Málaga C.F.

Leganés: 22 temporadas y 23 ‘kilos’ de distancia

  • La última vez que se vieron las caras en Segunda fue en la 98-99, el año del ascenso con Peiró

  • El próximo rival está en las antípodas del tope salarial de los blanquiazules

Michael Santos, en un entrenamiento. Michael Santos, en un entrenamiento.

Michael Santos, en un entrenamiento. / CDL

El Málaga trabaja con la visita del Leganés en el horizonte. El conjunto madrileño llega a cinco puntos del líder pero en el primer vagón de la categoría. Tiene cuatro puntos más que el Málaga, en el grupo perseguidor de los que mejor han arrancado el curso. Ambos equipos, sin embargo tienen una distancia gigantesca en el tope salarial y muy grande en el recuerdo si se recuerda la última vez que se vieron las caras en Segunda División. 23 millones de euros de diferencia en el Salario Liga y 22 años desde que se enfrentaran en la categoría de plata. Ahí es nada.

La 1998-99 fue una temporada dorada en Martiricos. Después de desaparecer a principios de los 90, el Málaga afrontaba una campaña con Joaquín Peiró en el banquillo para asaltar Primera División. Lo consiguió y fue en aquel año el último en el que el Leganés y los blanquiazules se vieron las caras en Segunda. Después de aquella temporada, tardaron 19 años en coincidir, esta vez en Primera, dos temporadas:16-17 [4-0 en La Rosaleda y empate sin goles en Butarque, con Juande en el banquillo andaluz]; y en la 17-18, en la que el Leganés ganó 0-2 en Martiricos y 2-0 en territorio madrileño con Míchel y José González respectivamente en el banquillo.

Pero en el año en que coincidieron en Segunda, el Leganés vivía lo que fue –hasta su ascenso a Primera hace cuatro temporadas– una de sus mejores épocas recientes que le llevó a estar más de una década completa en Segunda (1993-2004). A finales de octubre, en la octava jornada, el Málaga visitó al Leganés y un doblete de Basti le dio la victoria a los malacitanos por 0-2. En la vuelta, Guede, Catanha y Quino firmaron los goles de un partido plácido: 3-0.

Por entonces, los malagueños eran uno de los conjuntos más temibles, por plantilla y presupuesto, de la categoría. Rol que ahora no tienen los blanquiazules pero sí los pepineros. El Leganés es el tercer equipo con más tope salarial. Su reciente descenso hace que aún esté en las condiciones especiales que tienen los clubes que vuelven a Segunda tras estar en Primera. Como le pasara al Málaga hace tres temporadas pero con unas arcas, supuestamente, más saneadas. Con 26,7 millones de euros, la distancia entre los parámetros de uno y otro equipo son más de 23 millones de euros. El Málaga (3,6) es el que más ha purgado esta temporada y se ha situado en el último puesto en lo referente al tope salarial de los equipos de Primera y Segunda División.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios