Málaga

Vox Málaga critica que se les etiquete "injustamente" de extrema derecha

  • La diputada Patricia Rueda afirma que a los demás partidos políticos "les preocupan más los sillones que los malagueños y españoles"

Patricia Rueda, valora los resultados electorales de Vox Málaga, junto a José Enrique Lara y Rubén Manso. Patricia Rueda, valora los resultados electorales de Vox Málaga, junto a José Enrique Lara y Rubén Manso.

Patricia Rueda, valora los resultados electorales de Vox Málaga, junto a José Enrique Lara y Rubén Manso. / M. H.

La candidata número uno de Vox por Málaga, Patricia Rueda, ha subrayado que están "muy contentos y orgullosos" del apoyo dado a su partido en la provincia, que ha permitido lograr el segundo diputado y estar cerca del tercero. Así, ha repetido a los que "no paran" de etiquetarles: "No somos extrema derecha, somos extrema necesidad".

En declaraciones a Europa Press, Rueda ha indicado que al resto de partidos políticos "les preocupan más los sillones que los malagueños y españoles y es momento de decir basta". A su juicio, Vox "ha alterado el mapa político y estamos protagonizando un cambio político y cultural, defendiendo la vida, la familia, los principios, el trabajo, etcétera".

La diputada ha agregado que durante la campaña se le han acercado votantes socialistas que le decían que antes votaban al PSOE y ahora a Vox: "Me decían sois la esperanza; nos hemos encontrado a muchos y también de Unidas Podemos".

Ha incidido en el "importante" crecimiento tanto a nivel nacional como provincial y ha asegurado que el "gran compromiso es seguir trabajando por Málaga". Incluso, ha destacado que hayan estado "a punto, a un puñado de votos" de lograr el tercer diputado y arrebatárselo al PP.

"Estamos para ayudar, construir, sumar, para hacer mucho por Málaga y España y nos llena de entusiasmo y emoción lo obtenido", ha manifestado, al tiempo que ha considerado que el ascenso se debe también "al hartazgo en el que estamos todos sumidos".

Según Rueda, lo sucedido este domingo les hace "mirar el presente" y ha recordado que cuando en campaña le preguntaban por medidas concretas para Málaga y le recriminaban que sólo hablaran de Cataluña "decía que hay que mirar el programa nacional porque lo que es bueno para España es bueno para Málaga".

En este punto, ha enumerado que bajar la cuota para autónomos, reducir impuestos, el plan hidrológico nacional, etcétera, "son para todos". "Siempre --ha continuado-- decimos que las medidas de Vox son de sentido común, son para garantizar el Estado de bienestar y la gestión eficiente de los recursos y seguimos diciendo que no a trabas burocráticas, al Estado de las autonomías, que son 77.000 millones de euros todos los años y ese dinero hace mucha falta para garantizar la sanidad, las pensiones, las infraestructuras...".

Sobre Cataluña, la dirigente de Vox ha incidido en que "no se puede permitir ver a jóvenes pateando, es odio". "No podemos tener una España dividida, a la que a los niños se les espíe por hablar castellano y lo que pasa allí es un modelo que no se puede replicar en las Islas Baleares o Valencia", ha subrayado.

Cuestionada por las acusaciones de ultraderecha del PSOE, ha criticado que en campaña "no paraban de decirnos extrema derecha y de etiquetarnos injustamente". En los debates con el resto de candidatos malagueños, "no paraban de decirme que éramos machistas, y yo era la única mujer". "Somos extrema necesidad, no extrema derecha, no hemos venido a contar cuentos sino a resolver los problemas", ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios