Apertura del carril reversible en el acceso al PTA El PTA empieza a respirar

  • El primer día de aplicación de las medidas impulsadas por la Junta se salda con una mejora en la fluidez del tráfico

Imagen del acceso principal al PTA, ayer. Imagen del acceso principal al PTA, ayer.

Imagen del acceso principal al PTA, ayer. / Javier Albiñana (Málaga)

Comentarios 2

Abandonado a su suerte durante no pocos años, el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) empieza a respirar. Ahogados por la estrechez de sus accesos viarios y la falta de alternativas de movilidad, los ya casi 20.000 trabajadores que a diario acuden a las alrededor de 800 empresas asentadas en la tecnópolis atisban los beneficios de las primeras mejoras puestas en marcha desde el arranque del año, ya sea en forma de lanzadera de autobús desde la última parada del Metro o mediante la puesta en funcionamiento de un carril reversible en la hora punta matinal.

Desde las 07:30 y hasta las 09:00 de ayer funcionaron las últimas medidas adoptadas por la Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía, consistentes, entre otras, en la creación de un carril reversible que incrementa la capacidad de la única vía de conexión entre la autovía del Guadalhorce, la A-357, y la glorieta de acceso al parque, que también fue ampliada con un carril más. De momento, la vigencia de esta medida queda acotada a este horario.

Una de las ventajas de la operación es que los vehículos pueden elegir entre los dos carriles externos para un posible giro a la derecha y acceder al PTA por Juan López de Peñalver o la calle Graham Bell. Y ello sin perjudicar a los vehículos que continúan circulando por el interior de la glorieta. A esto se suma la activación de de un sistema de semáforos en las horas de mayor afluencia.

Las primeras reacciones de los operarios, sufridores tradicionales de los importantes atascos generados tanto en la hora punta de entrada como en la salida a primera hora de la tarde, eran favorables. Algunos de ellos vienen a incidir en que la medida, al menos en la jornada inaugural, les permitió reducir en unos 10 minutos el tiempo medio de trayecto.

Entre las voces autorizadas está la del director del PTA, Felipe Romera, que ayer, a diferencia de otros días, optó por acudir a su trabajo por la A-357 para observar de primera mano el funcionamiento de los cambios introducidos. "He estado desde antes de las 7 viendo cómo iba hasta las 8.30 y por lo que he visto todo ha muy bien; la parte de la rotonda ha funcionado perfectamente, no ha habido retenciones", explicó Romera, para quien este primer día "ha sido un éxito tremendo".

Sí apuntó el poco uso que los usuarios daban a la alternativa que supone la calle Graham Bell en lugar de la avenida Juan López Peñalver. "Es verdad que tienen que acostumbrarse; quizás ha habido un poco de despiste", señaló. Para Romera, tradicionalmente crítico con la falta de medidas, los pasos que se han dado hasta el momento está permitiendo "aliviar mucho la situación". "No diría que esta medida sea definitiva pero va a aliviar mucho tráfico", insistió.

Las medidas ya adoptadas en el corto plazo tienen que ser acompañadas en un escenario medio y plazo de otras infraestructuras como la prolongación del Metro, la extensión del Cercanías y la ejecución de u nuevo acceso viario por la zona este del parque.

Otros trabajadores valoraban la instalación de los semáforos, pero advertían de que "el mayor problema son las colas que se generan dentro del parque y a eso nadie le pone solución". Esta operaria reclamaba la construcción de un nuevo puente por encima del PTA, lo que dotaría a la tecnópolis de un nuevo punto de salida.

Los trabajos del carril reversible fueron encargados a la Empresa de Transformación Agraria (Tragsa). Tras comenzar el 8 de abril, con un plazo estimado de dos meses, la obra se ha acortado en casi tres semanas. El presupuesto rondaba los 480.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios