Málaga

Ciudadanos armenios se manifiestan en Málaga contra los ataques de Azerbaiyán y Turquía

  • La tensión entre Azarbaiyán y Armenia estalló hace un par de semanas, con un enfrentamiento armado en la región fronteriza de Nagorno Karabajaj

Movilización de ciudadanos armenios en Málaga contra los ataques de Turquía y Azerbaiyán. Movilización de ciudadanos armenios en Málaga contra los ataques de Turquía y Azerbaiyán.

Movilización de ciudadanos armenios en Málaga contra los ataques de Turquía y Azerbaiyán. / M. H.

Ciudadanos armenios se han manifestado en Málaga este viernes para protestar por los ataques de Azerbaiyán y Turquía contra Armenia. Los asistentes a la concentración, que ha tenido lugar esta tarde en la calle Larios, frente al Consulado de Turquía situado en la calle Bolsa, han portado una pancarta con el lema 'Armenia vencerá'.

Envueltos en banderas de Armenia y con carteles en contra de Erdogan, el jefe del Gobierno turco, y del presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, decenas de personas pertenecientes a la comunidad armenia en Málaga han pedido el cese del conflicto.

La tensión entre Azarbaiyán y Armenia estalló hace ya un par de semanas, con un enfrentamiento armado en la región fronteriza de Nagorno Karabajaj, reconocida como territorio de Azerbaiyán, pero en la que vive una mayoría de población armenia.

En un manifiesto, han reprochado la actitud de Turquía -país que, junto a Rusia, tiene un papel clave en la mediación del conflicto- y han acusado a Erdogan haber llevado "más de millar y medio de yihadistas sirios a la región. "Una vez más en su ansia expansionista alimenta un nuevo foco de yihadismo radical", señalaba el comunicado.

Sobre Israel han dicho que "se dedica a suministrar armas a islamistas radicales, posicionándose nuevamente con los bárbaros y contra los defensores de la civilización". Asimismo, han criticado la postura de la Unión Europea "que no representa la Europa que defendemos, ni es europea; se dedica a imponer sanciones contra Bielorrusia pero no a Turquía, para favorecer con la hegemonía neoturca el acceso regular del gas y petróleo del mar Caspio a la Unión Europea".

Hasta ahora, ambas partes se han negado a cesar las hostilidades, que se han cobrado la vida de, al menos, 53 civiles (según informó este viernes la ONU) y centenares de combatientes. Aunque, Armenia ha reconocido más de 300 muertes militares, pero Azerbaiyán no ha admitido ninguna baja entre sus tropas.

El conflicto armenio-azerbaiyano se remonta a los tiempos de la Unión Soviética, cuando a finales de la década de 1980 el territorio azerbaiyano de Nagorno Karabaj, poblado mayoritariamente por armenios, pidió su incorporación a la vecina Armenia, tras lo cual estalló una guerra que causó unos 25.000 muertos.

Al término de los combates, que se prolongaron hasta 1994, las fuerzas armenias se hicieron con el control de Nagorno Karabaj y también ocuparon vastos territorios azerbaiyanos, que llaman "franja de seguridad", para unirlo a Armenia.

Azerbaiyán sostiene que la solución al conflicto con Armenia pasa necesariamente por la liberación de los territorios ocupados, demanda que ha sido respaldada por varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. Armenia apoya el derecho a la autodeterminación de Nagorno Karabaj y aboga por la participación de los representantes del territorio separatista en las negociaciones sobre el arreglo del conflicto

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios