Málaga CF Jozabed, amor recíproco

Jozabed, durante su presentación con el Málaga.

Jozabed, durante su presentación con el Málaga. / Javier Albiñana

Jozabed quiere seguir en el Málaga CF y el Málaga quiere que Jozabed continúe en el club. Así de simple y así de complejo. Entre la amplia lista de jugadores cedidos que tienen que volver a su club este verano, el nombre del sevillano destaca por encima del resto. Su regreso al Celta de Vigo será breve, las conversaciones para su rescisión con el club están muy avanzadas.

Al centrocampista le queda solo un año de contrato en Balaídos, hasta 2022. En el Celta de Vigo entienden que su tiempo allí está consumido y que no tiene sitio en los planes de Eduardo Coudet. Jozabed entiende lo mismo y cree que lo mejor es acabar su relación con una rescisión de mutuo acuerdo. Según pudo saber Málaga Hoy, las negociaciones caminan por buen camino y en las próximas semanas podría haber acuerdo para su adiós.

Eso supondría un giro en la situación de Jozabed, que pasaría ser jugador libre y estaría en el mercado. El sevillano ya ha reconocido en alguna ocasión durante la temporada que está predispuesto a seguir en el Málaga si no continúa en el Celta. Los pasos para que esto ocurra se están dando y próximamente podrían dar un avance importante.

Jozabed es un jugador con mucho mercado, su segunda vuelta ha sido notable. Le costó alzar el vuelo y encontrar su mejor tono físico. El cambio de sistema de Pellicer, con Escassi en el pivote y Luis Muñoz en el interior zurdo, reforzó tanto su labor como las cualidades del sevillano, que ganó peso sobre el césped en el perfil diestro.

Pese a los posibles interesados, la apuesta de Jozabed volverá a ser el Málaga, según reconoce su entorno. El futbolista está muy a gusto en la ciudad, ha encontrado estabilidad deportiva y se siente identificado con el club, de ahí que su primera opción sea la de continuar en el club. La sintonía con Manolo Gaspar es patente, que reconoció públicamente su deseo de continuar contando con el sevillano esta próxima temporada, aunque no parecía sencillo.

Esos factores se están dando, su rescisión con el Celta de Vigo es capital y está encarrilada. Ya solo queda sentarse a hablar con el club para acordar un contrato acorde a su rendimiento y papel en el equipo, todo esto dentro de las limitaciones económicas. La situación es más halagüeña que el pasado curso, sobre todo si finalmente puede acceder público a La Rosaleda esta próxima temporada.

Jozabed supondría un empujón importante a la planificación deportiva en cuanto al centro del campo, un jugador estructural, que dejaría muy encarrilado la medular a falta de algún retoque. Escassi, Luis Muñoz, Ramón y Benkhemassa tienen contrato, la única baja sería la de Cristian Rodríguez, y no hay que olvidar que canteranos como Alberto Quintana o Mini ya han tenido minutos en esta zona del campo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios