Movilidad

El taxi de Málaga da una semana a la Junta para tratar la regulación de los VTC

  • De no disponer de una respuesta "urgente", abre la puerta a una posible huelga del sector

Un grupo de taxis a las puertas de la estación de trenes María Zambrano, en Málaga capital. Un grupo de taxis a las puertas de la estación de trenes María Zambrano, en Málaga capital.

Un grupo de taxis a las puertas de la estación de trenes María Zambrano, en Málaga capital.

Una semana. Ese es el plazo que se da el taxi de Málaga capital y la Costa del Sol antes de reactivar las acciones con las que reivindicar un mayor control sobre los VTC. La intención del sector es que antes de que acabe el mes haya una respuesta por parte de los nuevos responsables de la Consejería de Fomento a la petición de reunión “urgente” que se le ha hecho para abordar este asunto.

"Nuestro interés es reunirnos de urgencia, porque lo de Madrid y Barcelona es un anticipo de lo puede pasar en Málaga si no se le da el trato que merece", explicó Jesús Báez, portavoz del Grupo de Movilización del Taxi de la Costa del Sol. El representante admitió la situación de "impás" en la que se encuentran los profesionales en los últimos meses y en la necesidad de, dado el cambio de gobierno al frente de la Junta de Andalucía, esperar un tiempo razonable para sentarse a la mesa nuevamente.

Báez mostró el apoyo del colectivo provincial a las movilizaciones que en los últimos días vienen protagonizando los taxistas de Madrid y Barcelona. "Aquí no se han iniciado movilizaciones porque entendemos que los tiempos son diferentes; ellos han tenido un recorrido de meses en los que han presentado propuestas que no han sido satisfechas y eso ha ocasionado la huelga", destacó. Cabe recordar que ya el pasado verano los taxistas de la Costa del Sol protagonizaron una huelga parcial ante esta situación.

No obstante, fue claro al subrayar que la situación del taxi en la provincia y su relación con las plataformas de VTC, ya sea Uber o Cabify, "es igual o peor que la que sufren ellos". "Entendemos que recién llegada al cargo la consejera tendrá que evaluar lo que ocurre, pero es un tema tan en boca de todos que no queremos que se prolongue más allá de unos días para que se emita una respuesta", destacó.

El portavoz del colectivo aseguró que durante las pasadas navidades "no saltó la chispa" por tratarse de unas fechas "muy familiares y porque no queremos perjudicar a la ciudadanía". "Está claro que el sentimiento generalizado de los taxistas es que necesitamos que alguien responda a nuestras reivindicaciones y si no huelga o paro patronal", sentenció.

La reivindicación que viene extendiendo en el tiempo el sector del taxi gana fuerza tras conocerse los datos de autorizaciones de VTC en la provincia al cierre de 2018. Conforme a las estadísticas del Ministerio de Fomento, a principios de enero se contaban 1.184 vehículos de turismo con conductor frente a 2.662 taxis. Esto equivale a que hay un VTC por cada 2,2 taxis, cuando el acuerdo nacional es el de que la proporción sea de 1 VTC por cada 30 taxis.

En el plano de reivindicaciones, el sector del taxi considera necesario que los VTC recuperen su naturaleza como transporte de precontratación. "Nos es que pidamos ahora que quien quiera usar Uber o Cabify lo haga con tiempo de precontratación, sino que era algo exigido en las autorizaciones; no es que algo nuevo, sino que ya estaba contemplado", dijo Báez, quien denunció que lo que ha sucedido con ambas plataformas es que ofrecen servicios "de inmediatez, haciendo intrusismo".

"No estamos en contra de la competencia ni de la libre elección del usuario", dejó claro, si bien criticó que amparándose en unos supuestos avances tecnológicos haya multinacionales "que trabajen sin una regulación clara". "Al igual que las discotecas, las terrazas o los quioscos tienen regulación autonómica o local, no es normal que parte importante del transporte carezca de esa regulación", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios