Málaga C.F.

El devorador de sueños

  • "Marcar en La Rosaleda es increíble, ojalá pudiera parar el momento del gol para poder mirar a la gente", aseguró Harper, MVP del último partido

Harper celebra su gol al Rayo Majadahonda. Harper celebra su gol al Rayo Majadahonda.

Harper celebra su gol al Rayo Majadahonda. / marilú báez

Para Jack Harper era un objetivo vital. Después de marcar en Almería, su mente se trasladó a La Rosaleda. Imaginaba repetir escena pero en casa, con las pulsaciones multiplicadas por mil, sabiendo que los suyos estarían en el estadio. Y lo consiguió. Una barrera más que cae, un sueño que tachar de la lista.

Cada paso es un mordisco, cada mordisco una victoria. Se está asentando en el Málaga con juego, sudor y goles. La gente premia su buen hacer y le escoge como el mejor futbolista del último encuentro liguero. No merece menos.

"Es muy especial que la gente de mi ciudad grite mi nombre, es un honor", afirmó Harper

"Salimos enchufadísimos, tuvimos muchas ocasiones en los primeros veinte minutos y el gol hizo que ellos se reactivaran y estuviera un poco más igualado el partido. Por mi parte marcar en La Rosaleda fue increíble. El momento en que metes el gol es impresionante, ojalá pudiera pararlo para mirar a la gente, pero ya estás pensando en meter el segundo y ganar el partido. Para mí es muy especial, la gente de mi ciudad gritando mi nombre, mi familia en la grada, es un honor", aseguró Harper para los medios del club.

Después del tropiezo ante Las Palmas, el Málaga regresa a la senda de los triunfos. Todos saben que eso, hacerse fuerte como local, es algo esencial para lograr el ascenso. "Volver a nuestra casa, donde nos hacemos fuertes, y llevarnos los tres puntos para seguir con esta dinámica nos viene muy bien. Antes de empezar la temporada, todo el mundo firmaría esto. Si seguimos con esta dinámica haremos muchos puntos y estaremos arriba en la clasificación", afirmó.

Pero que nadie olvide que Harper es delantero y no se queda en el pasado. Ya está pensando en el futuro, que hace escala en Riazor. "Todos los equipos son complicados y al acabar este partido estamos pensando en el siguiente. La salida a Riazor, donde hay una gran afición y un equipo histórico allí, vamos a ver nuestro nivel y es donde tenemos que jugar nuestros partidos grandes", aseguró el futbolista, que se despidió mostrando gratitud hacia su afición: "Les doy las gracias por venir al estadio, esperemos que se llene en el siguiente y que ganemos todos los partidos en La Rosaleda".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios