenden continuar con la segunda fase, pero sin dejar nada cerrado… Vamos a seguir trabajando", dijo, al tiempo que expuso que a pesar de la ausencia de directrices por parte de la Gerencia de Urbanismo, el equipo sigue trabajado en la idea de ampliar los usos culturales inicialmente previstos.

La situación se extiende al otro de los dos equipos mejor considerados tras la criba realizada por los técnicos de Urbanismo en la búsqueda de propuestas que cuenten con suficiente músculo empresarial como para garantizar el éxito del concurso. En este caso, con un estudio de arquitectura de Madrid, la idea MAV toma como punto de partida la creación de un espacio innovador en materia deportiva y de salud, que aunase espacio para el ocio y la salud. En su caso, según fuentes próximas al proyecto, la ausencia de información es patente. De hecho, indicaron que desde finales del pasado mes de agosto no tienen novedad al respecto.

Esta propuesta cuenta con el respaldo de la firma Enjoy Wellnes, a su vez avalada por el fondo de inversión Espiga. Su iniciativa es la de "ofrecer un servicio diferenciado y de calidad adaptado a las circunstancias reales de cada persona, momento y lugar; llegar al 100% de la población, popularizando el concepto wellness en todos sus aspectos". Y ello, en el caso del Astoria, pasa por incluir "balneario, piscina, tratamientos terapéuticos, zona de ludoteca, cafetería de la salud en la que se aprende a comer y a preparar los productos, espacios de chill out en la cubierta, zona fitness", relataron fuentes próximas a la iniciativa. Además, el edificio futuro acogerá un auditorio capaz de albergar a unas 600 personas (1.500 metros de superficie). Todo ello con una inversión estimada de 7 millones de euros.

Algunas fuentes municipales consultadas mostraron su extrañeza con la dilación en la toma final de la decisión, más aún si se tiene en cuenta que son dos las únicas propuestas que objetivamente tienen potencial para ser materializadas. El paso definitivo, en cualquier caso, tras el prolijo trabajo técnico de estudio y análisis queda pendiente del alcalde, Francisco de la Torre, cuyas aspiraciones iniciales al hacerse con estos edificios era el de ejecutar el bautizado como Museo de Museos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios