Málaga C.F.

Pellicer: "Si vamos al límite podemos conseguir cosas imposibles"

  • "Cuando más felicidad hay, como ahora, es cuando más alerta hay que estar", dice Pellicer en la víspera de recibir al Cartagena

Sergio Pellicer, en la sala de prensa de La Rosaleda. Sergio Pellicer, en la sala de prensa de La Rosaleda.

Sergio Pellicer, en la sala de prensa de La Rosaleda. / Málaga CF

Sergio Pellicer tendrá dificultades para completar una lista de convocados para jugar contra el Cartagena este sábado noche, pero el Málaga presentará un equipo competitivo. El técnico volvió a abogar por la calma, sobre todo en este momento de felicidad tras conseguir siete puntos en nueve partidos y con grandes victorias en Girona y Fuenlabrada.

Ganar en casa de nuevo es un reto para el equipo, que sólo ganó dos de los últimos 12 puntos posibles en su feudo. "Las estadísticas están ahí, ganamos más fuera. Cada partido es un reto, no hay una gran diferencia entre jugar fuera o en casa al no haber público. No hay nada de ventaja como antes. En nuestro estadio se alienta a nuestros jugadores y siempre lo hemos dicho, estaríamos con algunos puntos más de haber gente en La Rosaleda. Es un reto y tenemos la obligación de hacernos fuertes en nuestro estadio, encontrar dinámicas positivas. El fútbol cambia en 135 minutos, desde el 0-2 del Lugo. Somos los mismos del descanso de Lugo, queremos seguir mejorando. Necesitamos de todos los jugadores, me gustaría cortar la racha y sumar en nuestro estadio", decía el técnico malaguista.

"Me gustaría seguir prolongando esa dinámica positiva. La diferencia de un estado de forma, negativo o positivo, está en 135 minutos", insistía Pellicer: "Tras la primera parte de Lugo no nos encontrábamos cómodos, pero el equipo tuvo fe, alma y fútbol. Estos 90 minutos de Fuenlabrada, por las circunstancias y el rival, nos dieron fuerza. De manera individual competimos para el bien del colectivo. Se les ve felices en el campo y se tiene que prolongar. Nuestro presente es cada 90 minutos, cada partido es titánico, no hay un rival, salvo partido concreto por una situación, que gane fácil. Son pequeños detalles y mañana tendremos un partido tremendamente complicado. Mantenemos ese estado de felicidad, pero hay que estar preparados para todo. Es difícil sumar cada jornada".

Acerca del Cartagena y de la figura de Rubén Castro, decía Pellicer que "pretendo analizar al Cartagena de manera global. A los rivales se les analiza durante toda la competición. El Cartagena en octubre fue el mejor equipo de la Liga en siete partidos. Ahora lleva una racha distinta, en una dinámica de puntuación no adecuada al rendimiento en el terreno de juego. Con Rubén Castro, Gallar o Elady tienen mucho potencial ofensivo. Les está penalizando errores individuales muy puntuales. Es un equipo que hace siete jornadas estaba por encima nuestro. Cuando hay una mala dinámica se duda de todo el mundo. Tenemos experiencia, en la victoria nos sentimos huérfanos y con la victoria aparece todo el mundo. Cuando el equipo está así apela al compromiso. Espero un partido complicado y difícil. Tenemos que verles con el máximo respeto. Sumar estos tres puntos locales. Sentir ese estado de alegría y felicidad. Cuando un equipo está alegre y feliz nos pueden poner los pies en el suelo. Máximo respeto a su entrenador, nuestro futuro está en 90 minutos".

"Desde el primer día mantenemos un mensaje muy realista con el grupo, de mucha exigencia. Pero la idea nuestra es mirar cuanto más arriba posible mejor, pero es muy duro, no sabemos cuántos profesionales vamos a ser. Esta competición es la más larga, 42 partidos. Hay sanciones, lesiones, estados de forma. Hace posible que estemos competiendo la ayuda de los jóvenes. Tengo un parte de guerra que no ha podido entrenar esta semana. Saben lo que cuesta. Esa imagen del último gol en Fuenlabrada, de todos los jugadores que no jugaban en una piña, ese compromiso y esa humildad, pero sin olvidar de dónde venimos y de la afición tan exigente que tenemos. Que todos nos sintamos representados con el hambre y el trabajo. El trabajo no se negocia. Al límite podemos conseguir cosas imposibles, teniendo fe y con esa fortuna de tener jugadores sanos. Es el mensaje del día a día, de seguir. Que nadie desfallezca. Es insistir, trabajo y tenacidad", proseguía el entrenador castellonense.

¿Se puede mirar ya así al play off? "Aspiramos a mañana competir. Sumar tres puntos que nos hacen marcar esa distancia. No me voy a salir del discurso, esto es muy exigente", terciaba Pellicer: "Hay que valorar muchísimo lo que hace este grupo de jugadores. Es un rival muy complicado el Cartagena, que vendrá con el colmillo entre los dientes a quitar esa dinámica negativa. No renunciamos a nada, vamos a ver qué parte tenemos. Una continuidad, mirar más allá del partido siguiente sería un grave error por parte de la plantilla. Cuando ve que su equipo gana, no vamos a quitar la ilusión. Hace renacer y rejuvenecer. Nuestro discurso es ser exigentes e ir sumando puntos. Espero que no vengan esos momentos malos. Hay lesiones, sanciones, estados de forma, dinámicas. Estamos en alerta, más que nunca. El enemigo de un equipo es él mismo desde dentro. Tenemos claro el camino a seguir".

Por último, al ser cuestionado si su renovación también podría plantearse cuando se habla de contratos de jugadores, Pellicer decía que "es el momento de hablar del Cartagena. Cuando llegamos había lluvia y tormenta todos los días. Cuando nos vayamos, que sea con sol y arcoíris. El fútbol es rabiosa actualidad. Seguir creciendo como equipo, seguir creciendo colectivamente, es lo que me preocupa. Sabemos cómo funciona el fútbol. nos centramos en el día a día, el partido siguiente. Vamos a intentar que siga este estado de forma en el grupo, seguir sumando. Es muy pronto en esta trituradora es donde hay más ceses de entrenadores. Hay que estar más alerta todos".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios