Málaga C.F.

La frontera del 30 de junio

  • EL Málaga tiene siete jugadores que acaban su contrato en esa fecha

  • Los clubes no entienden que deban de prorrogar la vinculación para acabar la competición en verano

  • La AFE dijo que recurriría si hay prórrogas masivas

El Málaga hace oficial el fichaje de Aarón Ñíguez

El Málaga hace oficial el fichaje de Aarón Ñíguez / Javier Albiñana

El 30 de junio es una costumbre. Ahí concluyen los contratos del fútbol profesional, al compás del término de las temporadas. Sin embargo, los escenarios que se plantean para concluir la campaña 2019-20 extenderían la competición más allá de esa fecha y los jugadores se verían obligados a jugar en una fecha fuera de sus relaciones con los diferentes clubes. La Fifa ya anunció que no abrirá el periodo de fichajes en julio por lo que firmar a efectivos no tendría sentido. La Asociación de Futbolistas (AFE) comunicó hace un par de días que recurrirían una extensión de contrato masiva, y en la última reunión de clubes, éstos entienden que no deben de negociar una prórroga contractual con los jugadores porque se da por supuesto que los contratos están diseñados para cumplir una temporada y por eso se señala el 30 de junio como fin, porque es una fecha en la que habitualmente ya no se compite.

Así están las posturas de todas las partes implicadas en que el fútbol vuelva. Casi todas, faltaría el público y las autoridades sanitarias que deberán de guiar las posibilidades de organizar los partidos. El Málaga permanece tranquilo al respecto. “No debe ser algo individualizado, sino algo general. No es lógico que termine el 30 de junio. No creo que haya ningún jugador que después del 30 de junio quiera abandonar el proyecto en el que está e irse a otro equipo sin terminar el campeonato”, indicó al respecto Manolo Gaspar en Cope y añadió: “Si los hay se cuentan con los dedos de una mano. Va a imperar el sentido común y la gente querrá terminar lo que empezó en su día. La voluntad de los jugadores y el sentir del 95% va a ser esa. No creo que sea un problema”.

El Málaga cuenta con siete futbolistas que terminarían su relación contractual con el conjunto de Martiricos en el próximo mes de junio. Sadiku, Buenacasa, Aarón Ñíguez, Kellyan, Lombán, Luis Muñoz y Mikel Villanueva. Los dos primeros son las opciones para la delantera y ambos están cedido. Sadiku, propiedad del Levante ha sido una de las buenas noticias para el club esta campaña, es el máximo artillero con diez dianas y en más de una ocasión ha manifestado su vinculación al equipo y su agradecimiento a la afición. Si la competición retorna, es poco probable que no quiera acabarla con la elástica blanquiazul. Buenacasa llegó en el mercado invernal cedido por el Mallorca también hasta el final de la campaña y sólo ha disputado cuatro partidos en lo que va de curso. Aún inédito, Aarón fichó por el mínimo permitido por LaLiga estando sin equipo y todavía no ha debutado.

Los otros cuatro casos parecen más complicados: Luis Muñoz es canterano y cumple contrato a final de la presente campaña. Aunque tiene ofertas ya ha declarado que esperará a que el Málaga sepa en qué condiciones puede negociar con él de cara a la próxima campaña y si podrá inscribirle como profesional, ya que en la futura temporada no será un Sub-23.

Otro jugador de la cantera es Mikel Villanueva, de 27 años, con menos protagonismo que Luis Muñoz, el Málaga deberá de pensarse si cuenta con él y el zaguero está dispuesto a aceptar sus condiciones. Otro zaguero pero en una situación distinta es Lombán. Que el central y el club lleguen a un acuerdo dependerá de las opciones que tenga el equipo malacitano de manejarse en el próximo periodo de inscripción de jugadores.

Por último, Kellyan se ha estado alternando como guardameta suplente junto a Gonzalo y la escuadra andaluza deberá ponderar también si cuenta o no con él. Ninguno parece dispuesto a abandonar el barco si al final se decide concluir la competición más allá del 30 de junio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios