Nuevos delegados de la Junta en Málaga La Junta recurre al ‘núcleo’ de Bendodo para cerrar su estructura

  • 'Ficha' como altos cargos a Fernando Francés, Ana Carmen Mata, Raúl Jiménez y Andrés Gutiérrez Istria

  • Sitúa como delegado de Salud a un crítico con la gestión sanitaria del PSOE

Carmen Casero y Raúl Jiménez este martes en el Ayuntamiento de Málaga. Carmen Casero y Raúl Jiménez este martes en el Ayuntamiento de Málaga.

Carmen Casero y Raúl Jiménez este martes en el Ayuntamiento de Málaga. / Javier Albiñana

La nueva estructura de la Junta de Andalucía pasa a tener acusado sello malagueño. La culminación de la ronda de nombramientos de cargos de la Administración regional a la que ayer dio luz verde el Consejo de Gobierno andaluz sitúa en posiciones estratégicas y de relevancia organizativa a 11 técnicos y políticos con vinculación a la provincia, a los que sumar los seis delegados territoriales. El reparto de designaciones pone de relieve el peso del consejero de Presidencia y Administración Pública, Elías Bendodo, por cuanto muchos de los afectados forman parte de su núcleo de confianza. Otro rasgo a destacar del nuevo equipo es su experiencia en la gestión pública.

Del listado conocido ayer destaca el nombre de Fernando Francés. El hasta ayer gerente del Centro de Arte Contemporáneo (CAC) de Málaga pasa a asumir la Secretaría General de Innovación Cultural y Museo, encargo que le ha obligado a renunciar a su relación con el equipamiento cultural municipal. Es más, según confirmó el propio Francés lo que ha hecho ha sido vender la empresa que se encarga de la gestión de este museo.

La aparición sorpresiva de Francés, que se encuentra investigado por el juzgado que trata el caso de los mosaicos de Invader aparecidos en la capital de la Costa del Sol, se relaciona de manera clara con su buena relación con Bendodo. Muestra de ello es que con el ahora consejero como presidente de la Diputación, fue adjudicatario de la gestión del Museo de Arte de la Diputación (MAD) en Antequera.

Andrés Gutiérrez Istria será uno de los altos cargos clave en el futuro del Metro

El ejercicio de Bendodo como hombre fuerte del nuevo Ejecutivo regional se pone igualmente de manifiesto en la elección de la hasta ahora vicepresidenta primera de la Diputación, Ana Carmen Mata, para el puesto de secretaria general de Familias. Así como en el fichaje de Raúl Jiménez, ya ex concejal de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Málaga, que viaja a Sevilla en calidad de director gerente de la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía.

Jiménez es uno de los ediles de mayor confianza de Bendodo que aún permanecían en la Casona del Parque. Su marcha tiene lugar casi un año después de que se viese afectado por la última gran crisis de gobierno impulsada por el alcalde, Francisco de la Torre, quien le retiró las competencias en materia de Medio Ambiente y Limasa.

A estos nombramientos hay que agregar los de Miguel Briones, ex subdelegado del Gobierno en Málaga, como secretario general de Interior y Espectáculos Públicos, y el de Andrés Gutiérrez Istria, otra de las personas que fue rescatada por Bendodo en el año 2013 como director técnico de Fomento y Atención al Municipio de la institución supramunicipal. Ahora cuenta con él como secretario general de Infraestructuras, Movilidad y Ordenación del Territorio, papel clave en el futuro del Metro de Málaga. José María Morente, director general de Urbanismo de Marbella desde marzo de 2018, es el elegido para la Dirección General de Urbanismo.

La sesión del Consejo de Gobierno andaluz de ayer permitió, casi tres semanas después de la toma de posesión del Gobierno andaluz, conocer la identidad de los delegados territoriales en Málaga. Destaca el caso de la elección del portavoz de la plataforma ¡Basta Ya!, Carlos Bautista, como nuevo delegado de Salud. Este colectivo fue especialmente crítico y reivindicativo con la anterior Administración sanitaria.

Mar Torres y Miguel Mayorga se perfilan como sustitutos de Jiménez y Casero

Carmen Casero es otro de los ediles robados por el Gobierno andaluz al equipo de gobierno del PP en la Casona del Parque, donde era concejala de Accesibilidad. A ella se le asignan las responsabilidades territoriales en materia de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Patrimonio Histórico; el alcalde de Coín, Fernando Fernández Tapia-Ruano, quien ya anunció que no iba a repetir como candidato del PP a la reelección en las municipales de mayo, pasa a ocupar la cartera provincial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Sostenible.

El elenco se completa con las delegaciones en manos de Ciudadanos. La formación naranja tira de un miembro independiente de la dirección provincial del PP, Mercedes García Paine, para la Delegación de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación. Paine trabajó en Melilla con el actual consejero de Educación, Javier Imbroda. Nuria Rodríguez Cubero, concejala del Ayuntamiento de Mijas, asume las responsabilidades en Turismo, Justicia, Regeneración Democrática y Administración Local, y Miguel Guijarro las de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo y Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad.

La marcha de Jiménez y Casero como integrantes de la Corporación malagueño quedó materializada ayer en un Pleno extraordinario y urgente. Los dos nombres que De la Torre verbalizó como previsibles sustitutos son Mar Torres, actual directora técnica del área de Derechos Sociales, y Miguel Mayorga. En la sesión, el regidor deseó el “mejor de los éxitos” a los dos nuevos responsables autonómicos, y dijo alegrarse de se haya tenido en cuenta a su equipo de gobierno, porque demuestra que “la preparación, la experiencia y el banquillo de Málaga es potente”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios