Numancia - Málaga CF | Previa Asedio a Numancia (21:00)

  • El Málaga necesita romper la racha de tres partidos sin vencer para no dejar ir a Granada y Osasuna por el ascenso directo

  • El técnico podrá contar con Pau Torres en Los Pajaritos

Los jugadores del Málaga hacen piña durante un entrenamiento en La Rosaleda bajo la atenta mirada de Juan Ramón Muñiz. Los jugadores del Málaga hacen piña durante un entrenamiento en La Rosaleda bajo la atenta mirada de Juan Ramón Muñiz.

Los jugadores del Málaga hacen piña durante un entrenamiento en La Rosaleda bajo la atenta mirada de Juan Ramón Muñiz. / Javier Albiñana

La historia de Numancia es sinónimo de resistencia, de valor y de superación aunque su desenlace fuera en llamas y en ruinas. Fueron la tropas romanas las que, a base de insistencia y tras sitiar la ciudad, consiguieron que la resistencia numantina cediera y dominar el territorio, al norte de la península ibérica. La historia descubre una analogía inusual que debe vestir al Málaga de romano hoy para traerse a la Costa del Sol los tres puntos que están en juego en Los Pajaritos esta noche (21:00 horas en abierto, GOL) ante un Numancia que adoptó el nombre de aquel pueblo heroico.

Es la historia la que da lecciones y en ella se debe basar el Málaga de Muñiz, que enlaza tres jornadas consecutivas sin conocer la victoria, la última hace algo más de un mes, ante el Rayo Majadahonda en (0-1). Tras aquello, un par de empates ante el Deportivo de la Coruña (0-0) y ante el Córdoba (1-1), y la dolorosa derrota ante el líder en La Rosaleda (1-2). Al igual que el ejército romano y sus reiterados tropiezos para alzarse con Numancia, el Málaga espera que la visita a Soria acabe en final feliz, con ese triunfo que apague el fuego y permita seguir creyendo en las opciones de ascenso directo. Los de hoy son tres de los 39 puntos que hay aún en juego.

Para ello el Málaga tiene que desvestirse para volver a hacerlo de nuevo, tiene que limar sus errores y volver por la senda que sí fue capaz de traducir en dinámicas ascendentes, en puntos que le ponían en la punta. La primera parte que realizó el equipo ante el Osasuna el pasado lunes fue un buen ejemplo de cuál es el camino a tomar, aunque la segunda mitad ensuciara lo mostrado con la remontada rojilla, gracias a Rubén García y Juan Villar. Los blanquiazules fueron capaces de amedrentar al equipo más consistente de la categoría durante esos primeros 45 minutos aunque la falta de puntería en los últimas metros sumada a la elección de malas decisiones supuso aquella derrota.

Sigue siendo mal endémico de este equipo en este tramo de la temporada la falta de gol. Preocupa, aunque sea tema tabú entre jugadores, el poco aporte goleador de los delanteros. Blanco Leschuk lleva desde finales de octubre sin ver puerta, curiosamente su última víctima fue el propio Numancia, en la primera vuelta. Aquel encuentro en La Rosaleda acabó 2-0 gracias al doblete del argentino, voraz en los albores del primer y segundo tiempo con un socio fugaz como Koné, que le asistió en los dos tantos. Seleznov todavía no ha aprovechado ninguna de las oportunidades que le ha ido brindando Muñiz y Jack Harper lleva desde enero con la pólvora mojada. Malos tiempos para ser delantero en Málaga.

El técnico gijonés recupera esta semana a Iván Alejo pero pierde a Javi Ontiveros. El vallisoletano entrenó con normalidad en la recta final de la semana y podría volver a la titularidad ante los numantinos. Recupera la chispa de éste pero pierde la del marbellí, quizá los dos jugadores más verticales que tiene Muñiz en sus filas. La sobrecarga del canterano en el cuádriceps, pendiente de evolución y pruebas, rompe de nuevo la buena dinámica del 17 blanquiazul. También podrá contar finalmente con Pau Torres, liberado para el partido por la RFEF. No se ha perdido ni un minuto el central.

Los jugadores realizan ejercicios en un entrenamiento. Los jugadores realizan ejercicios en un entrenamiento.

Los jugadores realizan ejercicios en un entrenamiento. / Javier Albiñana

El Numancia de López Garai quizá es uno de los más incómodos que puede sufrir el Málaga, sobre todo a domicilio. La clasificación dice que la irregularidad define a este equipo, que ha ganado uno de los últimos cinco partidos, aunque su juego sea vistoso con el balón. En Soria no estará Alain Oyarzun, el máximo asistente de este equipo, que se lesionó en el último envite ante el Tenerife.

Del juego de los numantinos es de lo que alertaba Juan Ramón Muñiz a sus jugadores en la rueda de prensa previa al envite, atención ante un rival que querrá ser protagonista ante los suyos para lo que pidió adaptación, esa que debe encontrar el equipo si quiere estar arriba en el mes de mayo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios