Málaga CF

Amnistía para Leschuk

  • "Lo esperaba, no fui con mala intención" afirma el jugador argentino

  • Adrián, Ricca y Ontiveros sí cumplirán la sanción por acumulación de amonestaciones

Blanco Leschuk ve una tarjeta en Pamplona. Blanco Leschuk ve una tarjeta en Pamplona.

Blanco Leschuk ve una tarjeta en Pamplona. / Sánchez / La Otra Foto

Las alegaciones del Málaga ante Competición surtieron efecto en parte y se alivia algo el parte de guerra de El Sadar. Es Gustavo Blanco Leschuk quien se benefició del recurso malaguista. El delantero argentino vio dos tarjetas amarillas en el estadio pamplonés y ello le impedía jugar en Gijón el domingo. Pero Competición le ha retirado una de las cartulinas, la segunda. Ahora mismo es un jugador capital en el entramado de Muñiz. Su activación para el partido de El Molinón es muy satisfactoria.

Aunque la redacción del acta no invitaba al optimismo, la evidencia de que Leschuk no cometía ni falta en la jugada clave del partido ha hecho que se le levante el castigo que debería cumplir. Eso sí, no se devuelve una situación de partido en la que el Málaga ganaba a 15 minutos del final. Tras la roja al de Mendoza, clave en los balones aéreos en las dos áreas, el equipo se acabó desquiciando y perdió. Explicaba el texto que el futbolista blanquiazul vio la segunda tarjeta amarilla por "infringir persistentemente las reglas de juego". Es decir, reiteración, no por la forma en que golpease o no al rival. Pero estimó el Comité que no había habido ese contacto.

No estaba previsto que compareciera Blanco Leschuk ante los medios, pero la lesión de Luis Hernández, protagonista previsto, y la buena nueva hizo que el ariete de Mendoza pasara por la sala de prensa de La Rosaleda. "Lo esperaba porque no fui con mala intención en esa jugada", señalaba ante el micrófono Leschuk.

Era cuestionado el ariete de ascendencia ucraniana sobre las explicaciones que le ofreció De la Fuente Ramos para razonar la roja. "No me dijo nada, me acerqué a decirle algo, me dijo que me marchara al vestuario", dijo Leschuk, que tuvo, eso sí, palabras conciliadoras con el estamento arbitral: "Son partidos con situaciones dudosas para el árbitro, él tomó esa decisión, pero bueno, son partidos, hay que afrontarlos. Recibo muchas faltas, nunca digo nada, no protesto y sigo jugando. Dejo trabajar a los árbitros, a veces se equivocan". 

Tras recibir la buena noticia, Blanco Leschuk mira al futuro con optimismo: "Estoy pensando en el Sporting de Gijón, esperemos que sea un buen resultado para nosotros. Va a ser un partido muy difícil como el pasado, con el mismo público o más. Puede haber bajas, pero tenemos buenos jugadores y buenos cambios. Confiamos en nosotros y esperamos hacer un buen partido allí".

Acerca de su evolución personal y de la colectiva, Blanco se mostró muy satisfecho de cómo le ruedan las cosas en la Costa del Sol. "Estoy muy contento, hay un muy buen grupo, buenos técnicos, con buen manejo del equipo. Eso hace que seamos un equipo muy unido", razonó, al tiempo que quitó importancia a la pérdida del liderato: "Esto es muy largo, no pensamos en si estamos primeros, segundos o terceros. No nos influye, lo que tenemos que hacer es trabajar para mejorar. Faltan muchos meses, muchos partidos. Ha pasado menos de la mitad del campeonato, hay que seguir así, paso a paso. En un par de meses lo veremos".

Sí tendrán que cumplir una sanción por un partido por acumulación de amonestaciones Javi Ontiveros, Adrián González y Fede Ricca. Por los dos últimos también se presentó un escrito para intentar eximirle de la tarjeta que vieron en Pamplona, pero fue denegado por Competición. La otra roja del partido, para N'Diaye, se saldó finalmente con un partido de sanción.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios