Málaga

Testimonio de un sanitario de una UCI en Málaga: “He visto morir a tres pacientes en un mismo turno”

  • Los profesionales advierten que debe evitarse una cuarta ola porque están agotados y porque "hay que salvar vidas"

Vista de la UCI del Hospital Regional, en una imagen de archivo. Vista de la UCI del Hospital Regional, en una imagen de archivo.

Vista de la UCI del Hospital Regional, en una imagen de archivo. / M. H.

“Por mi profesión, yo ya había asistido al fallecimiento de varios enfermos en el hospital antes del Covid. Pero con la pandemia, he visto morir a tres pacientes en un mismo turno. La Junta no tendría que ser tan benevolente. Veo mal que se reduzca de 14 a siete días el tiempo de permanencia en las restricciones. La gente le va a perder el respeto al coronavirus. Me encantaría llevar a la UCI a la gente o hacer una jornada de puertas abiertas para que vieran las consecuencias de la relajación. Temo que al haber aflojado la mano, dentro de un mes y medio estemos otra vez desbordados y en una cuarta ola”.

Es el testimonio de un sanitario de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Regional de Málaga que prefiere permanecer en el anonimato. No representa a ningún colectivo profesional, ni sindicato, ni a ninguna organización. Pero su testimonio tiene la validez de quien cada día se pone un EPI y entra en el sitio del hospital donde los pacientes infectados con Covid luchan por su vida.

Otro sanitario que también prefiere que no se dé su nombre considera “una auténtica barbaridad” que se haya rebajado la permanencia en las restricciones a una semana. Trabaja en el Clínico y más de una vez ha tenido que ponerse un EPI para participar en la operación de un paciente con Covid. “Primero se intentó salvar la Navidad, luego San Valentín y ahora será la Semana Santa o el verano. La gente está más preocupada intentando salvar la parte económica que las vidas. Pero de lo que se trata es de salvar vidas”, argumenta.

Agrega que en cuanto se aflojan las restricciones, los contagios vuelven a dispararse. “Entonces se nos pide a los sanitarios que aguantemos. Pero estamos hartos. Es una angustia ponerse un EPI y tener que estar con ese equipo en una operación”, explica.

Además, detalla que en el Clínico –que es el hospital que más enfermos de coronavirus ha tenido ingresados– ha llegado a haber 230 pacientes; una cifra que supone casi la mitad de su capacidad de camas. Insiste en que ya el personal ha soportado tres olas y que no debe permitirse una cuarta; ni por los profesionales, ni mucho menos por las personas que pueden contagiarse y morir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios