Málaga

La pandemia ha aumentado la demanda de ayuda social de los pacientes con cáncer en Málaga

  • La Asociación Española contra el Cáncer demanda un acuerdo contra la enfermedad porque se ha agravado la desigualdad y vulnerabilidad de estos enfermos

Representantes de la Asociación contra el Cáncer de Málaga. Representantes de la Asociación contra el Cáncer de Málaga.

Representantes de la Asociación contra el Cáncer de Málaga. / M. H.

La pandemia ha generado un incremento en la demanda de ayuda social por parte de los pacientes malagueños con procesos oncológicos o de sus familias. Así se ha apuntado desde la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) en esta provincia. Esta organización han destinado 17.385 euros a ayudas sociales y ha atendido a 445 beneficiarios. Según la institución, el 20% de la población con cáncer había empeorado gravemente su situación económica durante el confinamiento y un 17% todavía no se ha recuperado

La AECC, con motivo del Día Mundial Contra el Cáncer, que se conmemora cada 4 de febrero, ha pedido un acuerdo contra esta patología para que pacientes y familiares puedan hacer frente a la enfermedad en igualdad de condiciones ya que la pandemia ha agravado la situación de vulnerabilidad previa que venían viviendo muchas personas con procesos tumorales. Desde esta organización se apunta que uno de cada cinco enfermos no han sido diagnosticados o lo han sido de forma tardía durante el confinamiento

La asociación ha apuntado que a pesar de la pandemia y de que muchos de sus profesionales siguen sin poder atender directamente en los hospitales, su sede en Málaga ha cerrado el año 2020 con un sensible incremento en la ayuda prestada a pacientes y familiares. De los 1.903 beneficiarios atendidos en 2019, se ha pasado a los 2.040 beneficiarios en 2020. De ellos 1.218 son pacientes y 822 son familiares, habiéndose prestado un total de 8.310 sesiones de atención social, sanitaria o psicológica a lo largo de todo el año. En el cómputo anual de sesiones realizadas en 2020 destaca la demanda de atención psicológica con un total de 1.244 personas atendidas por el equipo de psicooncólogos de AECC Málaga que está formado por nueve profesionales.

Por su parte, la Unidad de Cuidados Paliativos que AECC Málaga tiene en Marbella ha atendido a 387 pacientes el año pasado, un 8,79% más que el ejercicio anterior, habiendo registrado 2.714 visitas a domicilio y 183 en la sede en ese municipio. En el apartado de atención telefónica, los profesionales de la unidad que está formada por tres médicos, dos psicólogas, una trabajadora social y una enfermera, han realizado 3.508 llamadas para el seguimiento telefónico de los pacientes.

Los voluntarios de la organización en la provincia de Málaga han sido fundamentales, especialmente durante el confinamiento y en plena emergencia sanitaria. En ese periodo se ha trasladado a más de 90 pacientes que necesitaban acudir a los hospitales y que tenían miedo de seguir con sus tratamientos. El grupo de acompañamiento telefónico formado por 40 voluntarios de la provincia realizó más de 1.500 llamadas para que los pacientes no se sintieran solos o desamparados. Gracias a los voluntarios de AECC también se ha conseguido repartir alimentos, incluso a domicilio, a más de 50 familias que han visto cómo empeoraba su situación de vulnerabilidad. Un esfuerzo que ha sido reconocido con la concesión del premio Málaga Voluntaria 2020 que otorga el Ayuntamiento de la capital.

Por otra parte, según ha detallado la organización, hasta el 41% de los pacientes ha desarrollado ansiedad o depresión durante la pandemia. "El cáncer es igual para todos, pero no todos son iguales frente al cáncer", es el mensaje que se traslada desde AECC, en un año singular por la crisis sanitaria que se ha cebado con los enfermos oncológicos. Con motivo de esta jornada mundial, la institución ha reclamado un "gran acuerdo contra el cáncer" para que toda la población tenga la misma facilidad en la toma de decisiones saludables que evitarían hasta un 50 por ciento de casos.

Este acuerdo también pretende contemplar el acceso de toda la población a los programas de cribado de cáncer independientemente del lugar de residencia y que las personas con esta enfermedad puedan acceder a tratamiento psicológico especializado. Se trata, en definitiva, de que el cáncer no provoque pobreza en las personas más vulnerables y nadie se quede sin diagnosticar como consecuencia de cualquier tipo de crisis.

También propone que toda la población tenga las mismas posibilidades de acceso a los resultados de investigación sobre la enfermedad. Según la AECC, en España no todas las personas tienen las mismas probabilidades de enfrentarse al cáncer tanto en su prevención como en tratamientos.

Este es el caso de los programas de cribado de cáncer de colon, cuyo acceso es muy desigual dependiendo de la autonomía en la que se resida. Tampoco es fácil el acceso a un tratamiento psicológico especializado tanto para pacientes como familiares. Según la AECC, el 94 por ciento de las comunidades autónomas ofrece una cobertura "insuficiente o nula". Hoy, con motivo del día mundial de esta enfermedad, que afectará a una de cada tres personas en algún momento de su vida, edificios emblemáticos de toda España iluminarán sus fachadas de color verde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios