Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Málaga

El levante mantendrá las medusas hasta finales de junio

  • Las mayores concentraciones se mantenían ayer en Nerja y Torrox, y menos en Málaga

No se sabe a ciencia cierta el comportamiento que tendrán, a qué playa y cuándo podrían llegar. Pero el predominio del viento de régimen de levante hará que, como mínimo, las medusas que desde el fin de semana se han instalado a lo largo del litoral malagueño se quedarán hasta principios de julio. Y es que las previsiones del Centro Meteorológico de Málaga no dejan a lugar a dudas sobre que el viento del este soplará, al menos, hasta el 30 de junio con posible continuidad incluso en los días posteriores y mientras eso ocurra habrá pocos cambios, ya que esta especie pelágica no tiene capacidad propia para moverse y será el viento de poniente el que las aleje de la costa malagueña.

De hecho, aunque parece que en menor medida que durante el pasado fin de semana, ayer aún continuaban las incidencias por medusas en parte del litoral malagueño, especialmente en el extremo oriental. Las mayores concentraciones, según explicó a este periódico Jesús Bellido, biólogo del Aula del Mar y uno de los encargados de la gestión de la aplicación de móvil Infomedusas, se mantenían ayer en Nerja y Torrox, donde ondearon las banderas amarillas e incluso la roja en la playa del Peñoncillo. También en la franja entre la zona de la Araña y Pedregalejo de la capital hubo que poner la bandera amarilla por la presencia de medusas ayer, mientras que en Mijas y Marbella se observaron manchas pequeñas y dispersas durante todo el día.

"Las medusas están ahí y no se van a ir de golpe", advirtió Bellido, que aseguró que se está haciendo un seguimiento diario de la evolución de estos grupos que se "mueven en la columna de agua buscando alimento y que pueden ser arrastradas o no hacia la costa en función de si se encuentran más arriba a merced de los vientos". Los pescadores malagueños han llegado a ver estos días enjambres de Pelagia noctiluca incluso a 40 metros de profundidad y eso ha hecho que las redes de algunos barcos pesqueros hayan capturado más medusas que peces, como ha ocurrido puntualmente en la costa oriental. Según Mari Carmen Navas, patrona mayor de la Cofradía de Pescadores de La Caleta de Vélez, "verse sí se están viendo y algunos barcos de cerco están capturando más de lo normal", aunque advirtió que "no es una cosa extraña porque es el hábitat que comparten peces y medusas, sólo que al haber más cantidad de éstas es más probable pillar más según en qué momento".

Un barco de limpieza recogiendo medusas el pasado lunes en la playa de La Malagueta. Un barco de limpieza recogiendo medusas el pasado lunes en la playa de La Malagueta.

Un barco de limpieza recogiendo medusas el pasado lunes en la playa de La Malagueta. / álvaro cabrera

Pero, en general, las medusas no están afectando a la actividad pesquera, aunque el presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Málaga y patrón mayor de Fuengirola, Miguel Carmona, reconoció que "puede ser fastidioso porque hay que ir seleccionando manualmente y si se captura un volumen grande puede hacer puntualmente que el barco pierda el lance del pescado". También en esa zona los pescadores han visto estos días grandes cantidades de medusas desde el mismo puerto hasta cuatro millas mar adentro, al igual que en Estepona donde "hay una invasión por todos lados", explicó el patrón mayor de esa cofradía, Pedro Benzal.

No obstante, todos coinciden en que poco a poco se va relajando la situación. De hecho, expertos en medusas del Aula del Mar pidieron ayer en una jornada formativa sobre el tema en Marbella a los usuarios de las playas de la provincia "precaución, pero en ningún caso, preocupación" ante las posibles presencias de medusas que puedan producirse en verano.

La razón que dio el presidente del Aula del Mar, Juan Antonio López, es que las medusas son "especies que llevan aquí millones de años y son un fenómeno natural". Por determinadas causas ambientales, como la predominancia del viento de Levante y la temperatura del agua del mar pueden aparecer en algunos puntos de la costa porque son arrastradas por la propia corriente. Pero advirtió que no son animales peligrosos, aunque si hubiera alguna picadura en personas sensibles dijo que se debe acudir a los servicios sanitarios correspondientes. Las picaduras se tratan como si fuera una especia de quemadura o la picadura de una avispa.

Ante una posible picadura, López recomendó "no alterarse, limpiar los restos de célula urticante con agua salada, nunca con dulce, limpiar después la herida con un antiséptico. Por eso es importante evitar el contacto directo con los ejemplares depositados en la orilla aunque estén muertos. La aplicación móvil Infomedusas, que gestiona el Aula del Mar y financia la Diputación provincial, resulta una herramienta de gran utilidad en estos casos y ya cuenta con 40.000 descargas. Los usuarios pueden alertar de dónde hay medusas, la situación de cada playa y consultar recomendaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios