Málaga CF | N'Diaye, en Arabia Saudí El culebrón N'Diaye, más cerca de su desenlace

  • El centrocampista está en Arabia Saudí para cerrar su marcha al Al-Shabab, que satisfará al Villarreal y dará aire al Málaga

  • La operación quitaría un tapón económico importante al club

Alfred N'Diaye posa en una portería de La Rosaleda.

Alfred N'Diaye posa en una portería de La Rosaleda. / Javier Albiñana

A seis días para que cierre el mercado de fichajes, el Málaga tiene aún alrededor de una decena de operaciones por cerrar. Aun así, se empieza a ver algo de luz y la clave la tiene un nombre, el de Alfred N'Diaye. La salida del centrocampista es el escollo principal con el que se ha encontrado el club este verano, atado de pies y manos por el acuerdo suscrito hace un año con el Villarreal. Y después de un culebrón de muchas semanas parece que este toca a su fin, ya que el futbolista se encuentra actualmente en Arabia Saudí junto a sus representantes tras decantarse por la oferta del Al-Shabab.

La vía del Oriente Medio aparece de manera prácticamente salvadora en un repentino giro de los acontecimientos. N'Diaye se ausentaba de los entrenamientos del Málaga a principios de la semana pasada para viajar a Madrid y ultimar su cesión al Getafe. Con una ficha de tres millones de euros, aunque compartida con el Villarreal, esto suponía liberar al club de su peso salarial durante un año, aunque no era más que huir hacia adelante al tener aún pendiente una compra obligatoria de seis millones el próximo verano. No obstante, todo parecía bien encaminado.

Ocurre que la entrada en escena del conjunto saudí cambió absolutamente todo. El Al-Shabab, club de la capital saudí, Riad, se hará por completo con el futbolista, satisfaciendo así las peticiones del Villarreal y liberando al Málaga de manera definitiva de la carga económica del senegalés. Cuestionado por el jugador el pasado fin de semana, José Bordalás, técnico del Getafe, ya echaba balones fuera y decía no estar "al corriente". Ahora ya se conoce la decisión de N’Diaye y, si todo sigue por su cauce, tanto la firma como el anuncio oficial deberán llegar en las próximas horas.

En la dirección deportiva se espera como agua de mayo el desenlace de una situación que ha condicionado el mercado del club, mermado y tocado por LaLiga por su elevada masa salarial. Hace varias semanas incluso se aseguraba en la entidad que N'Diaye no era jugador del club, aunque luego sí se presentó para comenzar a preparar un segundo año de cesión que ya se sabía inviable, muestra de la incertidumbre y las idas y venidas de la operación, ligada prácticamente en todo momento a la salida de Ontiveros.

Pese a dar luz, esta operación no libera todo el exceso salarial y hay trabajo por hacer

La marcha de Alfred N'Diaye quita un tapón económico importante para que se sigan produciendo movimientos de entrada en La Rosaleda. De momento solo se han concretado los fichajes de Okazaki y José Rodríguez y ninguno de los dos ha podido ser inscrito, mientras se trabaja en otras incorporaciones como las de Simón Moreno y el argelino Benkhemassa, quien ya estuvo presente en La Rosaleda viendo el partido ante Las Palmas.

La descarga será un claro alivio para el Salario Liga y el club tendrá que evaluar su impacto de cara a las inscripciones del domingo ante el Girona. Aun así, por sí sola resulta insuficiente no solo para el volumen de entradas futuras, también para las dos presentes y otros jugadores como Iván Rodríguez y Álex Mula, que al pasar a tener dorsales del primer equipo cuentan como fichajes a ojos de LaLiga y aún no han podido ir convocados por Víctor Sánchez del Amo esta temporada.

Tras los pasos del centrocampista deberán ir descartes que económicamente son insostenibles como Keko o Juanpi Añor, quien tuvo un escaparate inmejorable ante el Racing de Santander. El venezolano fue el mejor del encuentro provocando el penalti del empate –también pudo recibir otro no señalado–, estrelló un balón en el palo y fue protagonista. Recibió el MVP del club, aunque no se compartieron declaraciones del futbolista, inscrito por exigencia de LaLiga al igual que el madrileño, Rolón y Mikel Villanueva. Cenk Gönen y Tighadouini o la situación de Jony, más tarea. De cerrarse el adiós de N’Diaye se tomará aire, pero el trabajo no estará ni mucho menos hecho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios