Previa y horario del Ponferradina - Málaga

Cuestión de tiempo (16:15)

  • El Málaga visita a la Ponferradina, primer rival de Pellicer como técnico blanquiazul

  • Con números y anhelos similares, el choque es un pulso por la zona tranquila

Sergio Pellicer, durante su debut como entrenador del Málaga contra la Ponferradina. Sergio Pellicer, durante su debut como entrenador del Málaga contra la Ponferradina.

Sergio Pellicer, durante su debut como entrenador del Málaga contra la Ponferradina. / javier albiñana

Un lío. A mediados de enero el Málaga no iba bien en la Liga pero estaba peor en los despachos. Echaron al entrenador agarrándose a un vídeo erótico filtrado a las redes sin su consentimiento y el técnico del filial agarró al equipo sin esperarlo demasiado, con un margen mínimo y una marabunta de ruido en torno al club. Debutó Sergio Pellicer como entrenador en Segunda en La Rosaleda contra la Ponferradina. 14 de enero. Ganó 1-0, diana de Antoñín. Gol al minuto de juego y 89 de incertidumbre. Al mes el canterano se vendió al Granada, el club estaba intervenido judicialmente y de aquella primera lista de convocados sólo hoy quedan cuatro futbolistas en el club.

La efeméride de su primera vez es difícil de olvidar, pero hoy el Málaga llega al Toralín y parece que ha pasado un lustro. Jon Pérez Bolo cuaja su tercer año seguido en el banquillo leonés y después de ascender con el equipo, firmar el último puesto de permanencia el año pasado y retocar algo el plantel este verano no acaba de carburar: tiene problemas cuando los partidos se le ponen en contra, suma cinco victorias y seis derrotas, no empata y de su estadio se llevaron los puntos equipos como Castellón, Cartagena y Sabadell. Mal negocio si no es capaz de devolver los golpes en la segunda vuelta y los recién ascendidos cogen vuelo en la tabla.

Si el año pasado Pellicer supo como devolverle el resultado de la ida a los leones, en esta oportunidad, Bolo necesita ganar en casa o la inercia del buen arranque de temporada desaparecerá y la zona tranquila se alejará. De momento, tiene dos puntos menos que los malacitanos, que también tiene problemas para puntuar cuando reciben goles en contra. La semana pasada, en Sabadell supieron como superar el empate de los locales y la victoria cerró su racha de dos envites seguidos sin puntuar y su mala costumbre de no devolver los golpes. Avanza.

Bolo tiene obstáculos para la sobremesa del domingo. La ventana de partidos internacionales obligará al técnico a cambiar a sus defensas centrales y retocar la zaga. Paris Adot puede volver a la titularidad y la defensa se recompondrá. Sus elogias en la previa a los andaluces después de analizar el juego y el esfuerzo de los blanquizules son un guiño media sonrisa. “El elogio debilita”, ha dicho en más de una ocasión Pellicer en la sala de prensa. Hoy no retocará demasiado su once titular.

Aunque tiene efectivos como Joaquín Muñoz por estrenar y otros como poco uso como el punta Orlando Sá, las buenas sensaciones del último choque piden continuidad en un plantel en el que los canteranos son una base extraordinaria sobre la que seguir construyendo y ahuyentando las malas costumbres que le dejan errores en la defensa a balón parado y un saco de goles en contra que mancha su buen expediente de inicio de temporada. Rahmani, Jairo y Julio para dos puestos en ataque con los dos primeros como máximos opositores. Rahmani puede ser la única novedad en la alineación.

En lo grueso de los números, ambos conjuntos se parecen: han ganado los mismos partidos, la Ponferradina ha marcado un gol más que los andaluces y recibido uno menos y están a dos empates de diferencia. Con ex malaguistas en sus filas, los leoneses quieren subirse a la buena ola clasificatoria que llevan el Málaga. Será un partido eléctrico, el miedo llegará si hay un gol, Otra batalla cerrada en Segunda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios