Málaga CF El mercado, según Caminero

  • El director deportivo del Málaga explica el drama del cierre de la ventana de fichajes, la reducción de salarios y la situación de los no inscritos

  • "En los últimos seis días mi trabajo era traer jugadores de 80.000 euros, un escenario que no había trabajado"

Caminero, durante una de sus intervenciones. Caminero, durante una de sus intervenciones.

Caminero, durante una de sus intervenciones. / Javier Albiñana

El mercado de fichajes fue el escenario donde se produjo la debacle del Málaga. La vía por la que se buscaba una solución y por la que ha quedado expuesta la imagen y parte de la viabilidad del club. José Luis Pérez Caminero, como director deportivo, dio su versión acerca de lo sucedido con especial atención a las últimas horas de drama vividas en La Rosaleda el 31 de agosto durante su comparecencia junto a Joaquín Jofre. Un trabajo que, pese a todo, no cree que le haya dejado en mal lugar.

"No estoy de acuerdo en que hayamos hecho el ridículo, trabajamos para mejorar siempre y para el Málaga. La situación que se dio no era la más idónea, pero cuando trabajas en estos márgenes tienes que saber qué puedes tener. Ya lo vimos el año anterior, cuando a falta de un día vendimos un jugador. Y en esta situación nos lo esperábamos, lo sabíamos, y lo que a mí más me preocupa son tres jugadores en una situación de no poder jugar", explicó con esa mención especial a José Rodríguez, Álex Mula e Iván Rodríguez, cuya situación explicó con más detalle aunque sin especificar nombres.

"Cada caso era diferente. De este mercado, lo que más mejoraría son esas tres situaciones. Concretamente, a uno se le comunicó con 12 o 14 días a sus representantes que empezaran a buscarle equipo porque entendíamos que, como iba el tema económico, si había que decidir sobre alguno, iba a ser el que más complicado lo tendría. Otro, a cuatro horas teníamos un equipo para él y el club decidió no aceptar. Y luego, había uno en concreto que creíamos que nos podía ayudar muchísimo porque es polivalente. Por todos los medios lo intentamos, tenía un contrato bajo y entendíamos que si se hacía una operación era la suya. A 12 horas decidimos que era imposible, que no iba a haber opción y se lo comunicamos a su representante", detallaba el director deportivo blanquiazul.

"Me siento culpable de la parte que me corresponde. Vengo a hacer un trabajo y todo lo que no sea conseguir para lo que me han contratado me siento responsable", continuaba el madrileño, que desgranaba así los pasos dados este verano: "Planteamos fórmulas para intentar aligerar el peso del club. En cuanto al tema económico a veces se da y a veces no. El año pasado tuvimos la fortuna de trabajar en la misma línea y sacar jugadores con sueldos altos. Este año empezamos con esa premisa para poder firmar. De hecho, se han hecho operaciones hasta el último día que no se han cerrado porque habrían debilitado al club".

La situación económica del Málaga ha maniatado a lo largo del mercado a la dirección deportiva. Asegura Caminero que había una previsión que permitió acceder a Okzaki y José Rodríguez, pero el tiempo acabó destapando la realidad: "Cuando planteas un contrato, el club te tiene que decir si puede aceptarlo, si puede pagar su ficha. Si se firma y se presentan los jugadores es porque en teoría o en la práctica el club puede soportar esa ficha. Sin embargo, en los últimos seis días antes de que se cierre el mercado mi trabajo era traer jugadores de 80.000 euros, donde yo no había trabajado en ninguno de los escenarios. Hasta los últimos seis o siete días no sabía que mis jugadores tenían que ganar 80.000 euros y no haber jugado una serie de partidos en el último año entre otros requisitos".

"No estoy de acuerdo en que hayamos hecho el ridículo, trabajamos para mejorar y para el Málaga"

¿Hizo por tanto operaciones sin conocer la realidad económica del Málaga? Se excusa: "Sin conocerla no, pero hasta donde llego. Lo único que presento son proyectos de jugadores y si me dicen que no, busco otra serie de jugadores. En eso he trabajado durante tres meses. Depende también de sacar jugadores para bajar el nivel económico para poder inscribir otros. Si no lo consigues, si no reduces tus costes, te lo dice LaLiga, no te permiten inscribir jugadores. Y a eso nos hemos dedicado durante tres meses, a sacar cedidos que no podían estar en nuestro equipo para seguir reduciendo y llegar. El año anterior, ya sabéis, tuvimos que vender a nuestro mejor jugador para poder inscribir y eso se ha dado otra vez esta temporada".

"Con LaLiga hemos estado hablando todos los días y conforme íbamos vendiendo nos decían qué tipo de jugadores podíamos firmar. En cada operación propuesta, automáticamente lo que hacíamos era mandar un correo al consejo de administración y llamar a LaLiga para saber si con este dinero nos dejaban inscribir y en qué situación económica estábamos. Puedo hacer un máster ahora mismo de la normativa de la LFP, pero por circunstancias no se han dado las operaciones. A nivel deportivo hemos intentando bajar presupuesto con el paso del tiempo hasta el último día, que ni viniendo una oferta para sacar otro jugador, entendíamos que si lo vendíamos no íbamos a traer otro por él y el consejo decidió que se quedaba", continuó.

Reducir salarios, la medida de última hora

Otra de las cuestiones que marcan los últimos días de mercado son las reducciones salariales. Una medida prácticamente a la desesperada que se dan para aliviar en la medida de lo posible el déficit del club. Apostilla Jofre, "no se hizo en el último día", aunque Caminero explica que no entraba en la primera previsión: "Los contratos se plantean cuando entendemos que no va a haber posibilidades de que vengan ofertas buenas para nuestros jugadores importantes con sueldos altos. Se les hace ver la situación del club, se les transmiten una serie de números para bajar el presupuesto de sus contratos cada temporada y luego son libres de hacerlo. Se le envió a bastantes jugadores con tiempo suficiente para decir sí o no. Todos lo han estudiado y cada uno tiene una situación particular".

Uno de los casos conocidos es el de Luis Hernández, que acudió a La Rosaleda en la última noche del mercado de traspasos para tratar su bajada de sueldo. No entró Caminero en nombres, aunque sí reconoce que hay más que han aceptado: "Sí hay más jugadores. Yo no voy a decir quiénes son, no es un tema deportivo, es un tema económico particular de ellos. Le afecta al club, que tendrá que decir quiénes se han bajado el sueldo". ¿Se darán a conocer? "Cuando se firman acuerdos hay que formalizarlos y el departamento de comunicación informará", añade Jofre.

Insiste Caminero en que se hizo todo lo posible: "El club, desde que empezó la temporada ha tomado medidas. Las mayores atañen al tema deportivo, hemos vendido a nuestros mejores jugadores. Hemos intentado reducir las fichas de algunos que tenemos, que la verdad que han tenido el gesto por su sentimiento al Málaga. Lo han hecho, se han reducido sus contratos. Y sabemos que cuando se abra el mercado otra vez en enero, si tenemos la oportunidad de que alguno de nuestros jugadores pueda salir, se valorará. Joaquín también ha tomado algunas medidas más y se estarán haciendo, pero en lo deportivo hemos tenido que vender a nuestros mejores jugadores sin poder reemplazarlos".

Futuro y posibles refuerzos

Con esta última premisa, a nivel deportivo la cabeza está puesta en enero, sí, pero actualmente aún se producen movimientos: "Después de cerrar el mercado, tuvimos la opción de vender un jugador a un mercado en activo y el club decidió que ni la oferta era lo que correspondía y era quitarse un jugador de la plantilla que para nosotros era importante. Ahora quedan muy pocos mercados, mercados que no tienen el dinero para pagar salvo Catar, Emiratos Árabes, Arabia Saudí... Los demás no tienen potencial para comprar un jugador de la Liga española".

Aún queda una última ficha libre que en principio se iba a destinar a un suplente para Munir, pero Caminero emplaza a más adelante pensando en las necesidades que pueda tener el equipo: "Trabajamos en todas las posiciones porque en principio hablamos de traer a un portero, pero los paramos porque ahora hay selecciones en octubre y en noviembre otra vez. Viendo cómo quede nuestro equipo en este parón tomaremos decisiones. Hay que ver qué situación se va a quedar porque en la primera ventana de septiembre, las selecciones buscan jugadores que no tienen o que no pudieron entrar en julio. Ahora vamos a esperar y cuando veamos todos los seleccionados veremos en qué posición buscamos".

Y mirando más hacia adelante, la incursión que se haga en el mercado de invierno es incierta. "Dependerá de la cantidad económica por la que se vendan jugadores o las cesiones que puedan pagar sus salarios. En función de eso tendremos más o menos margen para fichar con una serie de sueldos", explica Caminero, a lo que pone de nuevo la puntilla Joaquín Jofre, responsable jurídico del Málaga: "El salario mínimo es una excepción. Si saliéramos de esa situación porque no tuviéramos el límite sobrepasado inscribiríamos con otros salarios".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios