Librería Luces | Premio Malagueños de Hoy 2020 Librería Luces: "Las obras del Metro nos metieron en la cuneta, pero el barco sigue su rumbo"

  • Desde su fundación en 2003, Luces ha sido protagonista en la definición de la vida cultural de Málaga

  • En el último año, además, ha garantizado el suministro de libros a sus lectores por encima de epidemias y confinamientos, con un compromiso cívico que en muchos casos ha ido por delante del negocio 

  • Malagueños de Hoy: Ejemplos de entrega en tiempos de pandemia

Librería Luces. Premio Malagueños de Hoy 2020 / Foto: Javier Albiñana

La Librería Luces abrió sus puertas en 2003 como fruto del trabajo de Joaquín Ortega y Pilar Villasana. Joaquín era abogado penalista y un lector borgeano, un humanista en el sentido más completo de la palabra que cultivó amistad y complicidad con los escritores malagueños y alentó siempre el sueño de abrir una librería en su ciudad. Pilar Villasana traía consigo una amplia trayectoria en el mundo editorial que comenzó con la distribución de libros prohibidos por el franquismo en la clandestinidad y continuó con puestos de responsabilidad en algunos los principales sellos del país. Los dos fundaron su librería con un propósito fundamental: demostrar que en Málaga, en contra de los dichos más lamentables, había lectores, muchos, y de muy buena calidad. 

Ese propósito cristalizó en Luces, un proyecto abierto en el mismo corazón de Málaga, en la Alameda Principal, para el que contaron desde el principio con José Antonio Ruiz como aliado esencial en la dirección de la empresa. La librería no tardó en convertirse en un modelo de gestión alabado e imitado en el resto de España. Por primera vez, Málaga contaba con una librería propia de una gran ciudad y los lectores no tenían que trasladarse a otras capitales para disfrutar de un gran fondo literario a su disposición. También fue Luces pionera en la organización y programación de actividades en torno al libro, hasta convertirse de hecho en uno de los centros culturales de referencia en Málaga. La aparición de Luces resultó fundamental para la llegada posterior de otras librerías, el refuerzo de la Feria del Libro, la entrada en juego de los nuevos festivales literarios y la posición estratégica de Málaga como centro de referencia en el mundo del libro a nivel nacional. Nada de esto habría sido posible sin Luces.

Los responsables de Luces, Pilar Villasana y José Antonio Ruiz, recibieron el Premio Malagueños de Hoy de manos del alcalde, Francisco de la Torre

En este tiempo, eso sí, no han faltado las dificultades. El primer revés serio llegó con el fallecimiento de Joaquín Ortega en 2009 justo cuando Luces empezaba su expansión con la apertura de una sucursal en el Aeropuerto. El trago fue amargo sin remedio pero Pilar y José Antonio demostraron el tesón y el talento suficientes para que Luces siguiera siendo la gran librería que Joaquín siempre había soñado. Algunos años después, las obras del Metro dejaron a Luces en una posición delicada, oculta tras un socavón interminable que se llevó por delante buena parte de la clientela, hasta que a finales de 2018 la solución a la crisis llegó con un local, también en la Alameda, en el número 37 donde una vez tuvo su casa la antigua Imprenta Sur de la que hicieron uso los poetas de la Generación del 27. El traslado a este local garantizó la supervivencia del negocio, pero cuando todo parecía al fin recuperar el buen rumbo la adversidad volvió en forma de pandemia. El confinamiento decretado el pasado marzo condenó a Luces al cierre, pero la librería llegó a aumentar hasta en un 100% su volumen de ventas por internet, con un empeño en seguir llevando libros a los lectores por encima de los obstáculos más complejos que volvió a servir de ejemplo mucho más allá de la provincia de Málaga. Desde entonces, Luces ha representado un papel protagonista en la recuperación de la actividad cultural de la ciudad, con el fomento de encuentros literarios con la misma Alameda Principal como escenario privilegiado y sin dejar de programar nuevas actividades y proyectos. Este empeño, que ha garantizado la buena salud de la literatura en Málaga en medio de la desolación del coronavirus, hace a Luces merecedor de su reconocimiento como Malagueño de Hoy por parte del diario Málaga Hoy.

Los citados Pilar Villasana y José Antonio Ruiz recibieron este galardón este lunes en el acto celebrado en el Museo Carmen Thyssen de manos del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre. Villasana recordó con emoción a todos y cada uno de los miembros y trabajadores de la Librería Luces y afirmó que, aunque ciertamente "las obras del Metro nos llevaron a la cuneta, el barco de Luces continúa su marcha, contra viento y marea". Ruiz recordó por su parte que en los momentos más duros del confinamiento "buena parte del personal sanitario que trabaja en las UCI nos pedía que les lleváramos libros para hacer más llevadera su tarea. Ahora, recibir este premio junto a los responsables de las UCI nos hace sentir pequeños, pero también muy orgullosos". Que Málaga siga teniendo buenas lecturas en el futuro, sean cuales sean las adversidades, será, en buena parte, gracias a ellos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios