Málaga

Los usuarios podrán usar el billete único en los trenes de Cercanías

  • La Junta y Renfe firman un acuerdo para ampliar la utilidad de la tarjeta del consorcio en estos servicios · Las ventajas tarifarias se notarán a finales de 2008

El billete único del Consorcio Metropolitano de Transportes de Málaga, que hasta ahora sólo puede emplearse en los autobuses interurbanos y los servicios de la EMT, podrán usarse en apenas dos meses en los trenes de Cercanías de Renfe que unen la capital de la Costa del Sol y Fuengirola. Esta medida, que empezará a funcionar a pleno rendimiento a finales del presente ejercicio, permitirá a las más de 800.000 personas que habitan las trece localidades que integran este organismo supramunicipal beneficiarse de las ventajas económicas del sistema tarifario fijado en este espacio geográfico, con descuentos de entre un 15 y un 40 por ciento.

Unos beneficios a los que seguirán sin poder acogerse los vecinos de Torremolinos y Fuengirola, que no forman parte del ente. Desde su puesta en funcionamiento, son alrededor de once millones los viajeros que han hecho uso de este dispositivo. Previsiblemente, la inclusión del ferrocarril, que tiene unos nueve millones de viajes anuales, supondrá un incremento sustancial en estas cifras. A ello se suma la posibilidad que tendrán los malagueños de usar su tarjeta en los trenes de cercanías del resto de provincias andaluzas.

Todo ello será posible después de que el consejero de Obras Públicas de la Junta de Andalucía, Luis García, y el presidente de la compañía ferroviaria, José Salgueiro, firmasen ayer, en Cádiz, un protocolo de colaboración que permitirá integrar todos los servicios de Cercanías de Andalucía a la tarjeta única de los consorcios. A nivel regional, esta propuesta favorecerá a unos cinco millones de usuarios.

En un primera fase, que empezará a aplicarse en un par de meses, la tarjeta única del consorcio sólo podrá usarse como medio de pago en las máquinas canceladoras de auto-venta que hay en las estaciones del tren. No será hasta finales de este año cuando se empezará a aplicar la integración tarifaria. Los usuarios podrán, simplemente, pasar la tarjeta para entrar en el Cercanías.

Para que ello sea posible, los consorcios de transportes andaluces invertirán unos 700.000 euros en la adaptación de los sistemas de venta, cancelación y validación de las estaciones, mientras que Renfe completará el parque de máquinas de auto-venta de las paradas.

El uso de la tarjeta única tendrá nuevos avances a medio plazo una vez entre en funcionamiento el Metro de Málaga, lo que no parece factible antes de finales de 2009, en el caso de la línea 2, y 2011, incluyendo el ramal a Teatinos. Asimismo, se contempla la aplicación del billete único en los recorridos ferroviarios de media distancia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios