Urbanismo

Un fondo alemán activa una inversión inmobiliaria de 100 millones en La Princesa

  • Grupo Aquila impulsa unas 500 viviendas en Santa Rufina y San Lucas

  • Esta semana arrancan las obras de urbanización 

Vista de los terrenos donde se proyecta la nueva promoción. Vista de los terrenos donde se proyecta la nueva promoción.

Vista de los terrenos donde se proyecta la nueva promoción. / Javier Albiñana

Comentarios 0

Casi ocho años después de que se acometiese el derribo de las naves industriales de la antigua Confecciones Sur, en la zona de La Princesa, la maquinaria que permitirá levantar sobre estos suelos alrededor de 350 viviendas se pone definitivamente en marcha. La promotora de esta operación, AQ Acentor, perteneciente al fondo de inversión de origen alemán Grupo Aquila, tiene intención de arrancar esta misma semana los trabajos de urbanización en el sector Santa Rufina, del que el citado fondo es propietario al 100%.

La actuación sobre esta pieza de suelo va a suponer una inversión próxima a los 60 millones de euros, según los datos aportados por la firma. Una aportación que incluye no solo la ejecución de las edificaciones previstas, sino también en la adecuación de los terrenos. La primera fase, correspondiente a la urbanización, se calcula en unos dos millones de euros, con un plazo de desarrollo de ocho meses. Este proyecto fue aprobado inicialmente por el Ayuntamiento hace ahora seis años.

Diseño de uno de los edificios previsto en Santa Rufina. Diseño de uno de los edificios previsto en Santa Rufina.

Diseño de uno de los edificios previsto en Santa Rufina.

No obstante, la intención de la empresa es anticipar la construcción de los edificios residenciales. En este sentido, desde AQ Acentor se apunta que esta parte del proyecto podría iniciarse a finales del segundo trimestre del año, con unos dos años de ejecución por cada inmueble. Sí apuntaron desde la empresa que los edificios se iniciarán al mismo tiempo, al contar con la misma cimentación.

Sobre esta finca se dibujan tres edificios, dos de ellos de planta baja más once alturas, con capacidad para 80 y 130 viviendas, respectivamente, y a las que se sumará más adelante otra torre de 74 metros de altura, con 20 plantas.

Para el año 2022 se espera que esté culminada en su integridad la transformación de este antiguo asentamiento fabril. El proyecto, no obstante, no afecta solo a Santa Rufina, sino que también tiene relación con el sector vecino San Lucas, de cuyos aprovechamientos Grupo Aquila es el propietario mayoritario, ostentando el 60% de los mismos, lo que se traduce en algo más de 18.000 metros cuadrados de techo, con lo que se podrían desarrollar 150 viviendas y locales comerciales. Una cifra que no incluye la del resto de propietarios.

Con todo, son del orden de 500 viviendas las que el fondo alemán podrá edificar en este espacio de la ciudad, muy próximo a los suelos ganados tras el soterramiento de las vías del tren en su entrada en la ciudad. La inversión global, sumando Santa Rufina y San Lucas, es de unos 100 millones de euros.Las obras de urbanización en los dos sectores regenerará un área de más de 41.000 metros cuadrados, con la ejecución de nuevos viales que ordenan las calles San Lucas, Santa Rufina y Río Gargálica, infraestructuras que dotará de todos los servicios a las parcelas, como gas natural, alumbrado de LED, operadores de telefonía. A estos elementos se suma un parque público de más de 7.500 metros cuadrados.

La presencia de AQ Acentor en la provincia no es nueva, ya que ya impulsa la construcción de viviendas en otras dos localidades malagueñas: Rincón de la Victoria y Estepona. En la primera de las localidades ejecuta la Reserva del Rincón, que incluye 186 viviendas, de 1 a 4 dormitorios, con terrazas y vistas al mar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios