Agricultura

Preocupación en el campo de Málaga en un año que empieza con menos reservas de agua

  • Las asociaciones agrarias vuelven reclamar infraestructuras hídricas

  • Los pantanos registran un descenso de 5 hectómetros cúbicos a la semana

Vista del pantano de La Viñuela desde el municipio de Periana. Vista del pantano de La Viñuela desde el municipio de Periana.

Vista del pantano de La Viñuela desde el municipio de Periana. / M. H.

El nuevo año hidrológico que arranca mañana jueves no empieza bien. Las reservas de agua de los pantanos de Málaga están al 53,41% de su capacidad, cinco puntos por debajo que en 2019. Entonces la provincia ya había entrado en fase de prealerta por sequía, sobre todo por la situación en la que se encontraban los embalses de La Viñuela y de La Concepción.

Este año, también experimentan un ligero descenso el de Conde del Guadalhorce y el de Guadalhorce Guadalteba. Los únicos que se mantienen son los de Casasola y el Limonero. Actualmente hay 335 hectómetros cúbicos acumulados en los pantanos, en el mismo periodo del anterior había 364 hectómetros cúbicos. El Sistema Andaluz de Información Hidrológica dependiente de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible registra un descenso semanal de alrededor 5 hectómetros cúbicos.

El pantano de La Viñuela, el de mayor capacidad de la provincia de Málaga con 165 hectómetros cúbicos, se encuentra al 30,30% con 50 hectómetros cúbicos embalsados. En julio de 2017 cuando se decretó en alerta por sequía estaba al 32,9%. Entonces, desde la administración autonómica explicaron que el abastecimiento de la comarca estaba garantizado para apenas 12 meses. El gasto actual es de alrededor de un hectómetro cúbico a la semana distribuido tanto para consumo humano como para el riego.

“La situación es preocupante dado el estado en el que se encuentra el pantano de La Viñuela y con temor porque se espera un año seco”, manifestó el presidente de la Asociación Española de Tropicales, Javier Braun. “El año pasado conseguimos salvarlo gracias a las lluvias de primavera que recargaron los pozos pero hemos estado con un 25% menos del agua del que deberíamos de disponer”, recordó Braun al respecto de las restricciones que estableció la Junta de Andalucía en octubre de 2019 (aunque fueron levantadas en primavera) para las comunidades de regantes.

“Este año no sabemos todavía que pasará puesto que estamos todavía esperando a que nos digan algo. Ha habido muchas promesas pero sigue sin hacerse nada”, lamentó Braun quien reconoció “la incertidumbre” que manifiestan los agricultores dedicados a los subtropicales en la Axarquía.

Sobre la mesa hay tres medidas que todavía no se están aplicando y que los agricultores demandan: la incorporación de los pozos del Chíllar al sistema de abastecimiento de La Viñuela ni las aguas regeneradas para el uso de riego.

Las obras de trasvase desde el embalse de La Concepción a La Viñuela, para conseguir que los excedentes de agua lleguen a la Axarquía está licitadas en 1,4 millones de euros. La previsión del Gobierno andaluz es que esté operativa en primavera. Sin embargo el “baypss” no convence a los agricultores ya que temen que ese caudal no se destine al riego. “De momento, no vemos ninguna actuación urgente que pueda solucionar nuestro problema. La tubería de la Concepción es de uso urbano y además llegará a Benajarafe y Almayate pero no al resto de la comarca. Se va ahorrar agua de consumo humano pero no es una infraestructura para los riegos”, opinó el técnico de la Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja) en la Axarquía, Benjamín Faulí.

La próxima semana presentarán las alegaciones al “Esquema provisional de Temas Importantes” (ETI) correspondientes a la nueva revisión de los planes hidrológicos, pero a su juicio “no sirve de nada si no van ligadas a un presupuesto que incluya mejora de dotaciones”. “Si no se hay partidas económicas no sirve de nada plantear alegaciones reclamando soluciones inmediatas. El campo necesita más atención hidráulica”, criticó Faulí quien puso de relieve el potencial agrícola de la comarca de la Axarquía con la expansión de los subtropicales.

“Tenemos una zona de producción magnífica, un clima buenísimo y un excelente tejido empresarial. Ya hemos visto con el covid-19 como el turismo ha derrumbado la economía, vamos a potenciar la agricultura. Hay que hacer lo imposible por hacer una planificación, sobre todo, sabiendo desde hace mucho, que no llueve”, subrayó el técnico de Asaja quien explicó que este año han podido salvar la campaña de mango “con un riego normal”.

“Empezamos el año hidrológico con incertidumbre, no hay datos para saber cómo se va a organizar el año. La situación es peor que la de 2019, y no podemos confiar en que llueva. Hay que convencerse ya que es un problema estructural, no coyuntural, por eso necesitamos soluciones y no parches”, concluyó.

Con respecto al resto de sistemas hídricos de la provincia, el del Guadalhorce Guadalteba se encuentra al 62,37% de su capacidad con 174 hectómetros cúbicos. El de Casasola tiene un índice similar con 63,64%, aunque éste tiene apenas una capacidad de 22 hectómetros cúbicos. La misma que el pantano de El Limonero que está al 59,09%. El sistema Conde de Guadalhorce está al 57,58% con 38 hectómetros cúbicos y el embalse de La Concepción tiene 41 hectómetros cúbicos que representan un 66,13%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios