Una decena de estafas en Marbella

Unos timadores amenazaban a empresas con cortarles el suministro si no pagaban falsos recibos

  • Hacían creer a las víctimas que tenían deudas de miles de euros y éstas accedían al pago

Un policía nacional frente a un ordenador Un policía nacional frente a un ordenador

Un policía nacional frente a un ordenador

La Policía Nacional alerta sobre una nueva modalidad de estafa telefónica en la que los timadores en nombre de supuestas empresas de electricidad exigen el pago inmediato de falsos recibos impagados. A las víctimas -propietarias de establecimientos de reciente apertura- sus interlocutores les hacían creer que si no pagaban inmediatamente la deuda pendiente, en algunos casos de miles de euros, les cortarían el suministro eléctrico a sus negocios y ante el temor de quedarse desabastecidos, accedían al pago.

Además, en alguna de las ocasiones, tras realizar el ingreso, volvían a contactar con la victima, esta vez a través de WhatsApp desde un número de teléfono distinto, para reclamarle nuevamente la deuda, alegando en esta ocasión que habrá habido algún error en la trasferencia. En los últimos meses se ha recibido una decena de denuncias.

Tras hacer el ingreso volvían a contactar con la víctima desde otro número para reclamarle de nuevo la deuda alegando un error

Esta nueva estafa telefónica se basa en que el estafador, una vez obtiene información relacionada con la reciente apertura de un establecimiento en la localidad marbellí, normalmente de restauración, se pone en contacto con su regente a través de una llamada telefónica. En ella le comunica que han sido devueltos unos recibos de la luz por error de la entidad bancaria, motivo por el cual están impagados.

Seguidamente le dice que tiene que abonar la deuda inmediatamente, facilitándole para ello un número de cuenta corriente, y que en el caso de no hacerlo procederán de inmediato a cortarle el suministro eléctrico.

Por teléfono comunicaban que habían sido devueltos unos recibos de la luz por error del banco y estaban impagados

Ante el temor de quedarse sin electricidad, con el perjuicio que eso conllevaría para el normal funcionamiento de su negocio, la victima ingresa la cantidad exigida en la cuenta facilitada.

Si la victima sospecha y exige algún justificante o medio para comunicarse con el estafador, se encuentra bloqueado el correo, resultando infructuosas todas las gestiones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios