Municipal

La oposición censura al alcalde de Málaga por su "permisividad" con los "insultos" en el pleno sobre Villas del Arenal

  • PSOE, IU y Málaga Ahora también lamentan el comportamiento de Teresa Porras, a quien consideran "la gran urdidora" de lo sucedido con el público asistente

Asistentes al pleno extraordinario sobre Villas del Arenal, a la salida del mismo. Asistentes al pleno extraordinario sobre Villas del Arenal, a la salida del mismo.

Asistentes al pleno extraordinario sobre Villas del Arenal, a la salida del mismo.

Los grupos de izquierdas en la oposición en la Casona del Parque (PSOE, Málaga Ahora e IU-Málaga para la Gente) llevarán una moción ordinaria que al pleno de este mes en la que censurarán al alcalde, Francisco de la Torre, su "permisividad" respecto al "mal comportamiento, insultos y ataques hacia los integrantes de la oposición antes, durante y después de la celebración del pleno extraordinario de Urbanismo", en el que se aprobó la petición de cese a los concejales del PP investigados en relación con las presuntas "injerencias políticas" en el caso Villas del Arenal.

Han recordado que el pasado 11 de marzo tuvo lugar el desarrollo de este pleno, una sesión convocada por los grupos de la oposición "ante la gravedad" de los acontecimientos judiciales que han sobrevenido en las últimas semanas y que han conllevado la citación judicial en calidad de investigados de dos concejales del equipo de gobierno, Teresa Porras y Francisco Pomares, y del coordinador gerente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, José Cardador, a quienes se les ha llamado a declarar.

Asimismo, los portavoces de PSOE, Málaga Ahora e IU-Málaga para la Gente, Daniel Pérez, Ysabel Torralbo, y Eduardo Zorrilla, respectivamente, han destacado que "es notorio que la celebración de este Pleno ha estado acompañada por la fuerte movilización realizada por parte de la concejala delegada del distrito de Cruz de Humilladero, Teresa Porras, de vecinos de Villas del Arenal, barriada en la que, supuestamente estos dirigentes políticos instaban a reducir en la medida de lo posible la presión sancionadora sobre vecinos que presuntamente habían cometido alguna irregularidad urbanística".

Así, Pérez ha indicado que "desde antes del inicio del pleno los concejales de los grupos de la oposición tuvimos enormes dificultades para entrar, recibimos codazos y empujones de quienes se amontonaban en las puertas del Ayuntamiento y habían venido con indicaciones por parte de Teresa Porras, y que pudimos acceder gracias a la labor desarrollada por los agentes de la Policía Local".

"Durante todo el pleno vimos cómo algunos asistentes nos increpaban e insultaban por rechazar lo que había estado ocurriendo en el seno de urbanismo, por criticar que en Málaga se habían cometido presuntamente irregularidades urbanísticas con el consentimiento de los responsables de la Gerencia de Urbanismo y con el conocimiento del alcalde, hechos de los que se habrían beneficiado supuestamente determinadas personas, incluidas de la propia Villas del Arenal", ha agregado.

En este punto, ha advertido de que "seguimos viendo a un alcalde, Francisco de la Torre, que sigue abrazado a la sombra corrupción al mantener a los concejales Pomares y Porras y al gerente Cardador pese a que en el Pleno fue aprobada, con el apoyo de todos los grupos a excepción del PP, la petición de dimisión de los mismos, instando al alcalde a que no los mantuviera un minuto más en sus puestos".

Por su parte, Torralbo ha cuestionado "la falta de imparcialidad" del alcalde, "que actuó con suma levedad, lo que contrasta con su actitud mostradas en otros plenos en los que por hechos mucho menos graves ha ordenado la salida o expulsado a alguno de los invitados".

En este sentido, ha afirmado que "si durante el desarrollo de este Pleno los hechos fueron graves, no lo fueron menos al acabar el mismo, por la actitud violenta de algunos de los asistentes al mismo, que llegaron a insultar a Daniel Pérez, "amenazándolo con conocer dónde vive" y obligándolo a salir escoltado por la propia Policía Local".

Además, han agregado que es "un hecho que también experimentó en persona la propia Ysabel Torralbo mientras el alcalde, presente en ese momento, rehusaba intervenir y optaba por abrazarse ostentosamente con la concejala Porras y algunos de los alborotadores".

Una situación "tensa y desagradable" antes y después del Pleno

"Presentamos esta iniciativa con el deseo de que nunca más vuelvan a reproducirse las actuaciones que tuvimos que vivir el pasado 11 de marzo. Fue una situación muy tensa y desagradable, que dio una imagen muy mala de lo que, en principio, forma parte de la normalidad democrática de cualquier ayuntamiento", ha agregado la portavoz de Málaga Ahora.

Para el portavoz de IU Málaga para la Gente, se trata de una situación que "jamás" debió haberse producido atendiendo el Reglamento Orgánico del Pleno del Ayuntamiento de Málaga, que en su articulado, en lo referente al carácter público, pone de manifiesto que "salvo en forma prevista en el artículo 92, el público asistente a las sesiones no podrá intervenir en estas, ni tampoco proferir manifestaciones de agrado o desagrado, pudiendo la Presidencia ordenar el desalojo de la sala de todo aquel ciudadano que, por cualquier causa, impida el desarrollo de la sesión".

"Quedó palpable que las faltas de respeto por parte de parte del público, el traído por Teresa Porras, fue ignorado por el alcalde, que en ningún momento mandó callar a quienes estaban entorpeciendo las intervenciones de los portavoces de los grupos de la oposición, e incluso debería haber procedido a su desalojo, por la falta de respeto y los insultos proferidos", ha manifestado Zorrilla, que ha focalizado en la labor de directores de distrito como el de Cruz de Humilladero, que "en lugar de trabajar por mejorar el día a día de sus barrios prefieren comportarse como comisarios políticos".

Por ello, Zorrilla ha insistido en que "lo ocurrido el pasado pleno nos recuerda a lo acontecido hace ya unos años en Marbella, donde se perseguía a quien hacía oposición y no respetaban las más mínimas garantías democráticas".

Se trata, por tanto, de un comportamiento que, como explican Pérez, Torralbo y Zorrilla, tiene como "gran urdidora a la concejala Teresa Porras, cuyo comportamiento en el Pleno fue igualmente intolerable y por eso también instaremos a que se repruebe su actitud inadmisible".

"Fue quien planificó el comportamiento irrespetuoso de parte de los que asistieron aquel día y con sus constantes proclamas incendió aún más el pleno", han señalado.

Por último, los portavoces han manifestado que "estamos en un tiempo nuevo, donde debe primar el acuerdo, la concordia entre grupos políticos pero también la crítica fundamentada, la labor de fiscalización de la oposición al equipo de gobierno sin que esto suponga el enconamiento que ha provocado el Partido Popular con el único fin de posicionar a los vecinos contra los representantes políticos legítimamente elegidos", han concluido.

Moción de censura

Por otro lado, el portavoz socialista ha hecho referencia, del mismo modo, a la moción de censura que podría tener lugar en el Ayuntamiento de Málaga y para la que es fundamental el apoyo de Ciudadanos.

"Manteniendo al alcalde y al equipo de gobierno, Ciudadanos está amparando las presuntas corrupciones que han tenido lugar en nuestra ciudad y por la que han sido llamados a declarar como investigados dos concejales y el gerente de Urbanismo por hasta cuatro casos vinculados a la corrupción. Si no lo hacen, el próximo 26 de mayo los malagueños serán los encargados de ponerlos en el lugar que se merece, en la oposición, y de devolver la dignidad que este Ayuntamiento nunca debió haber perdido", ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios