Sergio Pellicer, tras el Málaga CF-UD Almería Pellicer: "La victoria y la derrota nos deben durar 24 horas"

  • El entrenador analiza la derrota contundente frente al Almería en La Rosaleda

Sergio Pellicer, pensativo en la banda de La Rosaleda.

Sergio Pellicer, pensativo en la banda de La Rosaleda. / marilú báez

Se llevó un triunfo contundente la UD Almería de La Rosaleda. Mirando puramente los números, se trata de uno de los equipos que más brecha abrió con el Málaga esta temporada. Los de José Gomes dejaron el trabajo encarrilado en la primera mitad y terminaron en la segunda. Pero no se marchó descontento Sergio Pellicer, que volvió a pedir equilibrio. "Veo al grupo fuerte, lo veo fuerte. Tenemos que ser muy equilibrados, soy optimista porque ciertos jugadores no tuvieron ningún tipo de molestia y dieron un paso adelante. La victoria y la derrota nos deben durar 24 horas. El equipo ante cualquier adversidad siempre mira hacia adelante", aseguraba el entrenador blanquiazul. 

El duelo estuvo marcado por los dos fallos en salida de balón de los locales, que el Almería tradujo en goles de Robertone y Lazo. "Todo lo que nosotros sabíamos que no había que hacer en esa zona. Esos dos errores contra un rival que parece que nos habíamos cambiado, llevábamos el peso del partido. El equipo estaba bien, pero cometemos dos errores infantiles en situaciones que tenemos trabajadas, que intentamos jugar de lado a lado a la espalda del rival, que te penalizan ante un rival así. Estábamos haciendo un partido en la primera parte que era un partidazo ante este rival. Se lo dije a los chicos", reflexionaba el castellonense. 

"Luego lo volvimos a intentar pero con la velocidad que tienen te pueden hacer eso. Era meter un gol y nos metíamos. Con 0-3 cambia. Triste por el resultado, pero no va en función al desarrollo y al trabajo del mérito del equipo, indudablemente con mérito del rival por la calidad que tiene", aseguraba Pellicer, que insistía en que al paso por vestuarios el Málaga estaba en condición de pelear: "Con el 0-2 el partido estaba vivo. Tuvimos muchos acercamientos, no sé cuántos centros y llegadas hicimos. Ahí nos faltó esa tranquilidad y precisión. Transportamos la pelota a campo rival, de los partidos que más centros metimos. El rival protege bien los espacios y juega con el resultado y en el descanso hizo un cambio para proteger el centro del campo. Y ahí nos costó.  Estábamos a un gol de estar en el partido, lo dije en el descanso porque veía el trabajo del equipo. Pero no puedes cometer estos errores contra este tipo de rivales. Te penalizan muchísimo y te genera un desgaste a nivel físico, que intentamos apretar, pero sobre todo mental". 

En el resultado el tropiezo es duro y deja al Málaga casi en tierra de nadie. Pero no quiere Pellicer que el equipo malagueño pierda ese carácter competitivo. De puertas hacia afuera sus esfuerzos por ello son grandes. "Este equipo es ambicioso y queda muchísimo. Está la situación que por la situación de abajo queda muchísimo. Nos estamos jugando todo en cualquier situación. El resultado no va acorde al trabajo, competimos a mucho nivel. Contra este tipo de rivales cometemos esos errores que nos están penalizando. Tenemos que saber que tenemos que ir aún más al límite. Estoy tremendamente orgulloso del trabajo de los jugadores. En la primera parte en dos tiros hicieron dos goles. Delimitar eso ante este rival es difícil, genera mucho por su potencial", razonaba el entrenador local, que terminaba: "La motivación y la ambición del grupo es brutal, está dolido porque aquí en casa queríamos los tres puntos. Ambición hay mucha, ahora lo que más me preocupa es recuperar a los jugadores y mirar al Lugo. Estamos en estas 10 jornadas donde todos nos jugamos algo y nosotros nos estamos jugando muchísimo".  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios