Málaga C.F.

El Málaga CF vigila a Tomás Sánchez y plantea la cesión de Cristo Romero

  • El club pretende que el canterano salga cedido para coger vuelo

  • El lateral izquierdo del Badajoz (27 años y 1,71) ha sido uno de los mejores de la temporada en Segunda B

Tomás Sánchez, en el Badajoz-Amorebieta.

Tomás Sánchez, en el Badajoz-Amorebieta. / Club Deportivo Badajoz

La planificación de la próxima temporada del Málaga ya está en ebullición. El mercado no se detiene, pero llegan puntos en que se pone candente. El final de la temporada lo acelerará todo y Manolo Gaspar y su equipo tendrán que tomar decisiones, ya consensuadas con José Alberto López. Se espera al técnico asturiano la próxima semana por Málaga para trabajar in situ. El todavía técnico del Mirandés ya busca vivienda por la ciudad y vendrá acompañado por dos colaboradores, el resto será gente de la casa.

Una zona a reforzar para la próxima temporada es el lateral izquierdo. Igual que en el derecho hay overbooking con Iván Calero (progresa en su recuperación y se le espera para pretemporada), Alexander González, Ismael Casas y Ale Benítez, en el izquierdo hay carestía. Matos acaba su cesión desde el Cádiz, aunque a él le gustaría seguir y la idea que le ha trasladado el club al agente de Cristo Romero es que el algecireño, con contrato hasta 2023, salga cedido para coger minutos de vuelo. No ha tenido demasiada continuidad esta temporada pese a que tenía campo libre para consolidarse el canterano, aquejado de varias lesiones. No obstante, ha sumado 18 partidos y más de 1.000 minutos en su segunda temporada en categoría. Debutó el año anterior con Víctor y se le hizo un contrato por tres temporadas.

Así que hay que buscar y un nombre que está en la lista es, como informó Marca, el de Tomás Sánchez, curiosamente también algecireño. La temporada pasada ha sido uno de los mejores laterales izquierdos de la Segunda B con el Badajoz, el equipo con mejores números de la categoría que falló tras una magnífica temporada en el partido decisivo, jugado en casa ante el Amorebieta. Sánchez, de 27 años y 1.71 metros, ha jugado 25 partidos, siempre como titular y superando los 2.000 minutos de juego. Ha marcado un gol y ha dado tres asistencias. Destaca por su capacidad para ir y volver y por la calidad a la hora de servir balones. Ha llamado la atención por sus prestaciones.

Tras jugar en el Salesianos Algeciras y AD Taraguilla, equipos de su ciudad, fichó por el Cádiz en edad cadete y completó allí su etapa de formación, con incorporación al primer equipo y presencia continuada en él en la temporada 2012/13. Las lesiones le frenaron y tuvo cesiones al Recreativo Granada y al Toledo. Después siguió en El Ejido y la Balona en Segunda B y dio el salto al Badajoz, donde esta temporada ha descollado bastante. La dirección deportiva le ha seguido durante toda la temporada. Manolo Gaspar y Capote estuvieron en la fase de ascenso a Segunda, celebrada en tierras extremeñas, contemplando varios partidos. La Segunda B, lo ha repetido el paleño, es un caladero en el que ahora mismo tiene que pescar y estar atento el equipo para tener acceso a jugadores asequibles económicamente en los parámetros en los que actualmente se mueve el club. Hay varias opciones en cada puesto que hay se deben escrutar.

Tomás Sánchez, que acaba contrato y queda libre, maneja ofertas importantes de equipos punteros de la nueva Primera RFEF (la Segunda B, pero reducida a 40 equipos), aunque la opción del Málaga le seduce bastante. Cerca de su casa (tiene dos hijos), un equipo del peso y la proyección del blanquiazul atrae bastante a jugadores cuando tienen otras proposiciones de la categoría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios