Málaga

Las ampas de Málaga demandan a la Junta mayor seguridad para la vuelta al colegio

  • La Federación de Asociaciones de Padres y Madres, Fdapa, ha iniciado una campaña de recogida de firmas

  • Exigen "nuevas instrucciones asumibles, claras y concretas", entre ellas aumento de la plantilla docente e incorporación de personal sanitario a los centros

Una clase vacía durante el periodo de confinamiento. Una clase vacía durante el periodo de confinamiento.

Una clase vacía durante el periodo de confinamiento. / Efe

Planear la vuelta a las aulas cuando aún amenaza la pandemia no está siendo nada fácil. La Consejería de Educación envió unas instrucciones a los centros a comienzos de julio y, posteriormente y tras recibir más de 250 dudas por parte de los equipos directivos, se trasladó un decálogo de cómo actuar en el próximo mes de septiembre. Pero esto no ha supuesto la tranquilidad necesaria.

Más de un centenar de Ampas se han unido para reivindicar mayor seguridad y un total de 52 centros de la provincia mandaron un escrito expresando lo que no está en su mano cumplir por falta de recursos materiales y humanos. Este jueves, se suma la Federación de Asociaciones de Padres y Madres, Fdapa, que ha iniciado una campaña de firmas para instar a la Junta de Andalucía a poner en marcha "nuevas instrucciones asumibles, claras y concretas". 

"Después de observar que la Consejería de Educación no está por la labor de hacer una vuelta segura al colegios, desde Fdapa Málaga hemos iniciado una campaña de firmas para que la Junta ponga fin a la desesperación que las familias estamos diciendo", afirma Enrique Medina, presidente de la entidad.

Piden mayor seguridad para el alumnado en su regreso a las aulas. "Es necesario que el derecho a la educación no se enfrente al derecho a la salud de los menores", asegura Medina en un comunicado y subraya que "presenta un riesgo para nuestros hijos no tener un plan para garantizar espacios seguros tal y como establecen las recomendaciones de la OMS y la Unión Europea". Eso sí, el colectivo parte de la base de que "la educación presencial es necesaria para garantizar la igualdad en la escuela pública". 

Por ello, desde la Fdapa exigen un aumento de las plantillas de personal docente y de servicios, la incorporación de personal sanitario en los centros, dotación económica para adaptar las instalaciones, así como materiales y recursos para cumplir las recomendaciones sanitarias y protocolos para las limpiezas extraordinarias de los espacios de uso compartido. 

Además, piden que Educación se "soluciones de carácter práctico a la Educación Infantil" y que se disponga de un plan alternativo en caso de volver a las clases no presenciales, que sea claro y concreto, con metodologías y uso de plataformas unificadas. 

En cuanto a los servicios complementarios, el aula matinal, el comedor, las actividades extraescolares y el transporte, la Fdapa pide que se establezcan protocolos específicos para garantizar la seguridad en ellos. También demandan atender a las necesidades particulares de cada familia y teniendo en cuenta las personas de riesgo que la componen y contemplar planes para la conciliación familiar, además de garantizar la presencialidad y participación de las Ampas. 

"Las familias como ciudadanos, usuarios y receptores, del servicio educativo que prestan nuestras administraciones y que no olvidemos pagamos entre todos con nuestros impuestos, no entendemos por qué no se nos ha llamado para formar parte y sumar en la búsqueda de soluciones", critica Medina.

"Sin embargo, sí que se nos pide confianza y colaboración para apoyar unas indicaciones incoherentes, en la idea de que son las únicas posibles", concluyen desde Fdapa Málaga agregando que las familias se sienten "abandonadas por la administración". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios